“Primero la vida, después la deuda”, plantean líderes políticos de África y América Latina

Imagen de referencia tomada de Yahoo.com

Aquí puedes leer las razones de los líderes políticos de África y de América Latina para exigir la condonación de la deuda externa.

Por: Carlos Julio Díaz Lotero-Analista ENS

El pasado 19 de marzo, los Ministros de Finanzas de África realizaron una reunión virtual con el propósito de coordinar acciones y establecer estrategias comunes para hacer frente a los impactos sociales y económicos de COVID-19.

En la declaración dicen que, de hecho, ya venían rezagados en la financiación para alcanzar las metas de los ODS de la agenda 2030, lo que se agravara por la contracción económica a causa de la pandemia, que para el 2020 será de 2 a 3 puntos porcentuales.

Los Ministros consideran que África necesita un estímulo económico de emergencia inmediato por US$100 mil millones, más la “exención de todos los pagos de intereses, estimados en US$ 44 mil millones para 2020”. Los ministros acordaron la necesidad de considerar condonar el capital e intereses a los países más pobres. De esta manera tendrían espacio fiscal para enfrentar la pandemia y apoyar el funcionamiento de la economía.

Puedes leer:

Por otra parte, bajo el título “Es la hora de la condonación de la deuda para América Latina”, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG, que es una institución dedicada al análisis de los fenómenos políticos, económicos y sociales con sede en Argentina,  hace un llamado a los organismos financieros internacionales a condonar la deuda de los países latinoamericanos, y que se reestructure la deuda privada.

“Ahora que el mundo ha asumido un tono más humano y cooperativo en lo económico ante la pandemia del Covid-19, desde el CELAG solicitamos la condonación de la deuda externa soberana de los países de América Latina por parte de FMI y de otros organismos multilaterales (BID, BM, CAF), e instamos a los acreedores privados internacionales a que acepten un proceso inmediato de reestructuración de la deuda que contemple una mora absoluta de dos años sin intereses”.

No se puede exigir a los países implementar políticas públicas efectivas contra la pandemia del Covid-19, y al mismo tiempo seguir cumpliendo sagradamente con el servicio de la deuda al capital financiero, plantea el CELAG. Da a entender, en resumen, que no se puede defender la vida y a la vez seguir pagando a los acreedores financieros.

“Es absolutamente incompatible hacer efectivo un plan de reestructuración económica en el futuro próximo con los actuales niveles de endeudamiento externo (en promedio, supone el 43,2% del PIB en América Latina)”, señala.

No es la primera vez que algo así se propone, subraya el CELAG. Lo mismo ha ocurrido en otros momentos históricos por catástrofes originadas en guerras y pandemias. Recuerda, a vía de ejemplo, la condonación de la deuda después de que Alemania fue devastada en la Segunda Guerra Mundial.

El llamado tiene el respaldo de importantes figuras políticas y académicas de América Latina y España, como Rafael Correa, expresidente de Ecuador; Dilma Rousseff, de Brasil; Fernando Lugo, de Paraguay; Evo Morales, de Bolivia, así como su exvicepresidente, Álvaro García Linera; Gustavo Petro, figura relevante de la oposición en Colombia; Ernesto Samper expresidente del país; José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España; Juan Carlos Monedero, del Partido Podemos de este país. La declaración también la firman destacadas personalidades del mundo académico y político, exfuncionarios de gobierno y funcionarios activos, y legisladores de diversos países.

El contexto de la crisis biológica, recesión y desplome del sistema financiero neoliberal, es una oportunidad para establecer un nuevo paradigma que supere los últimos 50 años de economía de casino, de burbuja especulativa y de articulación del sistema financiero con la economía criminal de los paraísos fiscales. Es el momento de que América Latina retome los procesos de integración regional, abortados por las intervenciones y condicionalidades del FMI y la banca multilateral.

Te puede interesar:

Es el momento de excluir la política social de las lógicas mercantiles, de reconstruir la salud pública y la infraestructura hospitalaria, destruida por la oleada neoliberal en América Latina; de recuperar el rol del Estado en el direccionamiento de la economía y el bienestar general de la sociedad. Son todos propósitos que deben unificarnos en medio de la diversidad de pensamientos y expresiones políticas.

Necesitamos volver a soñar en que un mundo diferente es posible, un mundo que tenga en el centro de sus preocupaciones la dignidad humana; que le dé más importancia al valor de la vida que al precio de las acciones y títulos de deuda en el mercado bursátil.

Nada más apropiado para este momento que evocar apartes del histórico discurso de Martin Luther King, líder de los derechos civiles y activismo no violento en Estados Unidos, pronunciado en Washington el 28 de agosto de 1963 ante el monumento de Abraham Lincoln, frente a una manifestación de 200 mil personas en favor de los derechos civiles de la población negra:

Les digo a ustedes hoy, mis amigos, que pese a todas las dificultades y frustraciones del momento, yo todavía tengo un sueño. Es un sueño arraigado profundamente en el sueño americano. Yo tengo un sueño de que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: “Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales”.

Carlos Julio Díaz Lotero

Carlos Julio Díaz Lotero es Contador Público de la Universidad de Medellín. Especialista en Planeación urbano regional de la Universidad Nacional. Ex – presidente de la CUT Antioquia. Actualmente es Director Encargado de la Escuela Nacional Sindical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: