668 recaudadoras de Transmilenio se unen a SNTT

Agosto arrancó con una buena noticia para el movimiento sindical: la fusión de Sintrarecaudo, sindicato de empresa, con el Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte y la logística(SNTT), organización de industria.

Con 668 afiliadas, Sintrarecaudo es –o era– el sindicato de base de Recaudo Bogotá SAS, empresa que tiene 7 años de funcionamiento y se ocupa de la operación y mantenimiento del sistema de recaudo en las troncales de Transmilenio, y comercializa las tarjetas del sistema bajo la marca Tu Llave. Emplea a 2.700 personas, en un 80% mujeres, y de ellas, más de la mitad, madres cabeza de familia.

Puede leer: Los puntos laborales en el acta de acuerdo que permitió levantar el paro en Buenaventura

Con la llegada de los y las afiliadas a Sintrarecaudo, SNTT pasa a tener 3.050 afiliados, lo que le permite fortalecerse y seguir consolidándose como la organización líder en la representación de las y los trabajadores del transporte en Colombia; así como avanzar en la línea trazada por la CUT en el sentido de que haya menos sindicatos y más sindicalizados, esto es: menos sindicatos de empresa y más de industria, aseguró el presidente nacional de SNTT, Esteban Barboza.

La fusión es por fin una realidad, gracias al apoyo de muchas  compañeras y compañeros que creyeron que sí era posible hacerla, a pesar de tantos obstáculos y dificultades”, señaló Barboza, quien resaltó el hecho de que la mayoría de quienes llegan de Sintrarecuado son mujeres. Una “inyección” de género que resulta estimulante para una organización que, como SNTT, ha sido básicamente masculina.

“Desde hace año y medio SNTT venía acompañando y asesorando las luchas de las compañeras de Sintrarecaudo, incluso habían hecho ya dos intentos de fusión, hasta que analizaron su situación y vieron la necesidad de pasar a ser sindicato de industria, ya que como organización de base tenían problemas”, agregó el presidente de SNTT.

El proceso se demoró por la dificultad de la membresía de Sintrarecaudo para hacer una asamblea con quórum suficiente para aprobar la fusión, debido la disparidad de los turnos y horarios en Trasmilenio. Así que se optó por citar a una asamblea permanente de tres días, en la cual la gran mayoría votó por la fusión. Y a la vez SNTT debió realizar una asamblea extraordinaria para aprobarla, en la que participaron 39 delegados de las subdirectivas de las 11 ciudades donde tiene presencia.

En el proceso de fusión se destaca la activa participación de Manuel Téllez, presidente de la CUT Bogotá-Cundinamarca, y de Antonio Rodríguez Fritz, secretario regional de la Confederación Internacional del Transporte (ITF América), quien estuvo varias veces en el país apoyando el proceso.

Por otra parte, para SNTT la fusión de Sintrarecaudo es el mejor abrebocas para celebrar sus primeros diez años de existencia, el próximo mes de noviembre. “Es un aire renovador para continuar nuestro plan estratégico de crecimiento y lograr más y mejores convenciones colectivas en beneficio de los trabajadores del transporte” anotó Barboza.

Panorama laboral en Recaudo Bogotá

Desde el pasado 13 de abril la empresa Recaudo Bogotá SAS se acogió a la Ley 1116 de 2006, que establece el Régimen de Insolvencia Empresarial para empresas con dificultades para normalizar sus relaciones crediticias y comerciales, por lo cual su control pasó a la órbita de la Supersociedades.

En aquel momento, el 24% de las deudas de la empresa presentaba cesación de pagos. Entre las causas que la llevaron a su crisis de insolvencia, según la empresa, estaban el retraso en la implementación del sistema integrado de recaudo, control e información al usuario (SIRCI) y el atraso en la implementación de la flota del SITP.

Solo que las dificultades financieras la empresa se trasladaron a su vez a los y las trabajadoras, dijo Vivian Johana Acosta, quien hasta el momento de la fusión se desempeñó como presidenta de Sintrarecaudo.

Según la dirigente,  se volvieron corrientes los retrasos en el pago de la seguridad social y los aportes a las cajas de compensación, lo mismo que la prima de junio  y el pago de la liquidación a los trabajadores que se retiraron o fueron despedidos. Además, amentaron los procesos disciplinarios y la presión sobre el sindicato. En los últimos meses van no menos de 700 llamados a descargos, dijo Acosta.

Cuando los compañeros piden una cita médica o tienen una emergencia, en las EPS no los atienden porque aparecen como deudores. La empresa les dice que el pago ya se hizo, o que la Supersociedades tiene que aprobar todos los pagos. Y la Supersociedades dice que los retrasos se deben a que la empresa no manda los documentos a tiempo, y así nos caramelean”, agregó.

En Recaudo Bogotá todos los trabajadores de base ganan salario mínimo, más un bono adicional de $271.000 por cumplimiento de metas. Que no todos ganan porque la misma empresa pone todo tipo de trabas para no pagarlo.

Este bono se pierde por varias causas, explicó Vivian Acosta: si los retrasos en la hora de ingreso suman más de 16 minutos al mes; si en el mes tienen incapacidades de uno o dos días, así tengan el soporte de la EPS; si en el mes tienen un faltante de caja superior a 10 mil pesos, el cual, además, se les descuenta del salario; y por no participar en los cursos de capacitación virtual que programa la empresa.

A veces hay faltantes grandes de 100 mil o más de 500 mil, y se los cobran a la empleada sin presentar ninguna prueba. La única prueba es el acta de la empresa trasportadora de valores, a la que se le cree más que a la trabajadora.  Nos hemos quejado por eso y no ha valido”, dijo Vivian Acosta.

Te puede interesar: En Buenaventura, a trabajador portuario lo afilian como extranjero para no cotizarle a pensión

Otra demanda de las trabajadoras que tampoco ha sido atendida por la empresa, es la de mejores garantías  de transporte y seguridad a las mujeres que terminan el último turno a las 11 y media de la noche, y a las que ingresan al primer turno de las 3 y media de la madrugada, cuando la ciudad es insegura, y les toca a veces pagar taxi de su bolsillo para no llegar con retraso e inhabilitarse para el bono.

La actitud de la empresa, que mete miedo a los trabajadores para evitar que ingresen al sindicato, es otro escollo que tienen que enfrentar. Según la señora Acosta, a raíz de su crisis de insolvencia la empresa ha propagado la versión de que en caso de que se liquide o se venda a otra compañía, los primeros despedidos serán los del sindicato, razón por la cual en los últimos dos meses se han retirado cerca de 100 afiliados. Eran 759 y ya quedan 668.

Esa precisamente fue una de las razones para buscar la fusión con SNTT. Al respecto Acosta anotó: “Decidimos afiliarnos porque somos un sindicato de empresa, pero no sabemos en qué momento ésta cambie de razón social y se acabe el sindicato. Ahora que estamos en la ley de quiebra necesitamos mayor protección y garantías para seguir luchando por el bienestar de las compañeras”.


Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.