Los 85 años de la CTC, su historia y su papel en la defensa de los trabajadores colombianos

Imagen de referencia tomada de semanariovoz.com

La Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC, celebró su aniversario número 85. Con conversatorios virtuales se recordó que esta fue la primera central sindical que se fundó en el país y que hoy persiste en la lucha por la defensa de los trabajadores.

Dos eventos de este tipo se realizaron este lunes 10 de agosto. El primero contó con la participación de invitados internacionales: Ernesto Marval de la ICM, Jesús Gallego de la UGT de España, Eduardo Rodríguez y Amanda Villatoro de la OIT, Rafael Freire de la CSA, Guillermo Mafeo de UNI y Cathy Feingold de la CSI. En la tarde se realizó el segundo conversatorio con la participación de invitados nacionales: Adriana Guillen de Asocajas, Ítalo Cardona de la OIT en Colombia, Nurys Hernández de Fedecajas, Julio Roberto Gómez de la CGT, Diógenes Orjuela de la CUT, Nelson Alarcón de Fecode, Rosa Flerez y Mirtha Rodríguez de la CTC, y representantes del Ministerio de Trabajo.

Durante los encuentros se habló de la importancia que ha tenido la CTC en la defensa de los derechos de los trabajadores y de la democracia en estos 85 años de historia. Se recalcó el trabajo de los sindicatos y se abogó por que el sindicalismo se siga fortaleciendo en el país.

Así empezó todo

La historia de la CTC se remonta a un siglo atrás con las primeras huelgas y organizaciones de artesanos. Según la página web de la CTC, en 1919 un grupo de mil artesanos aproximadamente se congregaron al frente del Palacio Nacional. Protestaban porque el Gobierno había decidido confeccionar los uniformes para el ejército en Estados Unidos lo que dejaba a muchos sin trabajo. El gobierno de la época los reprimió fuertemente y se calcula que hubo alrededor de 20 muertos, 18 heridos y más de 300 detenidos.

En 1924 se declaró la huelga de los trabajadores petroleros en Barrancabermeja. Los trabajadores llevaban dos años reclamándole a la Tropical Oil Company que les pagara el mismo salario que a sus colegas extranjeros. Aquí también hubo violencia y represión por parte de las fuerzas militares que dejó varios muertos, detenciones y destierros.

En 1927, los petroleros nuevamente realizaron una huelga reclamando lo no acordado en 1924 y exigiendo la jornada de 8 horas. Tampoco fue posible y a cambio recibieron, otra vez, represión y muerte de algunos dirigentes.

Otra de las masacres fue la de las bananeras. En 1928, en Ciénaga, Magadalena, centenares de trabajadores se reunieron en la plaza principal con la idea de negociar, pero a cambio, fueron ametrallados por el ejército cuando estaban durmiendo. No se sabe a ciencia cierta cuál fue la cantidad de muertos que hubo en aquella masacre.

Esos fueron los antecedentes de la CTC. Los trabajadores necesitaban contar con una organización clasista de orden nacional que tuviera influencia y fue así como el 10 de agosto de 1935 fundaron lo que hoy es la CTC.

Las luchas de la CTC

En la historia de la CTC hay muchas luchas y reivindicaciones. Una de las primeras y fundamentales fue la defensa de la democracia, pues el mundo vivía años en que el nazismo y el fascismo se estaban tomado Europa y amenazaban al mundo entero.

Por ejemplo, el 10 de julio de 1944, según cuenta la historia en la página web de la CTC, al presidente de aquel entonces, Alfonso López Pumarejo, le dieron un golpe de estado. Un grupo de militares lo detuvo en la ciudad de Pasto. La CTC organizó manifestaciones a lo largo y ancho del país y los militares se entregaron y el presidente fue reinstalado en el poder.

Por esos años, la CTC también logró reivindicar varias conquistas que quedaron plasmadas en la ley 6 de 1945. Los auxilios de cesantías, las 8 horas, horas extras, reglamento de trabajo nocturno, descanso dominical remunerado, vacaciones, seguridad social, entre otras fueron los logros de aquel entonces, según la CTC.

Te puede interesar:

Hitos importantes

Según la historia de la CTC, han sido varios los hechos históricos protagonizados por la Confederación. Por ejemplo, en 1945 se da la huelga de Fedenal, una federación que agrupaba a los trabajadores del transporte. Pero el movimiento no próspero y pese a que hubo varias manifestaciones en distintas partes del país, hubo también oposición y esta federación terminó por diluirse lo que representaría un golpe para la CTC.

Después de eso, vendría también las acusaciones de sectores gaitanistas para la CTC. Los acusaron de ser una central a favor del gobierno y fue así como no tuvieron el respaldo de este caudillo y de sus seguidores.

La Confederación ya estaba muy afectada con lo ocurrido con Fedenal. Al interior se presentaban divisiones y peleas lo que era aprovechado por el gobierno de turno para asestar golpes a la CTC. Sus afiliados eran despedidos y varios de sus dirigentes apresados. En 1947, un juez ordena la disolución de la CTC a raíz de una huelga general que había sido convocada.

