El sesgado cubrimiento de los medios a la huelga de los pilotos de Avianca.

Foto tomada de El Espectador

Colaboración de Katalina Vásquez Guzmán, periodista del equipo Revista Generación Paz. Corresponsal en Colombia de Página 12, de Argentina.

“Estamos listos para llevar esto hasta el fin”, dice el Presidente de Avianca en un video realizado por Colprensa, después de llamar criminales a los pilotos y señalarlos como minoría irresponsable, pese a que son 700, más de la mitad. Señala sin rodeos que el 49% de los vuelos de Avianca han sido cancelados por culpa de la huelga de pilotos agremiados en Acda.

Katalina Vásquez Foto: Página 12

Las notas periodísticas de la mayoría de los medios, que contratan importantes cifras de publicidad con Avianca, no cuestionan la reacción de esta compañía, ni abren espacio a las opiniones de expertos que puedan analizar las raíces y evolución de la crisis. Su papel es señalar y estigmatizar a los pilotos, repitiendo la versión de la empresa.

Puedes leer: La huelga de los pilotos de Avianca es legal y es legítima.

Lo hizo Cesar Augusto Londoño en su twitter desde el día uno de la huelga, cuando trinó que los trabajadores en paro estaban pidiendo tablets para jugar y no para trabajar. Usó el HT #QuieroSerPilotodeAvianca, que rápidamente se popularizó, generando, al menos de mi parte, una pregunta: ¿le están pagando por decir eso? Es que los acabamos de entrevistar en Caracol Radio y eso dijeron los pilotos, explicó Londoño. Mentiras. Le respondí que me daba pesar de tanta gente desinformada en las redes, pero que en su caso me daba vergüenza ajena que estuviera usando desinformación de forma tan grave.

“No tengan duda de que los responsables van a pagar por lo que están haciendo” sentencia, molesto, el Presidente de Avianca antes de dar paso a usuarios que cuentan su drama al ser cancelados sus vuelos. Los grandes ausentes son los pasajeros que protestan ante la compañía y apoyan, como muchos ciudadanos, el paro de los pilotos. Han comprendido –porque se han informado por cuenta propia y no por los noticieros de radio y tv– que las demandas del sindicato también tienen que ver con la seguridad en los vuelos, y que de eso depende la vida de quienes vuelan con Avianca. Tienen claro que los pilotos piden apenas igualdad: nivelar sus salarios a los de sus pares del resto del continente. Piden también tiquetes para sus familias, como lo hacen con el resto de empleados, menos con los afiliados al sindicato.

Vale entonces decir, con mayúscula, que la Mermelada, en términos de publicidad, ha puesto la balanza del lado de Avianca, censurando incluso a los usuarios que protestan en los aeropuertos. Fotografías del Esmad en los counter de Avianca son comunes en el perfil de Facebook de pasajeros como Adriana Rodríguez, quien opina que es Avianca la responsable de brindar soluciones. Comprobó y denunció en su muro que es engañosa la forma cómo está sorteando la crisis.

Con imágenes cuidadosamente diseñadas dicen que reembolsan dinero, que atienden en el Call Center con más personal, que exoneran de recargos. “Nada de esto es verdad, ni siquiera un hospedaje adecuado, estamos en manos de los peores”, dice otra usuaria, quien, como miles de colombianos, ha visto afectado su itinerario y su vida en la última semana por la crisis en Avianca. ¿Por causa de la huelga de los pilotos? Sí, pero también como consecuencia de las medidas (o no medidas) tomadas por la compañía y por un histórico manejo inadecuado de la negociación sindical.

Te recomendamos leer: Lo que debes saber sobre la huelga en Avianca. Video

Basta escuchar a Efremovich, el Presidente de Avianca, amenazando furioso a los pilotos que ejercen su derecho a la protesta. Van a pagar hasta las últimas consecuencias, sentencia. ¿Cuáles son las últimas consecuencias, señor Efremovich? ¿Le ha preguntado algún periodista o medio eso? No, en su mayoría están concentrados en aplaudir su “valiente” respuesta, repleta de información manipulada.

Hoy como nunca cuestiono el papel de los medios de comunicación en Colombia. ¿Están haciendo periodismo, o publicidad a Avianca? Ha sido vulgar su postura a favor de la compañía, su desequilibrio, e incluso el principio básico del periodismo: la falta de contraste de fuentes.

Hoy como nunca cuestiono el papel de los medios de comunicación en Colombia. ¿Están haciendo periodismo, o publicidad a Avianca? Ha sido vulgar su postura a favor de la compañía, su desequilibrio, e incluso el principio básico del periodismo: la falta de contraste de fuentes. Al inicio de la huelga en el programa Pregunta Yamid entrevistaron a tres funcionarios de Avianca, ninguno de Acdac. Mejor lo hicieron La W y La Fm, que días después dieron el micrófono al presidente del sindicato, así después de terminada la entrevista los periodistas emitieran juicios de valor calificando de exageradas sus pretensiones.

Con Yamit Amat, así como con otros medios, el presidente de Avianca se encargó de exponer en forma amañada tres peticiones del Acdac. Empezó por decir que Avianca es en Colombia las compañías que mejor paga, pero sin reconocer que sus pilotos ganan el 50% menos que sus pares del mismo holding de Avianca en otros países. Exageró la indignación por lo que llamó un “paro ilegal”, escondiendo que, según la OIT y la legislación nacional e internacional, la huelga es un derecho y la aviación no es un servicio público esencial.

Lo dicho por Efremovich sobre que la huelga es ilegal logró que mi madre, que veía la tele conmigo, se molestara. Exclamó: “Humm, tan conchudos esos pilotos, dejarnos así varados”. Le respondí: “Mamá, ¿no será responsabilidad de la compañía haber llegado a este punto?” Luego revisamos las peticiones en la web de Acdac y, ¡oh sorpresa!, apareció el tema de la seguridad aérea, de lo cual los directores de medios y reporteros no dicen nada. Poco hablan de la insistencia de Acdac en mejorar las condiciones de seguridad, no ponen sus micrófonos para que la Aerocivil o los directivos de Avianca expliquen las denuncias que hay sobre lo inseguro que es volar en esta aerolínea, que no cumple todas las normas de seguridad aérea. También pasan por alto las consecuencias del monopolio del mercado aéreo, y que llegada una crisis como la actual la responsabilidad legal y ética es de la Compañía misma.

Los medios se muestran compasivos con la Compañía y adulan su capacidad para “resistir el mal momento”. ¿Quién tiene la razón? ¿Los pilotos o Avianca? Nos preguntamos todos, pero sin elementos para tomar una postura fundada en la razón. Solo con la versión a favor de la compañía de los tres empleados que Yamid Amat llevó a su set (ninguno de Acdad) se atrevió a hacer una encuesta entre los televidentes, con apenas la versión a favor de la compañía. ¿Quién puede creer en semejante consulta?

Te puede interesar:  Así le respondió esposa de piloto de Avianca a Germán Efromovich

Las redacciones de los medios tampoco se ponen en la tarea de recordar las utilidades netas de la compañía: US$44,1 millones en 2016. Un cambio notable frente a las pérdidas de US$139 millones que Avianca Holdings tuvo en 2015. Sin embargo, todavía está lejos de alcanzar los US$128 millones de ganancias que reportó durante el 2014. ¿Cuestiona alguien –aparte de los pilotos– a dónde van a parar esas millonarias ganancias? ¿Hemos leído algún columnista, escuchado un opinador en radio, o visto en noticieros o set de televisión al menos una voz explicando que los pilotos en huelga lo hacen en ejercicio de su derecho (no como acto criminal como lo dice el Presidente de Avianca)?

Esta crisis de Avianca no solo nos alerta sobre la manipulación que ejercen los medios sobre la opinión pública. Seguramente no quieren arriesgar la pauta millonaria que la aerolínea inyecta en las redacciones. El dineral que está invirtiendo en la campaña #YoNoParo para desacreditar a los pilotos en huelga, tiene resultados en la opinión pública y redes sociales, donde –aparentemente- la gente está a favor de Avianca, tildando de conchudos a los huelguistas.

Estoy decepcionada de los medios de comunicación que, como en los peores tiempos de la confrontación armada en Colombia, usan sus páginas y minutos de radio y tv para azuzar una confrontación.

Estoy decepcionada de los medios de comunicación que, como en los peores tiempos de la confrontación armada en Colombia, usan sus páginas y minutos de radio y tv para azuzar una confrontación. En vez de promover la conciliación ofrecen protagonismo a mensajes violentos y amenazantes, como el de Efremovich.

Con este episodio de Avianca queda claro que los medios masivos en Colombia están al servicio del poder, no de la gente; y que los pasajeros–usuarios–clientes de esta aerolínea somos quienes pagamos los platos rotos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.