«Colombia escogió la vacuna más cara y más difícil de aplicar» director de Cedetrabajo

Cedetrabajo es un centro de estudios económicos que analiza la coyuntura global y local. Llevan más de 40 años realizando con éxito este trabajo. Por estos días está comenzando un nuevo periodo como director Enrique Daza Gamba, quien es uno de los fundadores.

Con el director de Cedetrabajo conversamos sobre los retos que tienen este año, sobre las vacunas y el manejo que el gobierno colombiano le ha dado al tema. También le preguntamos sobre la posesión del presidente Joe Biden en los Estado Unidos y la relación de Colombia con el país del norte. Enrique Daza también nos habló de las posibles soluciones para la crisis agudizada por la pandemia.

Esta entrevista hace parte de una serie de conversaciones que publicaremos con líderes de ONG´s y de organizaciones sindicales sobre las perspectivas que tienen ellos para este 2021. No será un año fácil y para afrontarlo se requiere que la sociedad civil y las organizaciones sociales y políticas continúen con su papel de defensa de los menos favorecidos y de los derechos humanos.   

¿Cuáles son los retos de Cedetrabajo para este 2021?

El objetivo general de Cedetrabajo es defender el bienestar de la población, el empleo decente y la producción nacional. Ese objetivo tiene particularidades muy grandes en estos momentos de pandemia donde hay una crisis económica que se deriva, en parte de la pandemia y de una política gubernamental contraria a las mayorías, del bienestar de la población y al desarrollo de la producción nacional, entonces nuestro papel es seguir en lo mismo, en una situación particularmente grave.

¿Cómo ve la pandemia y su recrudecimiento en este inicio de año?

Yo creo que la imprevisión del gobierno nacional se ha puesto en evidencia. Por un lado, el sistema de salud sigue en un estado lamentable; durante el año no se han resuelto los problemas del sistema sanitario, no se le ha resuelto el problema del déficit a los hospitales y a las IPS, no se ha destinado suficientes recursos para las diferentes actividades que requiere el sistema sanitario. Pero por otro lado tampoco el gobierno ha sido generoso en dar las ayudas que requiere la población, tanto las empresas como las personas. El gobierno cree que estas ayudas son como una especie de regalo y en realidad son una forma de reactivar la demanda y con ello la economía.

Te puede interesar:

¿Cuál es la previsión frente a la movilización social este año?

Las razones para que la gente salga a la calle cada día son mayores, más numerosas, porque se está juntando el deterioro de las condiciones de vida, la pérdida de trabajo, el deterioro ambiental, la discriminación sobre las mujeres, la iniquidad social. Razones hay y hay muchas, ahora, que se dé la movilización depende de muchos factores, uno de ellos es la pandemia. El acuartelamiento producto de la pandemia ha debilitado la capacidad del movimiento social de pronunciarse. Yo pienso que en la medida que se vaya resolviendo el tema de la pandemia se irá incrementando la movilización social.

¿Qué piensa de la situación de la llegada de las vacunas, la incertidumbre que hay sobre el tema?

Yo pienso que ese es el ejemplo más claro de la improvisación. El gobierno ha dado toda clase de mensajes contradictorios; dijo que iba a empezar en enero, después que, a principios de febrero, después que ha mediados y ya dijeron que a finales. El problema real es que nunca se abordó un proceso serio, científico, neutral y pronto para escoger una canasta de vacunas, sino que el gobierno se amarró con unas cuantas empresas que hacían un buen mercadeo. El gobierno escogió la vacuna más cara, más difícil de aplicar, con más problemas logísticos, cuando en el mundo hay una canasta como las vacunas rusas, chinas, las de la India y el gobierno no abordó seriamente este proceso de definición, eso llevó a retrasos absolutamente brutales.  En este momento estamos sin claridad si se han prometido, comprado, se han hecho convenios y en que condición. Vamos a terminar aplicando la vacuna de Pfizer que ya está incumpliendo sus convenios en muchos países porque hizo compromisos más allá de sus posibilidades productivas, entonces la vacuna más demorada y con más dificultades para su aplicación por las temperaturas que se debe mantener es a la que le apostó el gobierno. Ahora están tratando de buscar a última hora, cuando ya está el mercado saturado.

Sobre las intenciones del gobierno de adelantar reformas, ¿Qué piensa de la reforma tributaria por ejemplo?

El problema es que la reforma tributaria que el gobierno está planteando es una reforma regresiva que busca eliminar los beneficios del IVA, o sea unificar el IVA por arriba, no eliminar los beneficios de renta que tienen las grandes empresas. Tiene un problema adicional y es que los efectos no se verían este año sino el año entrante, entonces, como solución es una cosa ineficaz.

¿Y qué decir sobre las reformas labores y pensionales?

Sobre las reformas laborales y pensionales ya el gobierno había dejado clara sus intenciones. Estas parten de la idea de que el obstáculo para el crecimiento de la economía son los salarios o las garantías laborales de los trabajadores cuando en realidad los obstáculos para el crecimiento de la economía son los altos costos de producción, de energía, de transporte, y de los préstamos. No está resolviendo las causas de la crisis de la producción.  Recurren a una vieja receta que ya se ha aplicado muchas veces y es que disminuyendo los salarios va a aumentar el empleo, llevamos 20 años aplicando esa teoría y no aumenta el empleo.  

Te puede interesar:

Este año se viene también el inicio de las campañas electorales del 2022, ¿cuál debe ser el papel de organizaciones como Cedetrabajo?

Yo pienso que nosotros debemos influir en que la agenda del movimiento social forme parte de la agenda de los candidatos. Que los temas que afectan a los trabajadores y a la población pobre y discriminada sea parte de la agenda, o sea, que se le dé importancia, a estos problemas sociales. Lo mismo la agenda productiva, yo creo que ese sería el papel nuestro.

¿Cómo ve la situación internacional, principalmente con el cambio en Estados Unidos, eso le sirve o no a Colombia? ¿Qué piensa usted?

En Estado Unidos y en el mundo entero la gente ha expresado su satisfacción, no tanto por la victoria de Biden, sino por la derrota de Trump. Todo el mundo conoce a Trump y sabe que ha suscitado polarización y odios, un personaje completamente deschavetado y ha generado el repudio general de la opinión democrática, en cambio a Biden, no hay una aceptación, más bien hay un desconocimiento de lo que representa. Los que hemos estudiado el tema sabemos que Biden es una especie de reedición del gobierno de Obama, de hecho, la mayor parte de los altos dignatarios que ha nombrado en los ministerios claves son personas que han colaborado con Obama e incluso con Bush, entonces la agenda de Biden es una agenda en lo fundamental, bastante conservadora, digamos hacia el centro y más hacia el centro derecha.

Hay que esperar que se manifieste con toda claridad en los primeros días en los que Biden tendrá que abordar algunos problemas muy urgentes que hay en Estado Unidos como es el tema de desempleo, la paralización de los negocios, etc, seguramente va a estar muy enfocado a resolver esos problemas, pero con el tiempo se irá viendo cuál es su naturaleza.

Para Colombia, tenemos un problema y es que a pesar de que en Colombia ha habido una relación bipartidista de los gobiernos con Estado Unidos, el Gobierno de Duque se alineó con Trump y eso dificulta las relaciones bipartidistas, no es que las relaciones bipartidistas hayan sido muy satisfactorias para Colombia, el hecho de ser bipartidistas no garantiza de que sean buenas, pero de todas maneras si garantiza de que Colombia no forma parte del debate interno de Estados Unidos.

Por lo demás yo pienso que Biden va a mantener una continuidad en la política; que es fortalecer la presión para la internalización de las políticas neoliberales en todos los campos, mantener los tratados de libre comercio y profundizarlos, acudir a un tema clave; la lucha contra el narcotráfico a través de la acción militar represiva. También le pondrá obstáculos menos bruscos o menos groseros, que los que puso Trump a los inmigrantes, pero obstáculos, al fin y al cabo, recuerden que Obama fue llamado en su momento, cuando salió con una muy baja popularidad, el gran deportador, el gobierno de Obama deportó más inmigrantes que el gobierno de Trump.

Finalmente, ¿que se debería hacer para contrarrestar la crisis económica agudizada por la pandemia?

Primero que todo la crisis no la ocasionó la pandemia. Antes de la pandemia ya había graves síntomas de crisis económica; una disminución de la producción agraria e industrial, un crecimiento sostenido del desempleo, un aumento en la informalidad y en la pobreza, en realidad esos síntomas los había, lo que hizo la pandemia fue agravar esa situación que venía alargándose por razones estructurales de la forma como funciona el país.

Ahora, que se debería hacer: primero que todo el gobierno tiene que destinar recursos a la ayuda directa de las personas que no reciben ingresos, tanto los empleados como los desempleados, los pobres, todo el mundo. Colombia es uno de los países que ha dedicado menos proporción de su Producto Interno Bruto a atender esta problemática, en los países de Europa, incluso de América Latina, hay gobiernos que han destinado más del 10% de su PIB a satisfacer las exigencias de la población, Colombia no pasa del 3%.  Esos recursos no solamente deben ir a los trabajadores y trabajadoras sino a salvar las empresas y para destinar esos recursos el gobierno tiene una serie de fuentes diversas a las cuales se podría acudir como es por ejemplo eliminar los grandes beneficios que tienen unas pocas empresas en el sistema tributario, endeudarse con el emisor, hacer una emisión de dinero, hacer una reforma fuerte del sistema de salud, pero sobre todo inyectándole recursos, garantizando los derechos del personal de la salud. Pero también debería defender la producción nacional, la soberanía alimentaria, por ejemplo, uno de los sectores que más se ha visto afectado en esta época han sido los campesinos, como es el caso de los productores de papa, de maíz,  de arroz, que no tiene demanda, entonces han bajado los precios, se les han quedado almacenadas sus cosechas y el gobierno en lugar de facilitar el aumento de la demanda para que haya compras de ese tipo de productos lo que ha hecho es dar, de una forma muy limitada, unas ayudas.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: