Ex presidenta de Finlandia estuvo en Colombia y visitó varias organizaciones sindicales

—También habló de la problemática que hoy vive el sindicalismo de su país—

Esta semana que termina, el sindicalismo colombiano tuvo una importante visita, la de la señora Tarja Halonen, ex presidenta de la República de Finlandia, quien al frente de una legación de la Central Sindical Finlandesa SAK y su Centro de Solidaridad Sindical (SASK) visitó varias organizaciones sindicales, sostuvo un encuentro con el Ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, y otro con la delegación de la OIT en el país.

SASK es un centro de solidaridad sindical europeo que de años atrás han tenido una fluida relación de colaboración y cooperación con el sindicalismo colombiano, y el objetivo de la señora Halonen y la legación que encabezó fue precisamente conocer de primera mano algunas experiencias de organizaciones sindicales receptoras de esa colaboración.

Visitó las sedes de las centrales sindicales CUT y CTC en Bogotá, las oficinas de la Escuela Nacional Sindical en Medellín, y una de las tiendas del Hipermercado Yumbo en esta misma ciudad (la de la carrera 65), donde intercambió impresiones con afiliados al sindicato Unión de Trabajadores y Trabajadoras de Grandes Superficies del Comercio en Colombia, más conocido como Unión Comercio.

Es de anotar que durante los años en que Halonen fue presidenta de Finlandia, la cooperación financiera y política de SASK fue decisiva para que en 2011 se conformara y tomara fuerza el sindicato de trabajadores de los entonces almacenes Carrefour, organización que evolucionó y se convirtió en sindicato de industria con el nombre que actualmente tiene, el mismo que hoy cuenta con cerca de 6.500 trabajadores afiliados en las tiendas Metro, Yumbo y Easy del país, todas de propiedad del grupo chileno Cencosud, que adquirió a Carrefour Colombia.

Patricio Sambonino, coordinador regional para América Latina de SASK, calificó la visita de la señora Halonen y la delegación finlandesa como un “espaldarazo” político al sindicato Unión Comercio; visita que fue acordada en Sudáfrica durante el último congreso de la UNI Global Unión, confederación de la cual es socio y aliado el sindicato Unión Comercio. Su propósito fue verificar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Cencosud Colombia en el marco del acuerdo global con UNI en materia de negociación colectiva y diálogo social.

Por su parte Luz Marina Díaz, presidenta de Unión Comercio, ponderó como muy importante para los trabajadores la visita de la expresidenta de Finlandia, una mujer con larga trayectoria en defensa de derechos humanos y laborales. “Nos reafirma que el sindicato no está solo, que está acompañado de una gran organización mundial como SASK”, anotó.

En Finlandia el Gobierno golpea a los sindicatos

En diálogo con esta agencia de información, Tarja Halonen también se refirió a la situación de su país, donde el movimiento sindical es objeto de una arremetida del nuevo gobierno de derecha, que pretende, en beneficio de los empleadores, eliminar beneficios y derechos logrados por los trabajadores en su historia de lucha.

En efecto, el Gobierno del primer ministro Sipilä viene impulsando cambios legislativos que establecen límites máximos para lo acordado colectivamente en las negociaciones con los sindicatos, cambios que se espera entren en vigor a principios de 2017. Implicarán, entre otros aspectos, la eliminación de dos días festivos, recorte de una semana en las vacaciones anuales, y recorte en el pago de horas extras y dominicales, hecho este que afectará especialmente a trabajadores poco remunerados, principalmente mujeres que laboran en las ramas de servicios, lo que les recortará entre el 4% y el 6% de sus ingresos.

La reforma del gobierno Sipilä también plantea recortes en el pago de los días de licencia por enfermedad, y rebajar a los empleadores del sector privado las cotizaciones al seguro social en 1,72 puntos porcentuales.

Son medidas que obviamente el movimiento sindical desaprueba tajantemente, al tiempo que acusa al Gobierno de interferir peligrosamente con el derecho de las organizaciones del mercado de trabajo para hacer sus propios acuerdos.

Ante tal situación, las tres centrales sindicales de Finlandia han organizado manifestaciones conjuntas en contra de los planes del Gobierno, como la realizada el pasado 18 de septiembre en Helsinki.

“Este es un golpe excepcionalmente duro contra la sociedad finlandesa que desde hace mucho tiempo se ha basado en el consenso. Esto incide en el corazón mismo de la libertad de acuerdo“, dijo Jarkko Eloranta, Presidente del Sindicato de los Sectores Público y Bienestar.

Sobre el nuevo gobierno y sus planes en contra de las conquistas sindicales, Tarja Halonen dijo que son políticos que no se han involucrado en la negociación colectiva y subestiman la voz y la opinión de los sindicatos. Por lo que prevé que en el futuro cercano va a haber en el país bastantes huelgas, como la que anunció el presidente de la Federación de la Policía finlandesa, Yrjö Suhonen, el primero en decir que su sindicato está considerando la huelga, dado que los policías son de los más afectados con la reducción del salario dominical.

Sin embargo, la señora Halonen se declaró optimista en que la situación tendrá un mejor desenlace. “Los nuevos gobernantes todavía no conocen las reglas de juego, pero van a aprender en el camino”, precisó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.