Por primera vez, un Ministerio del Trabajo más cercano a los trabajadores que a los empresarios

Imagen de referencia. Reunión del Ministerio de Trabajo con delegados del sindicato global UNI. Tomada de Facebook Edwin Palma Egea

El Ministerio del Trabajo está en cabeza de Gloria Inés Ramírez y de Edwin Palma, ambos de origen sindical.

Por Carlos Julio Díaz

En estos primeros cien días de la cartera de trabajo del Gobierno de Gustavo Petro se resaltan varias cosas: quienes están al frente del Ministerio han venido ejerciendo una labor muy cercana con los trabajadores y el sindicalismo asistiendo a sus eventos, asambleas, encuentros y reuniones periódicas que se desarrollan para abordar diferentes temáticas del mundo del trabajo.

También se ve un adelanto en acciones de inspección y vigilancia y de contribución a formalizar y a generar empleo que está en vía de extinción en el país, un caso concreto es la intervención en la empresa Justo y Bueno, donde hay  más de 6.000 puestos de trabajo que se perdieron y que se está intentando auto rescatar con una iniciativa interesante de Ministerio de Trabajo

Pero por otra parte hay investigaciones a empresas como Teleperformance, una multinacional francesa de centros de call center y de servicio al cliente por vulneraciones a las normas laborales y a la seguridad social. También hay una investigación contra la empresa de plataformas digitales Rappi por negarse a negociar el pliego de peticiones con el sindicato de plataformas digitales, Unidapp. El Ministerio del Trabajo también anunció una investigación contra la Dimayor por negarse a negociar con la Asociación Colombiana de Futbolistas profesionales, Acolfutpro.

Por otro lado, se han adelantado muchos acuerdos de formalización laboral, recientemente se vivió uno en Colombina, donde 700 jóvenes pasaron de empleos subcontratados a empleos formales.

Escuche la editorial de AIL Radio

También se resalta un compromiso muy alto con la promoción de la cultura de diálogo social para tramitar las propuestas que se vienen colocando en la agenda del debate público. Una de ellas es la que se da todos los años, la Comisión de Concertación del Salario mínimo, pero se han instalado 4 subcomisiones adicionales para acordar el estatuto del trabajo, los temas de empleo y empleabilidad, la reforma pensional y los decretos reglamentarios y la agenda legislativa, las que incluyen todas las propuestas que se presentaron en la Conferencia Nacional del Trabajo el pasado 8 de septiembre. 

Hay que señalar que la propuesta de reforma pensional que se presentó fue la que prometió el gobierno de Gustavo Petro en campaña. La propuesta  se basa en tres pilares: un pilar solidario, con una renta básica correspondiente a medio salario mínimo legal vigente y que cobijará a las personas que no alcanzan a tener una pensión, el segundo pilar es contributivo, para las personas que devengan hasta cuatro salarios mínimos y harán sus aportes obligatorios al régimen de prima media administrado por Colpensiones y el tercer pilar para personas que tienen ingresos por encima de los cuatro salarios mínimos que hacen aportes adicionales al régimen de ahorro individual de las administradoras de fondos de pensiones y cesantías.

El Ministerio del Trabajo también viene promoviendo las reuniones de las subcomisiones con un cronograma que se ha propuesto para que el próximo año se presenten las iniciativas legislativas que serán tramitadas en el Congreso de la República.

Podríamos señalar que este es un Ministerio con un enfoque más proteccionista de los trabajadores, respetando a los empresarios, llamándolos al diálogo social, pero actuando como le corresponde al Ministerio del Trabajo, en sus funciones de inspección y vigilancia. Esto no se hacía antes, pues no se tocaba a las grandes empresas, especialmente a las multinacionales y a las muiltilatinas como Rappi. Hoy es importante que no se le tenga miedo al gran capital multinacional o multilatino como lo tenían gobiernos anteriores que eran muy proclive a entorpecer las solicitudes de investigaciones que hacían los trabajadores frente a estas vulneraciones a los derechos laborales y frente a los derechos de libertad sindical.

Reconocemos como un aporte a la justicia laboral lo que hoy ha hecho este Ministerio del Trabajo, que por primera vez tiene un sentido proteccionista del trabajo. El sindicalismo debe seguir contribuyendo a que el diálogo social sea el escenario natural para tratar las grandes reformas que Colombia requiere en materia laboral y social, especialmente, el próximo año. 

El reto del empleo, debe ser, sin lugar a dudas, otra preocupación del Ministerio del Trabajo, por lo menos en la parte propositiva, para ir construyendo una política que favorezca la reducción del desempleo y la formalización laboral de los cuenta propia.

Carlos Julio Díaz Lotero

Carlos Julio Díaz Lotero es Contador Público de la Universidad de Medellín. Especialista en Planeación urbano regional de la Universidad Nacional. Ex – presidente de la CUT Antioquia. Actualmente es Director Encargado de la Escuela Nacional Sindical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: