Este es el llamado que le hacen los trabajadores de El Cerrejón a la empresa

Imagen de referencia, captura de pantalla

Desde el pasado fin de semana se conoció la noticia de que El Cerrejón suspendió los contratos a sus trabajadores. La empresa aduce una presunta fuerza mayor ocasionada por bloqueos en las vías. Pero Sintracarbón se fue en contra de este argumento y le hace un llamado a la empresa.

El llamado que le hace Sintracarbón a El Cerrejón es claro: el diálogo es la salida a las problemáticas que se presentan. Igor Díaz, presidente de la organización sindical reafirmó el compromiso de los trabajadores con la solución dialogada. En rueda de prensa este jueves dijo que el sindicato siempre ha estado por el diálogo en sus casi 40 años de existencia. Esta vez no será la excepción, por eso llama a la empresa para que solucionen los conflictos de manera que las partes se puedan beneficiar.

El Cerrejón dijo que el bloqueo en la vía férrea a lo que se sumó en bloqueo en las instalaciones de Puerto Bolívar, llevaron a la empresa a tomar la decisión de suspender los contratos. Desde el pasado 5 de mayo, 226 trabajadores que fueron despedidos en febrero, instalaron una carpa como última instancia para que la empresa se siente a dialogar con ellos. Y la semana pasada, algunas comunidades también iniciaron una protesta en la entrada principal del puerto.  

Puedes leer:

Las razones de los trabajadores

Los trabajadores de El Cerrejón, que fueron despedidos en febrero argumentan, que fue una masacre laboral. Dicen sus voceros que no fueron tenidas en cuenta las restricciones médicas ni la estabilidad laboral reforzada que tenían. Además, dicen que no se tuvo en cuenta la tabla de indemnización que la compañía tiene prevista para llegar a un mutuo acuerdo y que el despido fue realizado por un tercero.

Alonso Pertúz, uno de los voceros de los trabajadores que protestan en este momento, dice que la situación de ellos es muy difícil. Pertúz explica que desde febrero han pasado por una situación económica que se complica cada día más. Algunos de los trabajadores despedidos han tenido que recurrir a la solidaridad de la familia, de los compañeros y de los amigos. De la misma manera se han visto en la necesidad de retirar a sus hijos de los colegios y de las universidades ya que no pueden costear sus matrículas.

Por esas razones, por las dificultades económicas y porque no han encontrado solución legal para su problemática fue que bloquearon la vía. En este momento es su única forma de hacer que la empresa inicie un dialogo con ellos. Dicen los trabajadores que presentaron decenas de tutelas y solo 7 fueron falladas a favor de sus derechos.

Las peticiones que los trabajadores le hacen a la empresa son dos: Primero, le piden que reintegre al 50% de quienes fueron despedidos. Segundo, que revisen las liquidaciones de los restantes porque consideran que no fueron justas. Saben que el diálogo es la salida pero que, ante la falta de respuesta por parte de El Cerrejón, la única opción que les dejaron fue el bloqueo de la vía.

Los trabajadores también han pedido la intervención del Ministerio de Trabajo, pero este no se ha pronunciado.

El Cerrejón no podía suspender a sus trabajadores

Edwin Palma, abogado laboralista y presidente de la Unión Sindical Obrera dice que El Cerrejón no podía suspender los contratos. Argumenta el abogado que la fuerza mayor no se cumple en el caso analizado. Considera que son tres los requisitos para que se dé, los cuales en este caso no están.

El primer requisito para que se pueda dar la suspensión por fuerza mayor es la imprevisibilidad. Sobre este, Palma dice que la empresa podía prever los bloqueos. No podía pretender que iba a despedir a sus trabajadores y que no harían acciones de protesta.

El segundo requisito que debe ser considerado es que los hechos que causan la fuerza mayos sean irresistibles. En este caso, dice el presidente de la USO, El Cerrejón puede llegar a un acuerdo con sus trabajadores. Argumenta que está en manos de la empresa sentarse a negociar ya que quienes protestan han manifestado toda su voluntad.

Finalmente, el tercer requisito para que se dé la fuerza mayor es la inimputabilidad, pero dice Edwin Palma que la empresa si tiene culpa en el asunto. El Cerrejón no quiere negociar y por eso se genera el conflicto. También dice Palma que la empresa se está beneficiando de su propia actuación.

Edwin Palma también se refirió al conflicto y dijo que este es algo natural y funcional para las sociedades. Dice que no lo debemos ver como algo malo y criticó a quienes estigmatizan a los trabajadores que reclaman sus derechos.

Por otra parte, dice que la suspensión de contratos que hizo El Cerrejón no solo es ilegal sino antiético e irresponsable. Con acciones como esa, la empresa le estaría echando leña al fuego. Es mal visto que en una situación social como la que está el país, la empresa le quite sus salarios a cerca de 10 mil familias y con ello a gran parte de la economía de la Guajira.

Vea acá la rueda de prensa ofrecida por Sintracarbón

Trabajadores levantan la protesta temporalmente

Este jueves en horas de la tarde se conoció la noticia que los trabajadores despedidos en febrero suspendieron su protesta. En una carta enviada a la empresa le dicen que por 24 horas levantarán el bloqueo que tienen en la vía férrea.

Los trabajadores esperan que en este lapso de tiempo se instale la mesa de negociación que han pedido. También quieren que entre las partes se acuerden la agenda, el método y la duración de las conversaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: