La CUT prepara sus elecciones internas para el 7 de junio de este año  

 

—Unos 500 mil trabajadores están habilitados para votar—

Vamos a desarrollar un proceso electoral de manera tal que se garantice la participación directa de todos los afiliados a la Central, y la absoluta transparencia durante todas las fases del proceso”, aseguró Domingo Tovar, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, refiriéndose al compromiso que próximamente esta confederación sindical tiene con su democracia interna: las elecciones para renovar todas sus estructuras directivas a nivel nacional y regional, con participación universal y mediante voto directo.

Se elegirán los 21 miembros del Comité Ejecutivo Nacional que reemplazará al actual, cuyo período estatutario de 4 años se cumplió desde el 4 de julio del 2012. También se elegirán los comités ejecutivos de cada una de las subdirectivas departamentales, el comité ejecutivo de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, y las juntas directivas de varios sindicatos afiliados a Fecode. Precisamente para unificar el proceso con los comicios internos en Fecode se corrió un día la fecha inicial, o sea quedó para el 7 de junio en jornada electoral de 14 horas: entre las 6:00 de la mañana y las 8:00 de la noche.

Otro punto que hace importante este proceso electoral, y crucial para el futuro de la organización y del movimiento sindical en general, es que ese mismo día en las urnas los trabajadores escogerán los 800 delegados al Sexto Congreso de la CUT, que por estatutos debe realizarse 6 meses después, o sea en diciembre de 2013. Cada sindicato elige delegados de acuerdo con su número de afiliados. Entre 100 y 300 da derecho a un delgado, y por cada 500 adicionales otro más. Por ejemplo, un sindicato con membrecía de 1.300 trabajadores tiene derecho a 3 delegados.

De tal suerte que buena parte de la actividad de la CUT en este primer semestre, desde su cúpula hasta su militancia de base, será preparar estas elecciones, con la mira puesta en alcanzar la mayor y real participación de los afiliados. Con las dificultades propias de un proceso electoral tan arduo y complejo como éste. Pues es de recordar que el esquema eleccionario de la CUT, de voto universal y directo, es poco usado en el movimiento sindical.

Medio millón de electores

Ya depurado y ajustado el Censo Sindical, o sea el número de trabajadores que cumplen los requisitos estatutarios para votar en los sindicatos afiliadas a la CUT, censo que se cerró el 15 de febrero, por lo menos medio millón de trabajadores están habilitados para votar el 7 de junio.

La gran mayoría de los sindicatos cumplieron el trámite de la inscripción en el censo sindical, unos 500 mil afiliados se censaron al final, con una pequeña depuración. Quedaron unos 60 mil afiliados que por diversas circunstancias no participaron en el censo”, señaló Fabio Arias, fiscal de la CUT, y en esa misma condición uno de los garantes de la gesta democrática.

De tal suerte que cada votante depositará en las urnas tres tarjetones, pero los maestros afiliados a Fecode tendrán uno más, porque ellos ese día eligen el Comité Ejecutivo de su organización. Y en Antioquia el sindicato de educadores (Adida) está estudiando la posibilidad de elegir también ese día su Junta Directiva Departamental, y en ese caso los maestros antioqueños depositarían 5 tarjetones.

Se estableció que esta primera semana de abril ya deberán estar inscritas las planchas con los aspirantes a los cargos directivos de la CUT. Un mes antes, o sea el 6 de mayo, se fijarán los puestos de votación y se abrirá un link en la página web de la CUT para que los votantes puedan saber en qué puesto les toca votar.

Los tribunales de garantías

“La idea es garantizar un marco de transparencia, sin caer en esos vicios que tiene la burguesía y que también se han dado al interior del movimiento sindical, y que hay que hacer todo lo posible por corregir”, dijo Domingo Tovar, presidente de la CUT. Y agregó: “Este no es un proceso de elección entre dos bloques ideológicos, como se ha querido presentar. En la CUT hay de todas las corrientes políticas e ideologías, y todas tienen el derecho a expresarse en igualdad de condiciones”.

Y los órganos establecidos para garantizar transparencia y ausencia de esos “vicios” son los tribunales electorales, que deberán nombrarse en los próximos días. Habrá un Tribunal Nacional Electoral, conformado por cinco principales y sus respetivos suplentes, que deberá replicarse en cada departamento con un tribunal por subdirectiva, y tribunales municipales allí donde haga falta. Además cada plancha que se inscriba tanto a nivel nacional como departamental tendrá un testigo electoral.

Y como un elemento que puede ayudar en la eficacia y transparencia del proceso, las directivas de la CUT acordaron solicitarle al Gobierno el acompañamiento de la Registraduría Nacional en el proceso eleccionario, como una contribución al fortalecimiento del movimiento sindical en el marco de la Constitución Política.

 “Creemos que podemos concretar con la Registraduría un proceso de veeduría en la instalación de las mesas, en el listado de votantes, en el escrutinio final. Pero hasta ahora no hemos recibido respuesta a esa solicitud”, señaló Fabio Arias.

Otra solicitud que hizo la CUT en el marco tripartito de la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, es que tanto el gobierno como los empresarios den unas mínimas garantías para que los trabajadores puedan participar.

“Por ejemplo, en agosto pasado la Asociación Distrital de Educadores, el sindicato más grande del país: 23.000 afiliados, hizo elecciones internas y les dieron un día compensatorio a los maestros que fueron a votar. Aspiramos que se haga algo similar con los 500 mil trabajadores que participarán en las elecciones de la CUT, tanto del sector público como del privado, que las empresas les garanticen media jornada laboral remunerada para que puedan votar”, explicó al respecto el fiscal de la CUT, Fabio Arias.

Se acaban las urnas móviles

“El mayor problema de las elecciones pasadas, y del que se quejó Raimundo y todo el mundo, fue el de las urnas móviles, urnas que no se sabe donde permanecen todo el día de elecciones, no sabemos qué pasa con ellas”, señaló Arias.

Agregó que ese tema ya quedó definido y regularizado: será el elector el que tenga que buscar la mesa, y no al contrario. Una vez definidos el puesto de votación y los jurados, éstos no se podrán mover, y todo el tiempo estarán vigiladas por los jurados y los testigos de los candidatos.

“Puede que eso limite la participación de unos pocos electores, pero nos garantiza más trasparencia. Procuraremos que las urnas queden lo más cerca del lugar de trabajo, y vamos a combinar varias modalidades para garantizar la votación. Habrá sitio donde la una modalidad será acercar la urna al puesto de trabajo, y otro será un solo puesto de votación donde convoquemos a todo el mundo. En municipios de menos de 300 mil habitantes puede haber un solo puesto donde todos los afiliados a un sindicato de ese municipio puedan votar. En las ciudades más grandes, nos toca buscar mecanismos entre puesto de votación único y urnas cercanos al puesto de trabajo”, explicó el fiscal de la CUT.

Las urnas de abrirán a las 6 de la mañana y se cerrarán a las 8 de la noche con el objeto de que los trabajadores de todos los turnos de trabajo de las diferentes jornadas puedan participar en la elección. El sector que por tradición y cultura vota más fácilmente, es el magisterio, del que se espera una copiosa votación. Pero hay sectores, como el de la salud, la minería o la agroindustria, en los que a las personas no les queda fácil retirase de su puesto de trabajo para ir a votar.

“Por eso llamamos a que la gente haga un esfuerzo para ir a votar, para hacer el día sindical un escenario de la democracia de los sindicatos y la vigencia del movimiento sindical en Colombia”, puntualizó Fabio Arias.

 “Entendemos que en este proceso tenemos que jugarle limpio a los trabajadores y demostrarle a la comunidad nacional e internacional que es uno de los actos más políticos y significativos para los trabajadores colombianos. Es una muestra de que la central, con toda su diversidad ideológica y política, sigue afirmando sus estructuras y fortaleciéndose como la central más democrática del país: progresista, clasista, unitaria”, opinó por su parte Gilberto Martínez, director del Departamento de Organización de la CUT.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.