La IPS Génesis cerró sus puertas y deja sin trabajo a 700 trabajadores de la salud en plena crisis sanitaria

Foto Ferney Jaramillo

La IPS Génesis dejó de prestar sus servicios el pasado 30 de abril, dejando en la total incertidumbre a 700 trabajadores que laboraban para esta red de centros médicos en Medellín. Aún no les han comunicado oficialmente la terminación de sus contratos, pero les deben tres meses de salario.

A estos trabajadores el pasado 27 de abril les llegó una carta firmada por Luis Bayron Gil, gerente de la IPS Génesis, para notificarles que la EPS Medimás había cancelado todos los contratos que tenían con esta IPS, y que a partir del 1° de mayo otro sería el prestador. Asimismo, les anunció que la asamblea general de la IPS Génesis se reuniría para tomar decisiones.

Esta IPS venía en crisis desde hace varios años. En el 2017 empezó a atrasarse en el pago de salarios, también recortó personal y cerró algunas sedes. De tener 1.300 trabajadores, pasó a 700.

A pesar de los múltiples esfuerzos hechos por los trabajadores y sindicatos para solucionar la situación, el irrespeto a los derechos de los trabajadores ha sido una constante en la IPS Génesis en los últimos años. Al no pago de salario se suma el no pago de seguridad social y las liquidaciones de ley a quienes renunciaron o fueron despedidos.

Puedes leer:

Qué dicen los sindicatos de la IPS Génesis

Para Wilson Sánchez, presidente de Asintrans, organización sindical de IPS Génesis, lo que se ve en la entidad ya es conocido por los trabajadores de la salud. En muchas ocasiones las IPS quiebran e inmediatamente aparecen otras con distinto nombre, dejando a los antiguos trabajadores en la calle. Se ha comprobado que los dueños de la IPS que se liquida, resultan ser los mismos de la nueva IPS que entra. La diferencia es que lo hace con personal nuevo. Y a los trabajadores antiguos les queda muy difícil cobrar los dineros adeudados.

Pese a todas las advertencias, desde el septiembre pasado la IPS Emma empezó a operar la sede de San Diego en Medellín con los mismos equipos de la IPS Génesis, lo que hizo sospechar a las organizaciones sindicales de la táctica que se cocinaba: debilitar a la IPS Génesis para fortalecer la otra, dice Wilson Sánchez.

“Hemos hecho denuncias en todos los órganos de control: Procuraduría, Defensoría, Contraloría, en todas partes hemos denunciado la violación de los derechos de los trabajadores, pero no ha servido para que las autoridades hagan algo”, dice Sánchez. 

Y a la EPS tampoco le importa cómo trata la IPS a sus trabajadores”, agrega. Medimás, quien contrataba con la IPS Génesis, dijo que terminaba el contrato por incumplimiento administrativo, pese a las alertas reiterativas, y a que la EPS siempre manifestaba estar al día en sus pagos con la IPS. Otra razón para sospechar del atraso con los salarios.

“La EPS ha pagado puntualmente a la IPS los dineros, y ésta ha desaparecido los recursos y no nos ha pagado a los trabajadores”, concluye Sánchez.

Por su parte, César Hoyos, presidente nacional de Unitracoop, otra de las organizaciones sindicales con presencia en la IPS Génesis, dice que en los últimos 15 meses, aparte de reducir en 600 el número de trabajadores, la IPS no les pagan la seguridad social a los 700 trabajadores que quedaron, y así por el estilo hay muchos incumplimientos.

Reitera Hoyos que no entiende el motivo por el cual no les pagan. Asegura que en la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud aparecen giros por 5.744 millones de pesos a la IPS Génesis. “No hay coherencia, no concuerda la información porque la nómina de nosotros no vale tanto”, dice Hoyos.

De igual manera German Reyes, de Asmedas, en un video subido a Youtube coincidió con los presidentes de las otras organizaciones sindicales.

“Creemos, y eso tienen que investigarlo las autoridades, que están amangualados Medimás y la IPS Génesis para mutar. ¿Qué significa eso? Que los mismos enfermos que atendía Génesis los atiende la otra empresa de papel, y así dejan sin salarios y sin trabajo a un grupo de trabajadores”, dice Reyes en su declaración.

Te puede interesar:

Falta de transparencia en la administración

Al día de hoy lo trabajadores de IPS Génesis no tienen nada claro. No saben si les terminarán el contrato, o si los volverán a llamar para trabajar. Y todo eso bajo la crisis sanitaria y económica en que está el país por cuenta del coronavirus.

El pasado 30 de abril Luis Bayron Gil, gerente de la IPS Génesis, en una videoconferencia con los trabajadores les dijo que la entidad había tomado la decisión de someterse a un proceso de liquidación voluntaria, y que en próximos días solicitarían los permisos correspondientes para ese procedimiento.

Pero el gerente Gil no les aclaró nada, no explicó cuándo se reuniría la junta directiva de la IPS para acordar el paso a seguir, y tampoco les dijo a los trabajadores cuándo les pagaría lo adeudado. Muchos de ellos esperaban parte de lo adeudado este martes, en vano.

Mientras tanto, la EPS Medimás ya consiguió quien atendiera a sus pacientes. En un comunicado dado a conocer por Blu Radio dijo que Sumimedical y Emma atenderían a los pacientes de la IPS Génesis en el departamento de Antioquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: