Crimen del profesor Jesús Ramiro Zapata fue declarado de lesa humanidad

Jesús Ramiro Zapata era educador en el municipio de Segovia y fue asesinado el 3 de mayo del año 2000. Zapata era presidente del Comité de Derechos Humanos del municipio para el momento de los hechos. Este comité denunciaba las masacres en esta población y la expansión del paramilitarismo en la región del Nordeste antioqueño.

Recientemente la Fiscal 69 Especializada de la Dirección Especializada contra Violaciones de Derechos Humanos declaró que el homicidio perpetrado contra Jesús Ramiro Zapata constituye un delito de Lesa Humanidad. Con esta determinación, el delito no prescribe y permite que más adelante se pueda averiguar por los responsables de la muerte del profesor, que además era sindicalista e integrante de Adida.

Jesús Ramiro era uno de los últimos integrantes del Comité de Derechos Humanos que quedaba con vida. Los demás habían sido también asesinados por las denuncias que hacían contra los paramilitares de la zona. Entre las acusaciones que hacían estaban las implicaciones que tenían los grupos paramilitares con las fuerzas armadas del estado en la región.

Miembros del ejército pertenecientes al Batallón 47 de la XIV brigada señalaban a Jesús Ramiro Zapata y a sus compañeros de insurgentes y terroristas. A raíz de eso, fue objeto de amenazas, seguimientos, desplazamiento forzado y montajes judiciales. Todas esas situaciones hicieron que la CIDH le solicitara al Estado colombiano medidas urgentes para protegerle la vida. Esa determinación fue el 11 de febrero de 1998, pero estas medidas cautelares no alcanzaron a llegar.

Ese 3 de mayo del año 2000, dos sujetos armados llegaron hasta un establecimiento comercial donde se encontraba Jesús Ramiro Zapata. Allí le dijeron que lo estaban buscando, lo montaron a un taxi y se lo llevaron. Luego apareció con varios impactos de bala en un sitio denominado “El Charco de las Brujas.”

Puedes leer:

Lo que significa la determinación de la Fiscalía en el caso de Jesús Ramiro Zapata

Yessika Hoyos, integrante del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo se refirió a la determinación de la Fiscalía. Ella había solicitado que el crimen de Jesús Ramiro Zapata fuera declarado como delito de lesa humanidad.

La abogada dice que el crimen del profesor Zapata no se debe ver de forma aislada sino como parte de todos los crímenes contra los sindicalistas. Así las cosas, con la determinación de la Fiscalía queda claro que el crimen no fue aislado, sino que hacía parte del contexto de persecución y violencia que había contra los defensores de derechos humanos de la región.

Desde el Colectivo José Alvear Restrepo también saludaron la decisión de la Fiscalía. Lo hicieron a través de un comunicado que compartieron en su página web asegurando que los crímenes contra los defensores de derechos humanos ofenden al conjunto de la sociedad. “Esperamos que, de conformidad con los estándares internacionales de investigación de los crímenes cometidos en contra de Defensores de Derechos Humanos, el Estado colombiano esclarezca la participación de la Fuerza Pública, la identidad de los determinadores o autores intelectuales y de los autores materiales quienes, tras 20 años, aún se encuentran protegidos por el oscuro velo de la impunidad.” Dice la comunicación de la organización defensora de derechos humanos.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: