Tema transportadores:

La CUT está coordinando todo el sector de los transportadores, desde los dueños de las tractomulas, taxistas, buseteros, transporte urbano, y los trabajadores que están al frente de los vehículos (conductores).

“Lograron por primera vez una alianza entre todos estos sectores, que nunca había ocurrido en la historia del movimiento sindical. Se le logró demostrar al sector empresarial que desde que haya causas comunes no tenemos ningún inconveniente en hacer alianzas estratégicas. Si logramos que baje el combustible se están beneficiendo las amplias masas populares”.

Se ha logrado conformar el Sindicato único de Trabajadores del Transporte, al que quieren que se afilie todo aquel cuyo trabajo sea la conducción de un vehículo. Poco a poco se ha venido fortaleciendo y en este paro van a participar activamente.
Es posible que arranque esta noche. Están esperando que sucede en las próximas horas. Al final de la tarde hay una reunión para evaluar el pliego de peticiones y los últimos acontecimientos.
No ha habido ninguna contrapropuesta del gobierno.

Sanciones a quienes participen en paro de camioneros anunció la Superintendencia de Puertos y Transporte


El ente oficial dijo que serán sancionados los camioneros si ”entorpecen la labor económica” del país, con el paro que anunciaron por tiempo indefinido a partir de la medianoche del martes.
”La Superintendencia considera que no hay un motivo para que efectivamente los transportadores cesen las actividades. Nosotros tenemos las puertas abiertas para dialogar y llegar a un acuerdo”, dijo a la AP la superintendente Haydeé Cañizares.
”Si ellos insisten en el paro y entorpecen la labor económica del sector, nosotros estaremos prestos a cumplir la norma: revisar e iniciar las investigaciones pertinentes y sancionar a quien debamos sancionar”, advirtió.
Explicó que las sanciones incluyen la cancelación de las licencias de operación de las empresas que participen ”en el cese de actividades sin justa causa”.
En tanto, Jorge García, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), que convocó al paro, explicó que ”no es negocio operar un vehículo, estamos trabajando a pérdida. Aumentó la sobreoferta vehicular, ya la carga no alcanza para todo el mundo”.
Entre las exigencias hechas por el gremio, al que están afiliados unos 150.000 camioneros, se encuentra la disminución de al menos 1.500 pesos en la tasa de la gasolina, que actualmente supera los 7.450 pesos (unos 3 dólares), y que aumenta los costos operativos del sector.
ACC también exige la congelación del ingreso de nuevos automotores hasta que el proceso de convertir en chatarra los vehículos viejos –unos 3.000– avance de manera paralela, de forma que no haya sobre oferta.
García denunció, igualmente, que las líneas de crédito pactadas por el gobierno para que los pequeños transportadores cancelaran sus deudas fueron otorgadas, en su mayoría, a grandes propietarios.
Los camioneros aseguran que mensualmente, debido a los altos costos operativos y la falta de cumplimiento en la tabla de fletes, un transportador pierde alrededor de 3,7 millones de pesos (unos 1.480 dólares).
Según el dirigente de la ACC, con el paro, al que se unirían algunos dueños de buses y taxis, dejarán de circular diariamente unas 30.000 toneladas de alimentos y mercancía.
En agosto pasado la misma asociación convocó a los camioneros a un paro general del transporte de carga que duró 16 días y provocó cuantiosas pérdidas, la escasez y el incremento en el precio de los alimentos.
Paro comenzará a la medianoche de este martes, confirmó Asociación Colombiana de Camioneros
“El día 21 a las 24 horas inicia el paro, es decir que el miércoles los carros estarán inmovilizados”, dijo Jorge García, presidente del gremio. Presionarán reducción en precios del combustible.
Los transportadores de carga se la jugarán con un nuevo cese de actividades en contra de la medida del Gobierno, que a los empresarios les representa un sobrecosto de 914 pesos por galón de diesel, que al año sumaría hasta 1,3 billones de pesos.
Además del precio del combustible, una línea de crédito especial para los camioneros que están en mora, mayor eficiencia en el proceso de chatarrización  y el cumplimiento en el pago a la tabla de fletes, son temas que aún mantienen inconformes a los transportadores de carga, pese a que el Ministerio de Transporte ha dado a conocer avances en estos temas y sostiene que está agilizando los procedimientos a los que se comprometió en oportunidades anteriores.

