Suspensión y terminación masiva de contratos en el transporte, denuncia SNTT, sindicato que ha tenido que “reinventarse”

Imagen de referencia tomada de Semana.com

Entrevista a Esteban Barboza, presidente nacional del SNTT, uno de los sindicatos más importantes del transporte en Colombia.

Los puertos del país trabajan hoy al 100% y vienen cumpliendo las normas de bioseguridad dictadas por las autoridades, el transporte urbano ya se reactivó en parte, pero el intermunicipal sigue cerrado y en una profunda crisis. Es el panorama del sector transporte colombiano hoy, en medio de la emergencia del coronavirus. Uno de los sectores más afectados por el confinamiento general.

Un sector que Estaban Barbosa, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de Rama, Servicios de la Industria del Transporte y Logística de Colombia (SNTT), ve crítico y preocupante por la ola de suspensión y cancelación de contratos en empresas de transporte urbano e intermunicipal, sin agotar otras soluciones menos drásticas que contemplan los decretos del Gobierno.

La Agencia de Información Laboral conversó con Esteban Barboza sobre el acontecer en su sector y el desempeño del sindicato en medio de la pandemia; sindicato que tiene presencia en varios subsectores, especialmente en puertos y en el transporte urbano y terrestre. Destaca especialmente lo que éste ha debido hacer para adaptarse y seguir activo en el confinamiento. No ha parado sus actividades, incluso a un ritmo más intenso y fructífero que antes de la pandemia, mediante el uso de herramientas virtuales.

Puedes leer:

¿En este momento cómo es la actividad en los puertos de Colombia?

Están trabajando al 100%, es uno de los sectores exentos de confinamiento. Desde el momento en que empezó la emergencia nuestra organización sindical tuvo la visión de recurrir al diálogo social con las empresas, que es punto que incluyen nuestras convenciones colectivas. Les pasamos carta a las 47 empresas con las que firmamos convención, nacionales y multinacionales. Solicitamos un compromiso de ellas para dotar a los trabajadores de los elementos de bioseguridad para continuar labores sin riesgo de contagio. Encontramos buena recepción en las Sociedades portuarias de Buenaventura y Barranquilla, y en Cartagena. Instalaron lavamanos, cabinas de desinfección, tapabocas, etc. Y logramos que unos 70 afiliados al sindicato, hombres y mujeres mayores de 60 años, o con hipertensión y diabetes, o en embarazo, se enviaran a confinamiento en sus casas para más seguridad. Buenaventura ha sido la excepción. Allá se presentó un caso de infección, ya aislado y controlado. No hay problemas por el momento en los puertos. Es el transporte intermunicipal y urbano el crítico.

¿Qué tan crítica está la situación en este sector del transporte?

Desde los primeros decretos ha estado en cuarentena, no fue incluido en la lista de exentos. Y desde ese momento las empresas suspendieron, y hasta terminaron los contratos de trabajo alegando fuerza mayor. No hubo diálogo social, a pesar de la carta que enviamos a la empresa sugiriendo otras alternativas. En cuanto a afiliados a SNTT, en Ibagué a unos 700 conductores les suspendieron el contrato, los mandaron para la casa sin salario ni cuota de subsistencia, de tres empresas: Transportes Los Galarza, Expreso Ibagué y Contrautol. En Popayán Transporte Libertad suspendió 120 contratos, en Bogotá la Cooperativa Cootrapensilvania suspendió 150, Transportes Girón, en Santander, 45 contratos suspendidos. Transportes La Estrella, Antioquia, 44 compañeros. El caso más indignante es el de Transcaribe en Cartagena, transporte masivo. La empresa quiso obligar a los trabajadores a laborar por el 50% del salario, que no alcanza a ser ni el mínimo vital, y como 44 compañeros no aceptaron, los despidieron.

¿Qué pasó en Transmilenio? el 30 de abril falleció un conductor confirmado con coronavirus.

