Al presidente de Sintraimagra Cumaral le niegan permiso sindical para después despedirlo

(Imagen: cortesía)

La política antisindical de Unipalma de los Llanos, una de las empresas más grandes de la agroindustria de la palma en el departamento del Meta, cobró la cabeza de José Orlando Peña,  presidente de Sintraimagra Seccional Cumaral, sindicato de industria de esta empresa, quien fue despedido a pocos días de iniciarse la negociación de la convención colectiva.

Según Unipalma, el despido de Peña obedeció a una presunta grave falta de éste, por tomarse los 5 días de permiso sindical (a los que por convención tenía derecho) para asistir a la Asamblea Nacional de Delegados de Sintraimagra en representación de la Seccional Cumaral, evento que se cumplió entre el 26 de febrero y el 2 de marzo en Bogotá.

Según explicó Peña a esta Agencia, con once días de antelación el sindicato solicitó permiso por los 5 días para asistir a dicha asamblea, pero solo les fue concedido a Pedro Gutiérrez y Cristóbal Mora, vicepresidente y tesorero respectivamente. A Peña, que es el presidente, solo le concedieron un día. Así que, dada la importancia de la asamblea de delegados, pues se citó para elegir la nueva mesa directiva de Sintraimagra Nacional, Peña optó por tomarse los 5 días, hecho por el cual la empresa lo llamó a descargos y lo despidió el pasado 11 de marzo. Argumentó que su ausencia causó parálisis en la operación de la empresa y traumatismos en la producción.

Pero para Peña tal argumento no corresponde con la realidad ni al contexto de lo ocurrido. Se trata de un despido ilegal –afirmó– porque la citación a descargos no cumplió lo que estipula el reglamento interno, la convención colectiva y el debido proceso. Como tampoco se le presentó con antelación el detalle de las supuestas faltas que cometió y así poder preparar su defensa.

Es una especulación que a la empresa le sirve de pretexto para imponerme la sanción”, indicó Peña. Aseguró que los cargos que se le formulan no cumplen con los requisitos de tiempo, modo y lugar, ni la empresa le presentó las pruebas que demuestran la afectación que su ausencia le causó; ni la relación de causalidad entre su ausencia y el eventual daño.


“Yo lo veo como el interés manifiesto de perjudicar la actividad sindical y la organización, con una actitud antisindical de desconocimiento flagrante de la Constitución Política y artículo 200 del Código Penal

“Yo lo veo como el interés manifiesto de perjudicar la actividad sindical y la organización, con una actitud antisindical de desconocimiento flagrante de la Constitución Política y artículo 200 del Código Penal”, señaló Peña, quien considera que se trata de una represalia de Unipalma por las denuncias que en los últimos años el sindicato ha hecho por intermediación laboral ilegal y tráfico de trabajadores. Esto porque rechaza la mano de obra local para traer trabajadores de otras partes del país mediante empresas temporales y engaños.

En un comunicado emitido ayer, Sintraimagra y la CUT denuncian el despido de Peña como un hecho violatorio del derecho de asociación y libertad sindical que contemplan los artículos 25, 38, 39 y 53 de la Constitución Nacional, y de los convenios de OIT ratificados por el Estado colombiano. Así como del Plan de Acción Laboral Obama-Santos, que postula el sector palmero como uno de los 5 sectores priorizados para la aplicación de este Plan.

Con 23 seccionales en todo el país, Sintraimagra es un sindicato de industria que agrupa a los trabajadores de la industria de la alimentación y la agroindustria. En el sector palmero del Meta tiene dos seccionales: la de Villavicencio, que agremia trabajadores de las empresas Manuelita y La Cabaña; y la seccional Cumaral, en la empresa Unipalma, de la cual José Orlando Peña es su presidente.

Puedes leer: Una mirada al sindicalismo palmero en el Meta

Antisindicalismo rampante 

“Con las empresas palmeras la lucha es dura por la cerrada  política antisindical que manejan. No respetan la ley laboral ni el derecho de asociación, nos niegan los permisos sindicales, nos arrancan las carteleras. Pero nuestro deber es defender a los trabajadores, y en esa tarea estamos”, afirmó Peña.

Recordó cómo desde el año 2002, cuando Unipalma dejó de ser propiedad de la multinacional Unilever y quedó en manos de empresarios colombianos, empezó el ataque contra la organización sindical. Mediante una maniobra con su sindicato de base, de tinte patronalista, logro desmontar 19 puntos  de la convención colectiva y reducir al máximo su membrecía. La seccional Villavicencio quedó solo con 6 afiliados, y la de Cumaral con 3.

En 2016 se reactivaron ambas seccionales para defender lo que quedaba de los derechos laborales de los trabajadores palmeros del Meta. Hoy la Seccional Villavicencio (empresas Manuelita y La Cabaña) tiene 300 afiliados; y 53 tiene la de Cumaral.

En el mes de abril esta seccional iniciará la negociación de su convención colectiva, la cual José Orlando Peña vaticina que va a ser difícil, dado que la empresa demandó la convención actual y ha hecho movimientos con el sindicato de base para firmar una convención amañada. “Es lamentable, pero es lo que hay”, señaló.

Entre tanto, dijo, Sintraimagra apelará la decisión de su despido y lo secundará en la preparación del proceso de levantamiento de su fuero sindical, proceso que cursará en un juzgado laboral.

Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.