Trabajadores de Nutresa completan 9 días en huelga de hambre, denuncian “Terrorismo laboral”

Nueve días en huelga de hambre completaron hoy en Medellín los tres trabajadores de Nutresa que protestan por la política laboral de este grupo económico antioqueño del sector alimenticio, la cual califican como antisindical y violatoria de sus derechos humanos y laborales.

A la huelga de hambre se sumaron ayer otros dos trabajadores en Cúcuta y Bucaramanga. Todos hacen parte de Sinaltrainal y Sintralimenticia, sindicatos de industria que tienen afiliados en 6 de las empresas del Grupo Nutresa: Nacional de Chocolates, Comercial Nutresa, Noel, Zenú, Tropical Coffee y Meals de Colombia.

Desde el 22 de agosto los tres huelguistas de Medellín permanecen postrados con cobijas y tapabocas en la sede de la avenida Guayabal, al sur de la ciudad. La no ingestión de alimentos les ha generado dolores de cabeza, mareos y debilitamiento corporal, tanto que uno de ellos debió ser trasladado a una unidad hospitalaria con grave afectación de su salud.

El día que iniciaron la protesta presentaron un pliego de 12 puntos que abarca la problemática laboral en las empresas del Grupo, esto es: inestabilidad laboral e intensificación de la tercerización; despidos masivos y apertura de procesos disciplinarios a trabajadores sindicalizados y otras violaciones al derecho de asociación y la autonomía sindical, lo que los sindicatos califican como “Terrorismo laboral”. Además exigen solución a problemas de salud ocupacional, e incluso asuntos relacionados con la calidad de los productos, la importación de materias primas y la gestión del medio ambiente.

Edwin Mejía, presidente de Sinaltrainal Nacional, dijo a esa Agencia que van 150 trabajadores despedidos, 60 en los últimos dos meses, situación que les ha “colmado la paciencia” y por eso apelaron al recurso de la huelga de hambre.

Señaló que los 12 puntos que le presentaron al Grupo son gruesos, requieren una discusión de fondo, pero para levantar la huelga de hambre exigen que se cumplan 8 puntos básicos, que incluyen el reintegro de varios trabajadores despedidos arbitrariamente en Cúcuta, y que cese la persecución en el caso de algunos trabajadores en Medellín, Manizales y Cúcuta, donde uno de ellos fue llamado a descargos por publicar en Facebook críticas contra la política laboral de Nutresa, lo cual viola el derecho de libertad de expresión.

Exigen asimismo que no se tomen represalias contra los huelguistas, y que se les conceda un tiempo de recuperación antes de reintegrarse a sus labores.

El Grupo Nutresa emplea unos 5 mil trabajadores operativos a nivel nacional, y solo 350 de ellos son afiliados de algún sindicato, lo cual Mejía considera un efecto de la política antisindical de las empresas del Grupo.

Por su parte, el Grupo Nutresa emitió un comunicado en el cual sostiene que algunas de las pretensiones plasmadas en los 12 puntos presentados por los sindicatos, no son negociables; como tampoco es posible negociar el reintegro de algunos trabajadores ni la suspensión de procesos disciplinarios.

Y en cuanto a la huelga de hambre que ya cumple 10 días, la empresa, según Edwin Mejía, ha mostrado una actitud indiferente frente al estado de salud y la vida de los huelguistas.

El dirigente sindical recordó que en el 2015 hicieron otra huelga de hambre, y que los compromisos que la empresa asumió en aquel momento, no los cumplió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.