Hay muchas denuncias de que los conductores y trabajadores del sistema no cuentan con los insumos para seguir los protocolos de cuidado, medidas de bioseguridad para el alto nivel de exposición que tienen. Que no tienen como lavarse las manos, gel, tapabocas, guantes y alcohol, no hay baños suficientes ni medidas de bioseguridad. Contrario a lo que ha señalado Transmilenio, las empresas de transporte del sistema no están brindando las condiciones mínimas de salubridad, cuidado e higiene en medio de la pandemia. Los trabajadores se quejan de que tienen que abastecerse de esos implementos con recursos propios.

¿Qué está haciendo SNTT en defensa de estos trabajadores suspendidos y las relajadas medidas de bioseguridad?

Todo nuestro equipo jurídico prepara y ha cursado demandas con tutelas, confiando en los últimos fallos de los jueces laborales, que han fallado a favor de los trabajadores. Esperamos que de esa forma la empresa levante las suspensiones de los contratos y paguen los salarios a los compañeros. Estamos hablando de más de mil trabajadores afiliados al sindicato con su contrato suspendido.  

¿Y qué está pasando en las empresas donde no hay sindicato?

Peor la situación. Imagínese lo que está pasando, si en las empresas que sí tienen sindicato hay suspensiones masivas. No solo les están suspendiendo el contrato, sino cancelando. Ahí es donde nosotros planteamos la importancia de contar con una organización sindical.

Te recomendamos:

A propósito de la organización sindical, ¿cómo está haciendo SNTT para funcionar en medio del confinamiento y la crisis laboral?

La misma semana que dictaron los decretos de emergencia y confinamiento, pagamos por la plataforma Zoom para comunicarnos y reunirnos por ahí. Nos estamos reuniendo todos los viernes a las 2 de la tarde, toda la junta directiva nacional, que somos 19 repartidos en las distintas regiones. Igualmente asisten los presidentes de las subdirectivas en los departamentos, más todo el equipo jurídico. Antes una reunión así la hacíamos cada mes, ahora por la emergencia sanitaria y laboral la hacemos cada ocho días. Y también las 18 subdirectivas están reuniéndose por Zoom a nivel regional. Tenemos un técnico que se encarga de resolverles los problemas de conexión y manejo de la plataforma.

Cree que este experimento obligado de trabajo en casa y uso de tecnologías virtuales, ¿va a cambiar el día a día y la operatividad de los sindicatos?

Las plataformas facilitan la comunicación y el trabajo en equipo en tiempo real, lo que es muy importante. Lo otro es que esta pandemia nos obliga a reinventarnos como organización sindical, porque ya sabemos que el mundo no va a ser el mismo en la pospandemia. Concluimos, por ejemplo, que tantos viajes que hacemos los dirigentes a las regiones, o de éstas a la capital, no son necesarios. Con plataformas como Zoom y otras que hay se pueden hacer reuniones de todo tipo virtualmente, y los resultados son los mismos, y hasta mejores; y en costos representa un ahorro grande. Los pasajes para el desplazamiento de los directivos y el equipo jurídico cuestan unos 8 millones de pesos al mes, virtualmente valen cero. Eso nos obliga a replantear nuestro funcionamiento como junta directiva de SNTT. La presencia de un dirigente nacional en una región no siempre es necesaria. La subdirectiva puede estar conectada por una plataforma.

Finalmente, ¿en qué condiciones de bioseguridad y costos económicos cree usted se podría abrir el transporte intermunicipal por carretera?

Podría ser que la ocupación de los vehículos fuera de al menos el 50%, porque el 30% como se ha estipulado para el transporte urbano no cubre la canasta de costos del viaje por carretera, no es rentable ese número de pasajeros. Y lo otro que se necesita es que las empresas transportadoras brinden a los conductores los elementos de bioseguridad necesarios y se garanticen las distancias. No pase lo de Barranquilla, donde el alcalde tuvo que suspender el servicio de Transmetro por sobrecupo, la gente apiñada como en tiempo normal.

También puedes leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: