2.78 millones de trabajadores mueren cada año por accidentes del trabajo.

Foto tomada de: www.elperiodico.com

Este 28 de abril se cumplió el Día Mundial de la Salud y la seguridad en el Trabajo.
en todo el mundo hubo debates, movilizaciones y campañas de sensibilización frente al tema, además en el marco de la celebración del centenario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en este 2019.

Por Carmen Pico M.  Salud y Trabajo. ENS

Desde 1996, cada 28 de abril el sindicalismo mundial conmemora el Día Internacional en Memoria de las Trabajadoras y los Trabajadores Fallecidos, Enfermos y Heridos por el Trabajo. Por eso en todo el mundo hubo debates, movilizaciones y campañas de sensibilización frente al tema, además en el marco de la celebración del centenario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en este 2019.

Puedes leer: El impacto del Plan de Desarrollo en la salud de los colombianos

El propósito de esta conmemoración es honrar la memoria de las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales o agravadas por el trabajo y sobre todo denunciar y protestar por todas las situaciones que ponen en riesgo la seguridad y la vida de trabajadoras/es.

Es un día para hacer un llamado mundial a las empresas multinacionales, a los estados y a los organismos multilaterales, acerca de las implicaciones del futuro del trabajo y el trabajo futuro en la sociedad, su impacto negativo en las condiciones concretas en las que se realiza el trabajo, como también en la organización misma del trabajo

Es un día para promover la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades laborales en todo el mundo. Para hacer campañas de sensibilización que centra la atención internacional en el problema y promuevan la cultura de la seguridad y la salud.

Según la OIT, 2,78 millones de trabajadores mueren cada año por accidentes del trabajo y enfermedades relacionadas con el trabajo. El 86,3% de estas muertes (2,4 millones) las ocasionan las enfermedades laborales, mientras por accidentes solo se reconocen algo más de 380.000 muertes (13,7%. O sea que cada 11 segundos una mujer o un hombre trabajador pierden la vida por causa relacionada con el trabajo en algún lugar del mundo. Se calcula que los días de trabajo perdidos representan cerca del 4% del PIB mundial y, en algunos países, hasta el 6%.

El futuro del trabajo se enmarca en los nuevos desarrollos tecnológicos y transiciones energéticas, la inteligencia artificial y la robótica, la digitalización, que harán que se pierdan muchos empleos pero se creen otros. Son una visión optimista se espera que este nuevo escenario traiga innumerables oportunidades para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, ampliar sus opciones, cerrar la brecha de género, revertir los estragos causados por las desigualdades, conseguir seguridad económica, justicia social, equilibrio ecológico, etc.

Te puede interesar: Estabilidad laboral reforzada: Justos por pecadores

En Colombia, las transformaciones que están ocurriendo en el mundo del trabajo con los nuevos desarrollos llegan en combinación con un modelo económico extractivista o manufacturero exportador, con alta informalidad laboral y una división excluyente del trabajo calificado y no calificado, y un aumento en el control y vigilancia sobre el trabajador o trabajadora, mediante la tecnología, las redes sociales, las cámaras de video, etc.

No hay que olvidar que la informalidad en Colombia es mayor del 66%, que el 10% de la población más rica gana cuatro veces lo que gana el 40% más pobre, niveles de desigualdad en el ingreso que se explican por dos factores: por las brechas en el ingreso medio entre regiones o departamentos, y por la desigualdad de la población dentro en esas divisiones geográficas.

Cada hora 221 trabajadoras o trabajadores tienen un accidente laboral en Colombia, y dos de ellos diariamente se mueren por causa de las precarias condiciones de trabajo. Pero lo más preocupante es que muchas de las muertes que ocurren no se reconocen de origen laboral, siéndolo claramente. Según el DANE, en 2018 hubo en Colombia 228.156 personas fallecidas por toda causa, y de esas solo 573  se reconocen como de origen laboral. 

Y lo mismo ocurre con las enfermedades. Mas más de un millón de enfermedades generales ocurrieron a la población adulta colombiana en el 2018, y de ellas tan solo 10.450 se reconocieron como de origen laboral.

Los trabajadores y trabajadoras más desprotegidos son del sector agropecuario. De los 3´571.102 trabajadores que laboraban en el campo colombiano en el 2017, apenas 388.062 estaban afiliados al sistema de riesgos laborales, sólo el 10,4%.

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.