Cómo arranca el año la CGT. Entrevista a Julio Roberto Gómez

Julio Robertó Gómez durante el pasado Congreso de la CGT en septiembre. (Foto Facebook CGT Colombia)

Continuando con la mirada a las agendas del movimiento sindical para este 2019, la Agencia de Información Laboral le hizo una entrevista a Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, CGT.

En esta entrevista el dirigente sindical expresa sus posiciones y opiniones en torno a la actualidad laboral y sindical del país en el año que comienza, al incremento del salario mínimo, el aplazamiento de la reforma pensional, el aumento del desempleo en Colombia, y la situación de Venezuela, entre otros temas:

Desde la CGT, ¿cómo se ve el arranque de este año 2019?

Digamos que venimos de dos acontecimientos que calificamos positivos, ocurridos al final del año pasado. Uno fue la firma del pacto por el Trabajo Decente, suscrito entre el Gobierno Nacional, los empresarios, la CTC, la CGT y la Confederación Democrática de Pensionados. Marca una pauta importante porque ninguno de los 16 puntos que comprende este pacto va en contra de los trabajadores, están en función de la formalización laboral y el respeto por los derechos de los trabajadores. La formalización tiene que abrirse camino porque hace parte de las promesas del presidente Duque. El otro acontecimiento fue el acuerdo concertado del incremento del salario mínimo legal, que fue del 6%, por encima de la inflación

¿Los deja satisfechos ese incremento?

Por supuesto que no, la CGT había planteado un incremento del 10%. Lo ideal es tener el salario mínimo vital, que equivale hoy a un millón 600 mil pesos. Pero de todas maneras hubiera sido relevante que todas las centrales sindicales hubiéramos permanecido unidos en el tema, porque además la diferencia no era relevante. Todos estábamos de acuerdo en firmar el 7%, pero si no se lograba tampoco hubiera sido una tragedia mantener la unidad en torno al 6%. Pero los señores mamertos salieron a matonear a la CGT, a decirnos entreguistas, vende obreros, patronales, uribistas, duquistas. Pero bueno, paciencia.

¿Ve algo positivo de los anuncios recientes del Gobierno en torno al tema laboral?

Destacamos que por primera vez en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales se haya definido el calendario de reuniones para todo el 2019, una reunión mensual, aparte de las 5 o 6 sesiones en la discusión del incremento del salario mínimo al final del año. Y el anuncio de la señora Ministra de Trabajo, Alicia Arango, de que este año no va a haber reforma pensional ni reforma laboral. No creemos que sea urgente la reforma pensional, así que con el anuncio de aplazar la discusión de las reformas para el próximo año nos sentimos identificados. Esperamos que sea el presagio de un buen suceso en materia pensional.

Te puede interesar: Agenda y preocupaciones de la CUT en este 2019. Entrevista con su presidente, Diógenes Orjuela

Pero hay quienes dicen que ese aplazamiento obedece a un cálculo político del Gobierno de cara a las elecciones de octubre, en las que le iría mal si en la mitad está la discusión de una reforma pensional o laboral. ¿Qué piensa de eso?

Eso también hay que valorarlo. No voy a decir que no haya un matiz político en esa decisión, claro que lo hay. En un año electoral nadie va a ser tan tonto de meter una reforma pensional y laboral. Pero de todas maneras consideramos positivo que no haya reformas este año. Si eso nos sirve a los trabajadores para proteger nuestros derechos, pues bienvenido el año electoral. Al menos nos blinda durante este año.

¿Qué ve negativo en el panorama laboral que se presenta en este arranque de año?

Vemos altamente negativo el anuncio de la venta del 8.9% de las acciones de Ecopetrol. Es una pésima noticia. La CGT ha emitido un comunicado rechazando esta operación. Consideramos que Ecopetrol es la empresa más rentable del país y debemos mantenerla, impedir un proceso de privatización. Eso lo vamos a tratar de evitar a toda costa.

El 2018 terminó con una tasa de desempleo del 9.7%, la más alta en diez años. ¿Qué tan negativo le parece eso?

Sin hacer aspavientos, la tasas de desempleo baja un año un punto, otro sube medio punto, o lo rebaja. Ese ha sido el comportamiento en los últimos años, en los que se ha tratado de mantener el desempleo en un solo dígito, y virtualmente se mantiene en un solo digito. Pero el problema no es si la tasa de desempleo es de 9.7% o 10%, el elemento central a tener en cuenta es el altísimo nivel de informalidad que tenemos, por encima del 60%. Sería preferible una tasa de desempleo del 20% con una informalidad del 10%. Esa alta informalidad es uno de los grandes desafíos para el movimiento sindical en la búsqueda de soluciones.

Hablemos sobre Venezuela, un tema que tiene muchas aristas y factores.

El tema de Venezuela lo abordó el Congreso Nacional de la CGT el año pasado. Un demócrata que se precie de serlo, no puede apoyar a un gobierno como el de Nicolás Maduro, que no es solo dictatorial sino criminal. Está asesinando a la gente que se opone, han matado y encarcelado a muchos jóvenes, y ha llevado a ese país a una situación de hambre y miseria. Yo he acompañado todas las marchas en protesta contra ese régimen dictatorial Y nos parece bien que Colombia y 50 naciones más hayan reconocido a Juan Guaidó como el nuevo presidente de los venezolanos, porque Maduro es el resultado de una elección fraudulenta, ha usurpado el poder. Por tanto creo que tenemos la obligación de acompañar a Venezuela en el retorno a la democracia.

¿Cómo sería ese retorno, cuál sería la solución? Se habla incluso de intervención armada.

Lo que compete ahora es reiterar el apoyo internacional a Juan Guaidó, y la convocatoria a unas elecciones libres y limpias, que el pueblo decida. Y eso no tiene nada que ver con intervenciones militares. También hay que buscar la forma de que la ayuda humanitaria llegue al hermano país. Pero eso no puede justificar la presencia del ejército norteamericano, ni de los cascos azules. No estamos de acuerdo con ninguna clase de intervención militar.

Puedes leer: Así arranca la CTC este “turbulento” 2019.

Un efecto directo de la situación venezolana en Colombia y otros países vecinos es la migración de ciudadanos en busca de trabajo e ingresos, lo que está presionando el mercado laboral. ¿Qué piensa de eso?

Solidaridad, es la palabra. Y solidaridad no es dar lo que a uno le sobra, eso es caridad cristiana; solidaridad es dar parte de lo que uno tiene. Y así como en las décadas de los 70 y 80, de bonanza petrolera, hubo 5 millones de colombianos viviendo y trabajando en Venezuela, educando a sus hijos, girando remesas a sus familiares en Colombia, hoy los colombianos tenemos que tener cero xenofobia frente a los hermanos venezolanos. Porque estoy seguro de que una vez Venezuela retorne a la democracia, vuelva a renacer la industria petrolera, la explotación minera y la industria en general, toda la riqueza venezolana, millones de colombianos nuevamente van a buscar un espacio en el hermano país. Hoy por ti, mañana por mí.

Finalmente, ¿cuál es la agenda de la CGT para este 2019,  los ejes del trabajo que piensa desarrollar?

Vamos a profundizar una política de formación y organización de cuadros directivos, campañas muy puntuales de sindicalización en las diferentes regiones del país, vamos a fortalecer las federaciones sindicales sectoriales y regionales, a fortalecer la parte financiera de la organización. Y continuaremos en la unidad de acción con las demás organizaciones sindicales y sociales, aglutinadas en el Comando Nacional Unitario y en los comandos departamentales.

¿Esa unidad de acción implica mantener la movilización?

Sí, Pero la movilización con unos objetivos claramente definidos. Nosotros no estamos en oposición al gobierno, quienes se han declarado en oposición supongo tendrán eso como motivo de movilización política. Para nosotros la movilización es en función de objetivos claramente definidos y en defensa de los trabajadores y el país.

Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.