Orlando Rueda, un trabajador al que Indupalma liquidó estando enfermo

Imagen de referencia tomada de esan.edu.pe

Indupalma liquidó a Orlando Rueda desde enero del 2020. Orlando trabajaba directamente con la empresa desde 2010, allí se desempeñaba como supervisor. Además, es integrante del sindicato Sintraproaceites y en 2016 se postuló para ser parte de la junta directiva de la Seccional San Alberto.  En esta elección quedó como secretario de la organización y según él, por eso fue su liquidación.

A pesar de que la empresa se declaró en liquidación voluntaria desde octubre de 2019, aún continúa pagándole salarios a más de 100 trabajadores. Pero a Orlando Rueda no, a él lo liquidaron de manera irregular después de no aceptar el trato que la empresa le propuso. Y él no aceptó porque tiene varios procesos médicos en camino; problemas en un oído, problemas de estrés, enfermedad de Quervain y secuelas en una rodilla de un accidente laboral en 2014.

Indupalma envió a Orlando Rueda a vacaciones en el mes de enero de 2020. Apenas se terminó su periodo él llamó a la empresa a preguntar cuál sería su futuro y la respuesta fue que debía seguir en la casa. Cuando fue a cobrar su salario a las oficinas del banco, le dijeron que había un cheque a su nombre, nada más. Después de varias consultas él decidió reclamar el cheque, pues necesitaba su sustento.

Presentó una tutela alegando que no podía ser despedido porque estaba enfermo, pero el juez no se la concedió. De paso, llegó la pandemia y la EPS le suspendió los procedimientos médicos que tenía programados. Su salud se ha seguido deteriorando cada día más, un ejemplo de ello es que siente un ruido constante, casi insoportable, en su oído, esto se debe al daño que le causó trabajar durante más de un año con una motosierra tumbando las plantas de palma improductivas. 

Nunca le ha firmado a Indupalma el documento donde está su liquidación. Pues la empresa de mensajería no ha llegado en momentos en que él se encuentre en su casa. En dos ocasiones ha ido cuando él ha estado haciendo diligencias. Orlando no sabe que fue y cómo lo liquidaron y la empresa tampoco le ha dado información al respecto por otro medio.

Puedes leer:

Las causas para liquidar a Orlando Rueda

Orlando no era alguien que se interesara mucho por estar en la junta directiva del sindicato. Por un lado, no le veía la importancia ya que se sentía bien representado en sus compañeros y por otro sabía que necesitaría de mucho compromiso estar ahí. Sin embargo, en el 2016 se postuló y lo eligieron para que fuera directivo. Le tocó el cargo de Secretario General de la subdirectiva de Sintraproaceites San Alberto.

Entre las muchas funciones que tenía estaba la de acompañar las investigaciones que el Mintrabajo le realizaba a la empresa desde el 2010 por tercerización ilegal. En 2017, a raíz de las pesquisas hechas por el Ministerio, le impusieron una sanción a Indupalma por casi tres mil millones de pesos. Esta sanción no cayó nada bien en las directivas de la empresa.

Esa sanción hizo que muchos trabajadores tercerizados de Indupalma se organizaran e hicieran una huelga en enero del 2018. Las repercusiones para Indupalma fueron varias, pues fuera de la multa le tocó enfrentar la huelga y negociar con los cerca de mil trabajadores que tenía tercerizados a través de SAS. Y uno de los artífices de eso fue Orlando, quien hacía parte activamente de la junta directiva.

Orlando Rueda cree que una de las principales razones para que lo hayan despedido fue esa; que él y sus compañeros hacían parte de la junta durante la cual se dio la sanció. Él sabe que no hubo una mala actuación por parte de la organización, pero cree que la empresa tenía motivos para “vengarse” de él y despedirlo ahora cuando estaba enfermo, aprovechando la liquidación voluntaria a la que se sometió la empresa.

Te puede interesar:

La situación actual

Por la pandemia las citas médicas que tenía programadas se detuvieron. Cuando se reactivó nuevamente la atención ya los exámenes no servían y le tocó volver a comenzar el proceso; consulta con médico general para que este lo remitiera al especialista y nuevamente le diera la orden para los exámenes.

En eso está actualmente. Por estos días le están haciendo varios exámenes de las patologías que sufre. Los problemas físicos, por suerte, no han empeorado, han estado estables, pero el estrés de no saber lo que el futuro laboral le depara, no lo deja tranquilo.

Orlando también ha conseguido asesoría de abogados especializados en su caso, primero los de la organización sindical y ahora otros que se están encargando de apoyarlo.  Sabe que tiene la razón por que la empresa no debió despedirlo ya que él estaba enfermo y esas enfermedades son fruto del trabajo que realizó para Indupalma durante más de 10 años. Por eso seguirá batallando para que su caso no quede impune y la empresa le pueda reconocer lo que le corresponde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: