El trabajador enfermo y despedido que sigue en huelga en Palmosan

Javier Ferrer, el trabajador al que le terminaron su contrato anticipadamente.

A Javier Ferrer la empresa Palmosan le terminó su contrato anticipadamente el pasado 9 de diciembre. Se suponía que iba hasta el mes de febrero y que se lo debía renovar porque Ferrer cuenta con estabilidad laboral reforzada por un accidente laboral que sufrió en el mes de diciembre del 2021. Pero no se lo renovaron porque Javier es integrante de Sintrapalmosan, un sindicato que desde el 4 de noviembre adelanta una huelga en Sabana de Torres, Santander.

Javier hoy sigue en la carpa de la huelga la cual completará 5 meses este 4 de abril. Es uno de los más de 100 trabajadores que continúan reclamándole a la empresa mejores condiciones laborales para ellos.

Javier tiene 55 años, 23 de los cuales los ha dedicado al trabajo en Palmosan, empresa a la cual no le importó no renovarle su contrato, a pesar de que sabía de su enfermedad, de las terapias y de los exámenes que debía realizarse para mejorar su salud.  El accidente laboral le había ocurrido trabajando para la empresa, en ese entonces sufrió rotura total del manguito rotador derecho y lesión del bíceps braquial derecho.

Ferrer dice que el 16 de febrero fue a una cita médica y le mandaron una ecografía articular. También menciona que el próximo 5 de abril tiene una nueva cita en Bucaramanga.

Wilmer Antonio Vargas, presidente del sindicato Sintrapalmosan y compañero de Javier dice que él es uno de los más comprometidos con la huelga. Menciona que su capacidad laboral está muy reducida por el accidente que sufrió en 2021 y que su recuperación se ha visto afectada por la falta de recursos para asistir a las terapias. Incluso ha aplazado y cancelado algunas citas.

Una huelga sin solución

Casi 5 meses después de iniciada la huelga parece distante el arreglo. El sindicato reclama el reintegro de la totalidad de los trabajadores despedidos a raíz de la protesta, 80 en total. Por su parte, la empresa ha dicho que ella tiene la total autonomía de contratar a otras personas, desconociendo el trabajo y la experiencia que ya tienen los trabajadores que despidió.

A pesar de la intervención del Ministerio del Trabajo, la empresa no ha accedido a negociar el pliego. Son varios los acercamientos que se han buscado, pero sin frutos hasta el momento.

Aunque son muchas las dificultades que implica desarrollar una huelga por casi 5 meses, los ánimos de los trabajadores siguen altos, dice el presidente de Sintrapalmosan Wilmer Antonio Vargas. El dirigente sindical menciona que algunos trabajadores realizan actividades laborales informales por algunos días para poder sostener a sus familias, pero que acompañan la huelga el tiempo restante.

Por lo anterior, Wilmer Vargas también hizo un llamado a las organizaciones sindicales del país para que se solidaricen con esta lucha. Reconoce que varios sindicatos han contribuido con la huelga, pero admite las dificultades que han tenido para sostener la carpa.

Puedes leer:

Los trabajadores siempre dispuestos a negociar

Marcelo Patiño, director operativo de los Centros de Atención Laboral de la Escuela Nacional Sindical y una de las organizaciones que ha apoyado a Sintrapalmosan en esta huelga dice que el sindicato siempre ha tenido la voluntad de diálogo. Asegura que el punto central de las peticiones de los trabajadores es la negociación de su pliego de peticiones que les permita tener un contrato digno y que la empresa se ha negado a esto.

Al igual que el presidente del sindicato, Patiño también resaltó el papel del Ministerio del Trabajo que ha estado presto a buscar un acercamiento entre las partes.

De la misma manera, Marcelo habló del papel de los Centros de Atención Laboral. Los asesores jurídicos del CAL Puerto Wilches han estado encargados de la defensa de los trabajadores. Así mismo, han estado presentes en la huelga dando asesoría y formación contantemente. 

Te puede interesar:

El origen de la huelga

A mediados del año pasado empezaron a aflorar las inconformidades por parte de los trabajadores de Palmosan. Estos se las trasmitían a los supervisores de la empresa los cuales hicieron poco o nada por darles solución, fue así como un grupo de trabajadores decidieron buscar apoyo para formar una organización sindical. Después de varios intentos, el 25 de septiembre conformaron Sintrapalmosan e inmediatamente presentaron un pliego de peticiones a la empresa.

Al inicio, Palmosan postergó la reunión para empezar la negociación del pliego de peticiones, adujo que el gerente no podía y por eso aplazaron la fecha. Posteriormente decidieron que no negociarían el pliego argumentando que este tenía vicios.

Sintrapalmosan tomó esto como una negativa a negociar y votaron la huelga en el mes de octubre, la misma que empezaron el 4 de noviembre y que sigue vigente hoy en día.

Los Centros de Atención Laboral son un proyecto financiado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos y ejecutado por la Escuela Nacional Sindical. Con él se busca llegar a los sectores priorizados por el Plan de Acción Laboral Obama-Santos: caña de azúcar, palma de aceite, puertos, minería y flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: