Perfil y propuestas de candidatos de origen sindical

 

Elecciones al Senado de la República 2014

Partido Polo Democrático: Senén Niño,  Javier Marrugo,   Yesid Camacho

SENÉN NIÑO AVENDAÑO (Nº 8)

Durante los últimos 36 años de su vida, Senén Niño Avendaño ha estado vinculado al sindicalismo magisterial, primero como militante y dirigente de la Seccional de Fecode en su natal Boyacá, de la que fue presidente en varios períodos, simultáneamente con su cargo de presidente de la CUT Boyacá. Hasta llegar a la presidencia de Fecode en el año 2008, cargo que desempeñó durante 5 años. En las elecciones generales de la CUT del año pasado salió electo en el Comité Ejecutivo Nacional de esta central, de la cual actualmente es su vicepresidente.

Asimismo, es uno de los 26 miembros del Comité Ejecutivo de la Internacional de la Educación (IE), federación que representa a 35 millones de maestros de 170 países, y en tal condición integra el Consejo Asesor para las Metas Educativos de Iberoamérica.

Ahora presenta su nombre como aspirante al Senado (ya hace 4 años se postuló a la Cámara de Representantes por Bogotá, sin éxito) con una agenda programática que hace énfasis en la defensa de la educación pública como un derecho fundamental de todos los colombianos, esto es: educación gratuita y de calidad desde el preescolar de tres grados hasta la universidad; y la dignificación y profesionalización de los más de 300 mil educadores del país.

En tal sentido su apuesta central es la conquista del Estatuto Único de la profesión docente, que recoja otras experiencias latinoamericanas y las propuestas de los miles de maestros que durante 8 años participaron en la construcción de este estatuto, que, entre otros temas, deberá considerar:

  • La desaparición de la evaluación de competencia y que la evaluación de desempeño se convierta en una manera de mejorar la profesionalidad, de modo que, mediante una formación bien planificada, se superen las posibles limitaciones que los maestros puedan tener en su formación inicial.
  • La derogación del Decreto 1278, que califica como “nefasto”.
  • Un salario digno y profesional para los maestros, sobre la base de un nuevo escalafón que estimule la investigación, el estudio y la producción académica.

Otras propuestas:

  • Impulso a profundas reformas del modelo económico del país, de tal suerte que el proceso de paz que se adelanta en La Habana tenga como sustento y viabilidad un modelo de desarrollo fundamentado en el apoyo a la industria y la agricultura y al manejo autónomo de la riqueza nacional.
  • Derogatoria de la Ley 100 de 1993, para darle paso a un sistema de salud sin intermediación de las EPS.
  • La renegociación de los TLC.

 

FRANCISCO JAVIER MARRUGO ZAMBRANO (Nº 20)

No es la primera vez que este sindicalista oriundo del departamento de Bolívar, formado al calor de la lucha de los trabajadores portuarios, presenta su nombre al debate electoral parlamentario. En el 2002 se postuló para el Senado, sobre la base electoral de los pensionados portuarios. Sin embargo, los 19 mil votos que obtuvo en esa oportunidad no fueron suficientes para alcanzar su curul.

Ahora repite su intento, esta vez con una base electoral más amplia, que, según él, además de los pensionados incluye a los trabajadores activos del sindicato Unión Portuaria (del cual él ha sido su presidente desde su creación hace 4 años) y del Consejo Laboral Afrocolombiano.

Javier Marrugo Zambrano empezó su vida sindical en 1978, cuando la operación portuaria del país no se le había entregado a la empresa privada, y durante 15 años fue militante y dirigente del sindicato de Colpuertos. Una vez desaparecida esta empresa estatal, se retiró temporalmente del movimiento sindical para adelantar dos carreras universitarias. Se graduó como abogado y licenciado en español, experto en lingüística en la Universidad de Cartagena. En el 2010 retomó la lucha sindical como líder del nuevo sindicato Unión Portuaria, y desde el 2012 lidera el Consejo Laboral Afrocolombiano.

Su propuesta legislativa:

  • Campaña de movilización nacional por el empleo y un ataque de fondo a la tercerización laboral, la que él llama “la joya de la corona” del neoliberalismo en materia económica y laboral. Esto mediante una legislación que impulse la formalización del empleo.
  • En el campo de la salud, buscará eliminar la intermediación de las EPS mediante un nuevo modelo de salud, mejorado.
  • Una cruzada nacional por la recuperación y reinserción al desarrollo de toda la zona del pacífico y buena parte de la región atlántica, dos regiones que tienen un rezago muy grande con respecto al resto del país, en todos los órdenes: institucional, industrial, agropecuario, académico.

 

YESID CAMACHO JIMÉNEZ (Nº 15)

Mi postulación como candidato al Senado no fue tanto una decisión personal, sino que fue tomada por el sindicato Anthoc en un plénum realizado el mes de diciembre pasado, y fue ratificada recientemente por la asamblea nacional del sindicato que se llevó a cabo en Medellín”, señaló Yesid Camacho Jiménez, veterano sindicalista del sector de la salud, oriundo del departamento del Tolima.

Camacho Jiménez inició su carrera sindical hace 37 años en sindicato de la salud del Tolima, del cual, siendo aún joven, fue su presidente. En tal condición integró el comité ejecutivo y fue presidente de Fenasintrab, y del ejecutivo de Fentrasalud, mientras esta federación existió. Durante los últimos 13 años se desempeñó como presidente de la Asociación Nacional de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, Anthoc, cargo que dejó el año pasado para asumir la fiscalía de esta organización. Su candidatura también la respaldan sectores vinculados a la Alianza Nacional por la Salud, ANSA.

El próximo 9 de marzo espera superar el resultado que obtuvo en las elecciones parlamentarias del 2006, cuando fue candidato al Senado por el Polo Democrático con una cauda de 12 mil votos, que en aquella oportunidad no le alcanzaron para obtener la curul. “Esta vez la decisión es más colectiva y más respaldada por el conjunto de la organización sindical del sector salud”, agregó.

 Sus propuestas para el Senado:

El eslogan de su campaña: “Por Colombia saludable”, tiene que ver con la defensa del derecho a la salud del pueblo colombiano.

“Estamos luchando contra el actual modelo de salud y el proyecto de ley 210 que cursa  en el Congreso, buscando que la prestación del servicio de salud no sea un negocio sino un derecho fundamental; que se eliminen la estratificaciones porque este es el único país del mundo donde la gente tiene que pelear para aparecer como pobre a fin de que le den un servicio; a la gente la volvieron paria. Estamos contra de estrategias como Familias en Acción y otras formas de asistencialismo, que lo que hacen es convertir a la población en mendigos que piden limosnas en lugar de defender sus derechos”, expresó.

En el campo laboral, Yesid Camacho abogará por la formalización de los empleos, como quiera que fue desde el sindicato Antohc que salieron las demandas jurídicas que finalmente determinaron las sentencias de la Corte Constitucional C614, C901, C690 y C171, que refrendan la orden de que el personal que labora en las entidades públicas debe tener vinculación directa a las plantas de personal.

Y finalmente está el tema de la paz, entendida ésta como un derecho fundamental de los colombianos con arraigo en la justicia social. “Porque si bien es cierto que estamos de acuerdo con la negociación que se adelanta en La Habana entre las FARC y el Gobierno, ahí no están todos los elementos que garanticen una paz duradera a los colombianos”, puntualizó el dirigente sindical.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.