Pero, aun así, la CTC continuaría en la lucha. En 1948 apoyaron el paro de 49 días que realizaron los trabajadores petroleros en Barrancabermeja. La Confederación buscó respaldo nacional para los trabajadores de la USO que protestaron contra la Tropical Oil Company. El resultado de esta huelga fue favorable para los trabajadores, empezando porque todos los que habían sido despedidos, fueron reintegrados a sus puestos de trabajo.

Luego vendría el asesinado de Jorge Eliecer Gaitán. Este hecho desató la violencia generalizada en todo el país y la CTC sufrió también las consecuencias. “Los dirigentes de la CTC que no fueron asesinados, encarcelados o derrotados tuvieron que abandonar sus sedes que además fueron incendiadas y prácticamente la Confederación entró en receso”, dice el relato.

En los años siguiente, fue poca la incidencia de la CTC. Algunas protestas e intentos de organizar a los trabajadores de diversos sectores se hicieron clandestinamente, pero sin muchos resultados.

Pero la CTC resurgiría. En 1958 cayó la dictadura de Rojas Pinilla y en 1959 trabajadores de los ingenios azucareros que empezaban a consolidarse en el Valle del Cauca, hicieron huelgas y protestas. Muchas de esas organizaciones se sumaron a la CTC, con lo cual la Confederación volvería a su actividad.

En 1963, se da un paro nacional convocado por la CTC. Protestaron contra las políticas económicas del gobierno nacional y pese a que encontraron oposición en otros sectores sindicales y en las empresas, no fueron graves las consecuencias.

Otro hito que resalta la CTC fue la huelga solidaria que se realizó en Cartagena. Los trabajadores de la empresa JV Mogollón y Cia paralizaron sus actividades y al día 37 de s huelgas fueron desalojados por la fuerza. Este hecho causó rechazo en todos los trabajadores de la ciudad que paralizaron por completo sus labores.

Luego vendría el decreto 2351 de 1965. Esta reglamentación benefició grandemente a los sindicatos ya que les otorgó permisos sindicales, y otras prebendas necesarias para el desarrollo de su trabajo.

Otro de los hechos, y triste, que ha marcado a la CTC fue el secuestro y posterior asesinato de José Raquel Mercado. El 15 de febrero de 1976 fue secuestrado, el quien entonces era el presidente de la CTC, y a pesar de las peticiones nacionales e internacionales para que fuera liberado, el M-19 lo asesinó el 19 de abril del mismo año.

Miguel Morantes, el actual presidente de la CTC dice que el asesinato de José Raquel fue el primer asesinato selectivo en el sindicalismo. “Esta guerrilla les enseñó el camino a los posteriores asesinos de los sindicalistas en el país”, dijo.

Después de esto fueron por lo menos 18 dirigentes de la CTC los que han sido asesinados. Además, muchos de sus integrantes de base también han sido víctimas mortales y están entre los más de 3.200 integrantes de sindicatos que han muerto por la violencia en el país.

En 1977, la CTC junto a las otras centrales de aquel entonces; UTC, CSTC, y CGT, crearon el CNS que fue gran artífice del paro nacional de ese año. Esta unidad en el sindicalismo estuvo presente hasta 1980. Las contradicciones de los diversos sectores que los integraban, dieron al traste con las intenciones de unidad.

La historia también da cuenta que la CTC ha participado activamente desde finales del siglo pasado y en lo corrido de este, en la movilización y el rechazo contra las políticas neoliberales. Desde el establecimiento de la apertura económica ha hecho parte de las protestas y paros que han realizado los trabajadores para oponerse a estas medidas.

La CTC actual

La CTC en la actualidad, cómo las otras centrales del país, está enfocada en defender a los trabajadores en medio de la pandemia. Las dificultades que atraviesa la salud se ha visto agudizada por el coronavirus y defender a esos trabajadores es parte de la lucha según Miguel Morantes. “Estamos apoyando con mucha fuerza el tema de la renta básica y lo de la matricula cero porque eso puede ayudar a muchos colombianos en esta pandemia”, dice Morantes.

Por otro lado, Morantes resalta la brega contra los tratados de libre comercio, la defensa del proceso de paz y la lucha por la producción nacional. También destaca la defensa de la libertad sindical que ha sido golpeada por muchos empresarios y la lucha contra las reformas laborales y pensionales que han tratado de emprender los gobiernos.

Sobre el futuro que se viene para la CTC y para el país, Morantes dice que la Confederación seguirá defendiendo los derechos de todos los trabajadores, principalmente los de la informalidad. “A los trabajadores no se les puede cargar la crisis y las reformas que se pretenden hacer en contra de ellos no serán aceptadas de ninguna manera”, finalizó Morantes.

La CTC actualmente cuenta con 250 mil afiliados cotizantes, pero pueden ser muchos más, porque afilia a miles de trabajadores informales que no tienen como pagar cuota en la organización. La Confederación seguirá trabajando y luchando por los derechos de los trabajadores y trabajadoras colombianas como lo ha hecho en estos 85 años que celebró este 11 de agosto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: