Déficit presupuestal afecta funcionamiento y calidad educativa del SENA, alerta Sindesena

Déficit presupuestal afecta funcionamiento y calidad educativa del SENA, alerta Sindesena
(Tomado de caracolradio.com)

Desde hace varios días los aprendices del SENA de Soacha tienen paralizadas sus labores en protesta por el pésimo estado de las locaciones donde estudian y la falta de dotación de las mismas, problemas que no son muy distintos de los que aquejan a otros centros de formación de la entidad en las distintas regiones del país, aseguró Aleyda Murillo, presidenta de Sindesena, sindicato de base de la entidad.

Según la dirigente sindical, los problemas de fondo son el manejo burocrático y clientelista que las últimas administraciones le han dado al SENA, y la asignación presupuestal, que no solo ya es deficiente, debido al aumento de la cobertura y apertura de nuevos centros de instrucción, sino que tiende a agravarse porque al proyecto de presupuesto general de la nación que el Ministerio de Hacienda presentó al Congreso para el 2019, reduce en $290 mil millones el presupuesto del SENA.

Este recorte –afirma la presidenta de Sindesena– pone en riesgo la continuidad de los empleados temporales, cuyos contratos se terminan en julio de 2019; como también afecta los recursos que se requieren para terminar las obras locativas inconclusas. “Se estima que estas obras cuestan $180 mil millones, pero en el presupuesto para el próximo año solo hay destinados $40 mil millones, porque el exdirector, Alfonso Prada, trabajo con vigencias futuras y dejó esas obras sin plata”, precisó la directiva sindical.

El déficit presupuestal que carga la entidad se refleja en la falta de elementos didácticos en los centros de formación de todo el país, en donde los aprendices no cuentan con los materiales necesarios para adelantar las prácticas que exigen sus programas y el cumplimiento de sus metas. Además, agregó la señora Murillo, los estudiantes deben costear de su bolsillo elementos de instrucción y las giras pedagógicas, cuando se supone que el eje central del SENA es la gratuidad.

También puedes leer: Denuncias de Sindesena mueven a la Procuraduría a actuar contra la corrupción en el SENA (Informe especial)

Es loable la ampliación de la cobertura que la entidad ha venido implementando, pero ésta no se está haciendo como es debido porque la planta de personal para atender esa cobertura no crece. Esto ha generado sobrecupos en los cursos y planes de choque para subsanarlos, como unir dos y hasta tres grupos de aprendices con un solo instructor.

Son medidas de choque que están provocando un bajón en la calidad de la instrucción y mucho desánimo y deserción de buenos instructores”, aseguró Aleyda Murillo.

En el centro de formación en  Soacha, uno de los que atiende el mayor número de aprendices, el problema prioritario es el locativo. Es la principal demanda de los estudiantes que, apoyados por los instructores y empleados vinculados a Sindesena, realizan un paro desde hace varios días. Las edificaciones donde reciben su instrucción no son de propiedad del SENA y están en condiciones deplorables, no cumplen los requisitos mínimos para esa labor.

Se ha priorizado la dotación de sedes nuevas en otras ciudades, pero a la de Soacha no le ponen la atención que merece”, indicó la señora Murillo, quien además ve con preocupación el anuncio del nuevo director del SENA, Carlos Mario Estrada, quien lleva tres semanas en el cargo, en el sentido de que no se harán más construcciones.

Tal anuncio es preocupante porque todos los días crece la cobertura y el número de aprendices, y no hay suficientes locaciones donde atenderlos. De ahí que se tenga que recurrir al arriendo de sedes que en muchos casos no cumplen los requerimientos, o se prestan para contratos untados de corrupción.

También hay problemas en el centro de hotelería de Bogotá, donde los aprendices no cuentan con los alimentos necesarios para poder adelantar sus prácticas; y en el Centro de Formación de Talento Humano en Salud, que no cuenta con presupuesto suficiente para  garantizar las vacunas exigidas para poder ingresar a una institución hospitalaria.

El proceso de contratación en el SENA

Como fruto del largo paro que se desarrolló en las distintas sedes del Sena entre septiembre y octubre de 2016, el gobierno se comprometió a contratar una planta de 800 empleados temporales, y a ampliar la planta de la entidad en 3 mil cargos, en un proceso  diferido a varios años.

Aunque no con la celeridad que los acuerdos indicaban, el proceso de contratación ha seguido su curso, señaló Aleyda Murillo. Y actualmente están en la etapa de concurso de méritos para vincular a la planta a 4.900 personas, más incluso del número estipulado en los acuerdos, y se cuenta con la apropiación presupuestal para ello. Concurso que se decidió hacer de una sola vez y no partido en varios años para evitar desgastes.

El concurso de méritos para la parte administrativa está en su etapa final y se espera que a finales de octubre se estén posesionando quienes lo ganen. El proceso para los instructores debe terminar en enero de 2019.

“Pero tenemos muchas dudas porque los anuncios del gobierno son de recorte presupuestal y reducción de las plantas de personal. Nos da temor que no se respete el acuerdo de ampliación de la planta del SENA. Además el Consejo de Estado ha cuestionado el concurso de méritos. El temor es que si éste se cae, deja la puerta abierta a las prácticas clientelistas de siempre”, anotó la presidenta de Sindesena.

El concurso de méritos es abierto, como lo ordena la ley cuando se trata de ocupar cargos definitivos en la administración pública. De ahí que se hayan presentado 107 mil personas que aspiran a un cargo en el SENA, entre ellas la mayoría de instructores que hoy trabajan como contratistas, más de 20 mil.

Sobre el trámite del concurso de méritos, Aleyda Murillo señaló como inconveniente la forma en que se responden las reclamaciones de las personas que han estado vinculadas al SENA como contratistas. Hay irregularidades en la verificación de requisitos, pruebas escritas y la valoración de antecedentes, que no tienen en cuenta los certificados expedidos por el SENA ni la experiencia de esas personas en la entidad.

“Pareciera que a la administración no le interesa que los compañeros que por años han trabajado en la entidad como contratistas, o con nombramiento provisional o de planta, puedan acceder a los nuevos cargos”, señaló Aleyda Murillo.

Corrupción y clientelismo

Otro temor del sindicato es que se sigan registrando los hechos de corrupción que éste ha venido denunciando en los últimos años. Espera que la nueva administración tome cartas al respecto.

Mencionó, como un hecho recurrente, la inauguración de obras de infraestructura que no se han terminado ni dotado, pese a que se han girado el costo delas mimas al constructor.

Sedes que se reciben como terminadas pero no cuentan con la dotación ni adecuaciones necesarias, ni con los equipos, los muebles, ni las conexiones, ni conectividad. Para el  momento de la inauguración llevan equipos de otras sedes, pero pasa la inauguración y se los vuelven a llevar, anotó la presidenta de Sindesena.

Fue lo que ocurrió, para mencionar algunos casos, con el edificio de la calle 57 en Bogotá, que a pesar de no estar terminado se inauguró con bombos y platillos. Y con la sede de la Regional Amazonas, que se inauguró sin tener dotación, energía, aire acondicionado, ni conectividad; y también con la Sede de Santander de Quilichao en la Regional Cauca.

Algo que Sindesena también ha denunciado como hechos de corrupción, es el incremento clientelista de los cargos de colaboradores creados por las directivos de la entidad; cargos de funcionarios que tienen funciones dobles o claramente no se necesitan.

“Los directivos que salen de la entidad dejan un montón de asesores y colaboradores, que se suman a los que dejan los directivos que los sustituyen, de otra vertiente política, y así se va acumulando una planta burocrática y clientelista”, anotó Aleyda Murillo.

Mencionó un caso especial, el de Felipe Silva, profesional de la regional Boyacá, quien afirma ser muy cercano al senador Álvaro Uribe, lo que, según él, le da derecho a hacer lo que quiera y a amenazar a través de las redes sociales a los directivos de Sindesena, Catalina Jaramillo y Edgar Salamanca. El sindicato ha denunciado la actuación irregular de este personaje, pero sus jefes le toleran sus irregularidades, cuenta con el amparo de las directivas de esa regional, afirmó Murillo.

Sindesena espera continuar con la negociación de su pliego de solicitudes con el nuevo director del SENA, Carlos Mario Estrada, quien apenas se posesionó el 11 de septiembre, luego de que la entidad estuviera más de un mes sin director en propiedad. La negociación de este pliego quedó trunca con el director anterior, hay pendientes varios puntos, entre ellos el tema de relacionamiento con el sindicato.


Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.