“Defendamos la Paz” envió carta al Papa con motivo de dos años de su visita a Colombia, le solicita sus buenos oficios

En carta fechada este 9 de septiembre en Bogotá, el Movimiento Defendamos la Paz, del cual hacen parte los miembros del equipo negociador del Gobierno Nacional en los diálogos de la paz con las FARC, así como otras importantes personalidades y organizaciones políticas y sociales del país, la ENS, Viva la Ciudadanía y la CUT entre éstas, envió un mensaje al Papa Francisco como recordatorio de la visita apostólica que realizó a Colombia entre el 6 y el 10 de septiembre de 2017, y además en conmemoración del Día Nacional de los Derechos Humanos.

“En esta hora decisiva creemos necesario, Santo Padre, solicitar sus buenos oficios para velar por el Acuerdo y el proceso de paz, amenazados hoy desde distintos flancos”, dice la carta en su encabezado. Amenazados por el incumplimiento de la implementación de lo pactado en el Acuerdo y la desprotección de las personas que lideran la defensa de la Paz y los derechos humanos en los territorios, y de los desmovilizados que dejaron las armas.

Mencionan que en su visita hace dos años el Sumo Pontífice dijo: “Este viaje se hizo para llevar la bendición de Cristo, la bendición de la Iglesia, al deseo de vida y de paz que desborda el corazón de esa nación” (Audiencia general, 13 de septiembre de 2017).

Y recuerdan que en una de sus homilías apeló a la conciencia moral y al deber con las víctimas, cuando dijo: “Las heridas hondas de la historia precisan necesariamente de instancias donde se haga justicia, se dé posibilidad a las víctimas de conocer la verdad, el daño sea convenientemente reparado y haya acciones claras para evitar que se repitan esos crímenes” (Homilía en área portuaria de Cartagena).

Puedes leer:

En su misiva, Defendamos la Paz se presenta ante el Pontífice como un movimiento que representa un liderazgo político y social que en Colombia propende por la protección de la vida, por la verdad de los hechos, las responsabilidades dentro del conflicto violento, y por el proceso de transición y reconciliación. Es un colectivo convencido de que estos objetivos solo serán posibles con la salvaguarda y la implementación integral del Acuerdo de Paz.

La hora actual es inmensamente dolorosa por los asesinatos sistemáticos y selectivos de lideresas y líderes comunitarios, de exguerrilleros amparados por el Acuerdo de Paz, y las acciones violentas contra soldados y policías, señala Defendamos la Paz en su carta al Papa Francisco. Una hora que requiere distensión y un clima social y democrático en todo el territorio como el ambiente necesario para implementar los acuerdos y avanzar esperanzados hacia una Colombia con solidez interna y firme apoyo de la comunidad internacional.

En su clamor, el Movimiento Defendamos la Paz lo hace bajo el entendido de que la Iglesia Católica es un “escudo y refugio humanitario, luz y guía que facilita el encuentro, el diálogo y los pactos, y denuncia aquellos poderes que afectan la dignidad humana y la integridad ambiental”. A ese respecto, agrega:

“Desde sus comunidades en los territorios hasta sus organismos en el país y en América Latina y Caribeña, la Iglesia Católica tiene la fuerza espiritual de vida victoriosa y reconciliada para jalonar y acompañar procesos, con pasos concretos, hacia la paz común, el bien común y el cuidado de la casa común”.

En otro aparte manifiesta la esperanza de que se sigan creando espacios que nos ayuden a superar el vacío actual del diálogo de paz entre las fuerzas políticas de gobierno con la oposición; entre la legalidad estatal y la subversión vigente; y, sobre todo, entre el Gobierno y las fuerzas populares y organizaciones sociales y étnicas que anhelan acuerdos humanitarios y procesos participativos e incluyentes

Asimismo, propende por la búsqueda de una paz completa e integral que incluya al ELN, y que “sincronice las voluntades y articule los espacios en las dinámicas territoriales y estatales, sin desconocer el apoyo y acompañamiento permanente de la comunidad internacional y las relaciones pacíficas con todos los países de la región”.

Al final agradece a Su Santidad todo lo que ha hecho y propiciado en Colombia, y su ayuda en la búsqueda de una salida política de ese conflicto armado “tan violento y cruel” que se instaló en nuestra cultura e historia.

Suscriben la carta

Todo el equipo negociador del Gobierno Nacional en los Diálogos de paz con las FARC en La Habana: Humberto De la Calle, exjefe del equipo negociador y exvicepresidente de la república; María Ángela Holguín, excanciller; Juan Fernando Cristo, exministro del interior y exnegociador de paz con el ELN.

Aparecen también las firmas de los exministros de defensa Luis Carlos Villegas y Rafael  Pardo; Frank  Pearl, exalto comisionado para la paz; los senadores Roy Barreras, Partido de la U; Pablo Catatumbo, Julián  Gallo y Victoria Sandino senadores por el Partido delas FARC; Marcos  Calarcá, representante a la Cámara; Rodrigo Londoño Echeverri, presidente del partido FARC; Pastor Alape, representante de este partido FARC ante el Consejo Nacional de Reincorporación; y los dirigentes Rodrigo Granda y Sergio Marín.

También firman la misiva al Papa Francisco los asesores jurídicos del equipo negociador del Acuerdo con las FARC, Enrique Santiago, Diego Martínez y Mauricio Rodríguez Múnera; como también José Noé Ríos, exnegociador de paz y exviceministro; Clara López Obregón, exministra de Trabajo; María Alejandra Villamizar, periodista; Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali; Socorro Ramírez, exprofesora de la Universidad Nacional; Juan Mayr Maldonado, ecologista y exministro de Medio Ambiente; Álvaro Leyva Durán, exministro y exconstituyente; y el senador por el Polo Democrático, Iván Cepeda, entre muchos otros.

Lea la carta completa aquí

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.