Los orígenes del 1 de mayo

Imagen de referencia tomada de Publimetro

El 1 de mayo, que se celebró por primera vez en 1890, ha sido, como lo expresara el historiador Eric Hobsbawm , la única huella indiscutible que un movimiento secular ha hecho en el calendario cristiano, o en cualquier otro calendario oficial, una fiesta que no se instauró en uno o dos países, sino que 100 años después se reconocía de manera oficial en 107 Estados, una celebración que no fue instaurada por el poder de los gobiernos, o de los vencedores, sino por un movimiento totalmente extraoficial integrado por hombres y mujeres pobres.

En 1889, la Segunda Internacional de los Trabajadores aprobó celebrar una manifestación de obreros, internacional, simultáneamente y en favor de una ley que limitase la jornada laboral a 8 horas.

Para ese entonces, ya la Federación Norteamericana del Trabajo había decidido celebrar dicha manifestación el primero de mayo de 1890.

Se concibió que esta manifestación internacional se celebrara una sola vez y no hubo ninguna instrucción a propósito de cómo celebrarse, ni hay señal alguna de que se considerase de especial importancia en aquel momento.

Pero su ascenso e institucionalización se debió al extraordinario éxito de la primera manifestación. Su celebración coincidió con el  avance y un ascenso triunfante de la fuerza y la confianza del trabajo en numerosos países: huelga portuaria en Inglaterra en 1889; victoria socialista en enero de de 1890 en Alemania.

El 1º. De mayo cayó un jueves y el éxito inicial, particularmente en países como Inglaterra, Austria, Alemania y Holanda, motivó que en un congreso de la Internacional Socialista reunido en Bruselas en 1891 se aprobará consagrar el 1º. De Mayo como una fiesta internacional de los trabajadores y se conminó a los trabajadores a dejar el trabajo donde quiera que ello no fuera imposible.

En adelante, este acto de detener simbólicamente el trabajo fue lo que lo convirtió en algo más que otra conmemoración. Pasó a ser una parte central de la vida de la clase obrara y de la identidad laboral. Porque abstenerse de trabajar en un día laborable era a la vez afirmación del poder obrero y la esencia de la libertad a saber:  no verse obligado a trabajar con el sudor de la frente, sino hacer lo que quisieras en compañía de los amigos y de la familia. Fue un gesto de afirmación y de lucha de clases y de fiesta.

Este congreso exigió como mínimo dos cosas además de la jornada de 8 horas: la promulgación de leyes laborales y la lucha contra la guerra.

Pero además de ampliar el contenido programático de la manifestación, la resolución incluía otra novedad: hablaba de “celebrar” el 1º. De Mayo. En este sentido, el movimiento lo reconocía oficialmente no sólo como actividad política, sino como fiesta.

En esto hubo una diferencia con el movimiento anarquista, que prefería ver en el 1º. De Mayo una conmemoración de los mártires de 1886 en Chicago, un día de dolor más que una celebración.

Una razón importante del gran éxito del 1º. De Mayo fue que era visto como la única fiesta asociada exclusivamente a la clase obrera como tal, sin compartirla con nadie, y además, arrancada por la acción de los propios obreros. Más aún, era un día en el cual los que normalmente eran invisibles se exhibían en público y, al menos por un día, se apoderaban del espacio oficial de los gobernantes y de la sociedad.

A diferencia de otras fiestas oficiales, el 1º. De mayo no conmemoraba nada, al menos en los lugares donde no había influencia de los anarquistas, que vinculaban a sus correligionarios de Chicago de 1886. No trataba nada excepto del futuro, que ofrecía la emancipación.

Esta nota es un resumen del artículo «El nacimiento de una fiesta: El Primero de Mayo» del historiador inglés Eric Hobsbawm. Puede leerlo aquí

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: