Esta semana se reúne el Comando Nacional Unitario para definir las pautas y la fecha del paro nacional

Encuentro de las centrales sindicales y 41 organizaciones sociales en Bogotá, que reactivó el Comando Nacional Unitario.
Encuentro de las centrales sindicales y 41 organizaciones sociales en Bogotá, que reactivó el Comando Nacional Unitario.

El recién reactivado Comando Nacional Unitario, conformado por las tres centrales sindicales, anunció para mediados de esta semana una importante reunión ampliada con delegados de otras organizaciones sociales y políticas, para definir las pautas y el cronograma del paro nacional que se proyecta realizar en el corto plazo, como protesta por el deterioro de la situación del país y las recientes medidas tomadas por el Gobierno Santos.

Así lo manifestaron a esta agencia los presidentes de la CUT, la CGT y la CTC, tras el Encuentro que el martes pasado sostuvieron en Bogotá con cerca de 200 delegados de 46 organizaciones sociales de distintos sectores sociales del país, como las dignidades agropecuarias, el movimiento estudiantil, organizaciones de mujeres, de indígenas y comunidades afrodescendientes, a las que el gobierno les ha incumplido acuerdos pactados. También asistieron voceros políticos del Polo Democrático, de los Progresistas, el Partido Verde, entre otros.

La conclusión central del Encuentro fue que los trabajadores y la población colombiana hoy no tienen otra alternativa que realizar un gran movimiento de protesta contra las regresivas medidas tomadas por el gobierno Santos, y contra otras que planea tomar, que sin duda golpearán todavía más a los sectores populares.

“Hay una serie de razones que hacen necesaria una gran movilización, que sirva de antesala a una agenda de peticiones que se le harán al Gobierno Nacional”, indicó Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT.

 

Las razones del paro


Entre las razones del paro se mencionaron, entre otras, la manera arbitraria como se fijó el incremento salarial para el 2016, ya rebasado por la escalada de alzas en la canasta familiar; la mala calidad del empleo y los despidos de trabajadores; las proyectadas reformas pensional y tributaria, consideradas perjudiciales para la mayoría de colombianos y beneficiosa para las multinacionales y el gran capital; el escándalo de corrupción en Reficar; la indolencia de la clase dirigente ante los niños que mueren de hambre; la aguda crisis del sistema de salud; la agenda de privatizaciones del patrimonio público (Isagen) y las pretensiones de vender parte de la industria petroquímica y de las empresas de teléfonos y acueducto de Bogotá, como ya lo anunció el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa… En fin, la lista ya va siendo larga.

Se acordó que a mediados de esta semana los líderes sindicales se volverán a reunir con los voceros de las organizaciones sociales y políticas para concretar una propuesta de movilización, nombrar un comité de paro nacional y definir la fecha más propicia para su realización.

Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT, dijo que las centrales sindicales tomaron la decisión de reactivar el Comando Nacional Unitario de cara a la coordinación y realización de esta gran movilización nacional en defensa de los intereses de la población trabajadora. Aseguró que también las asociaciones de camioneros, algunos gremios de taxistas y del sector cooperativo han manifestado su disposición para participar en la protesta.

Ya el pleno del VIII Encuentro Nacional del Sindicalismo Estatal, que el 28 y 29 de enero congregó en Bogotá a cerca de 600 representantes de 140 sindicatos del sector público, había manifestado su respaldo al paro nacional.

Las organizaciones sindicales y sociales dejaron sí en claro su apoyo unánime al proceso de paz y a la refrendación de los acuerdos que se logren en La Habana. Lo cual –aseguraron– no es incompatible con la movilización y la realización del paro nacional. “Lo que es incompatible con el proceso de paz son las regresivas políticas sociales que los gobiernos nacional y distrital de Bogotá están tomando”, agregó por su parte Fabio Arias, secretario general de la CUT.

“Esperamos que con la misma diligencia con que el Gobierno Nacional ha obrado en La Habana, haga lo propio en el país, porque no se pude ser luz de afuera y sombra de adentro”, indicó por su parte Julio Roberto Gómez, quien aseguro que el paro que se proyecta será pacífico, una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores y de los colombianos.

Sobre el mismo particular Miguel Morantes, presidente de la CTC, afirmó: “Si bien tenemos mucho optimismo y complacencia por la paz, que cada vez está más cerca, vemos como el Gobierno Nacional actúa con medidas contrarias a la justicia social y a lo que requieren los colombianos, por lo que hay un descontento general”.

Se recuerda que los últimos paros liderados por el Comando Nacional Unitario tuvieron lugar durante el gobierno de Andrés Pastrana: en octubre de 1998, que duró 20 días, y en agosto de 1999. También en febrero de 1997 el Gobierno de Ernesto Samper debió afrontar otro paro nacional. Y el gran paro cívico de septiembre de 1977 contra las políticas de Alfonso López Michelsen, la mayor movilización popular contra un gobierno en Colombia en los últimos 50 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.