Jornada Nacional de Protesta del magisterio y los movimientos estudiantil y sindical

La Federación Colombiana de Educadores, Fecode, convocó a sus 270 mil afiliados del
país a participar en la Jornada Nacional de Protesta prevista para mañana miércoles 7 de
septiembre, en la cual también han anunciado participación diversas organizaciones
sindicales y sociales, lo mismo que el movimiento estudiantil que se opone a la reforma
que pretende privatizar la educación superior.

Alberto Vanegas, miembro del Comité Ejecutivo de la CUT Nacional, dijo a esta
Agencia de Información que el movimiento sindical participará en la Jornada Nacional
de Protesta conjuntamente con la Coordinación de Movimientos y Organizaciones
Sociales de Colombia, Comosocol, que ha hecho la convocatoria en distintas
ciudades y regiones del país. Señaló que se trata de una movilización contra la política
estatal que impulsa la privatización de la educación; contra la violencia antisindical y
todas las formas de explotación de los trabajadores, como las cooperativas de trabajo
asociado, los contratos sindicales, órdenes de prestación de servicios, entre otras.

En Bogotá se tiene prevista una concentración a las 10 de la mañana en el Planetario Distrital (carrera 7ª con calle 26), con desplazamiento por la carrera 7ª hasta la Plaza de Bolívar, donde la jornada se prolongará hasta las 2 de la tarde.

En Medellín los educadores, las representaciones sindicales y de organizaciones
sociales se concentrarán desde las 10 de la mañana frente a la sede de la Asociación de
Educadores de Antioquia, ADIDA (calle 57 Nº 42-70), desde donde la marcha avanzará
por la Avenida Oriental hasta el Centro Administrativo La Alpujarra, centro de la
ciudad. Y a la una de la tarde arrancará la marcha de los estudiantes desde la
Universidad de Antioquia, también en dirección a La Alpujarra.

Los motivos de la protesta de Fecode

Senén Niño, presidente Fecode, dijo que la convocatoria a la jornada de protesta se hizo
a los educadores, padres de familia y comunidad educativa en general de todo el país,
con más fuerza en las ciudades capitales. Con ella el magisterio colombiano busca
llamar la atención del gobierno y la sociedad sobre sus problemas y reivindicaciones
más sentidas, que resumió en los siguientes puntos:

La intención del gobierno de acabar con las garantías que en materia de salud la ley
otorga a los maestros, hecha pública por el Gobierno en la mesa del Consejo Directivo
del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales.

“El gobierno pretende afiliar el magisterio a las EPS y así llevarnos al fatídico régimen
general determinado por la Ley 100, en contravía a lo que la misma Ley 100 establece.
Y no es cualquier cosa lo que está en juego: son más de $700.000 millones anuales por
tres años. Un contrato lo suficientemente jugoso para alborotar intereses cruzados. Lo
otro es que la afiliación a las EPS no sólo rompe la integralidad de nuestro régimen
especial de salud, sino que involucra un componente ético, pues las EPS son empresas
que han mostrado serias fallas en la intermediación de los recursos de la salud, lo que ha
menoscabado este servicio vital a los colombianos”, puntualizó el presidente de Fecode.

Y recordó que Fecode tiene un estudio que contrató con la Universidad Nacional para
mejorar el modelo especial de salud de los maestros, con la idea de incorporar sus
resultados al texto de los términos de referencia para la nueva licitación de los
servicios médicos asistenciales del magisterio.

Otra razón de la protesta que convoca Fecode, tiene que ver con las reformas
educativas que el gobierno ha venido enfocando hacia la privatización de la educación,
tanto en la básica como en la secundaria, a través de megacolegios en concesión y la
cobertura educativa con operadores privados; la entrega de la administración de
colegios públicos a entidades religiosas; la entrega de dineros a las comunidades
indígenas para que contraten maestros, tercerizando con ello la profesión de los
educadores; y la pretensión de acabar con las escuelas normales. “Las quieren convertir
en instituciones tecnológicas superiores, pero sin presupuesto y en total incertidumbre.
“El gobierno debe asumir con responsabilidad la formación de los maestros, pero no por
la vía de acabar con las normales sino fortaleciendo su currículo y otorgándoles más
presupuesto”, anotó Senén Niño.

El magisterio también marchará para protestar por los asesinatos de maestros. Según
Fecode, en lo que va del año contabilizan 16 educadores asesinados, siendo Córdoba el
departamento donde la situación es más crítica.

“En general buscamos preparar condiciones para una lucha más fuerte. Tenemos como
ejemplo el caso de los chilenos. Ellos se movilizaron durante muchos años para
defender la educación pública, y hoy la comunidad educativa, estudiantes, padres de
familia e intelectuales, adelantan una gran lucha patriótica. Seguramente en poco tiempo
Colombia, para salvar su educación pública, tendrá que transitar por el camino que nos
están enseñando los chilenos”, agregó el presidente de Fecode.

Ante la pregunta de si Fecode va a participar en el paro de 24 horas aprobado por las
3 centrales y las 4 federaciones sindicales de empleados públicos (distintas al
magisterio), Senén Niño aclaró:

“Todavía no podemos decir si vamos o no a ese paro. Vamos a mirar y evaluar las
condiciones. Todo depende de lo que ocurra en los próximos días en las dos comisiones
que conformamos con el Ministerio de Educación para analizar el tema de la prorroga
de los contratos de salud de los maestros. Si el Gobierno insiste en meternos a las EPS,
lógicamente el magisterio de Colombia estará en el paro nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.