El presidente nacional de la ACC, Jorge Ignacio García, afirmó que entre 150 mil y 170 mil conductores de todo el país suspenderán actividades a partir de las 12 de la noche de este martes.
Además de protestar por la negativa del Gobierno de rebajar el precio de la gasolina, los camioneros exigen el desmonte del fondo de estabilización de precios de los combustibles “porque es inconstitucional e ilegal”.

García dijo que la iniciativa de crear dicho fondo debió ser del Congreso y no del Gobierno y de ahí su inconstitucionalidad. Es ilegal, agregó, porque se nutre de un sobreprecio de la gasolina y del presupuesto nacional.

“Si desmontaran el fondo, una tractomula se ahorraría 20 millones de pesos al año”, afirmó García, quien dijo que poner en movimiento un camión hoy en Colombia no es rentable.
Combustibles no son el único motivo para el paro

García dijo que el Gobierno incumplió los acuerdos que se firmaron el año pasado. Uno de esos acuerdos apunta a reducir el parque automotor y este según el presidente de la ACC se disparó porque no se ha cumplido la chatarrización de vehículos.

“En Colombia hay 200 mil camiones, un 40 por ciento más de los que debería haber. La chatarrización y la entrada de vehículos nuevos debe ser uno a uno, pero entre agosto y diciembre del año pasado se matricularon 1.200 vehículos nuevos y sólo hubo 19 chatarrizaciones”, dijo.

La tercera razón para el paro son los supuestos incumplimientos para reestructurar las deudas de los camioneros. La cartera morosa de ellos, según García, es de mil millones de pesos y el 80 por ciento está en cobro jurídico.

Con respecto a los fletes, el presidente de la ACC dijo que no se han cumplido a cabalidad. “Un camión pierde, en promedio, un millón 200 mil pesos por cada viaje”, anotó.

Finalmente, dijo que aunque algunos gremios de transportadores no se unirán a la suspensión de actividades, como Colfecar, sí tiene el apoyo de Apetrans y taxistas y añadió que entre el primer trimestre del 2009 y el primero del año pasado se dejaron de movilizar 6 millones de toneladas, por falta de carga.

El 16 de agosto del año pasado los camioneros paralizaron el país por 16 días.

Investigan a 20 empresas

Por su lado, la Superintendente de Puertos y Transporte, Hayde Caizares Madariaga, dijo que la entidad ha proferido 570 multas a actores de esa cadena productiva y que suman 1.200 millones de pesos.

Durante los últimos 8 meses la entidad abrió 125 investigaciones en contra de 20 empresas de transporte de carga, 57 generadores de carga y 115 propietarios, poseedores o tenedores de vehículos.

La funcionaria pidió a las empresas del sector la realización de su actividad dentro del marco de las buenas prácticas empresariales y las normas.

Restablecen paso en vías férreas

Las autoridades restablecieron la infraestructura ferroviaria en los municipios de Chiriguaná, El Paso, Bosconia, El Copey y Algarrobo, en el departamento del Cesar, donde algunos trabajadores de la empresa Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco), afiliados a Sintraime, adelantaron una protesta. Tienen un desacuerdo con el Ministerio de Protección Social sobre la competencia del conflicto colectivo de la empresa.

El presidente de Fenoco, Peter Burrowes, dijo que la protesta generó pérdidas por regalías a Ingeominas, por 20 millones de dólares y a los municipios de 8,4 millones de dólares.


Mientras los camioneros y transportadores podrían aplazar por una semana el paro programado para la media noche del lunes, los bananeros esperan la hora cero para irse a la huelga tras fracasar las negociaciones con los empresarios de la fruta.
Son dos sectores importantes para la economía, el uno mueve un alto porcentaje del comercio internacional y el segundo es generador destacado de divisas para el país.
Voceros del sector transportador indicaron que han dado un margen de espera al gobierno hasta el próximo 27 de abril. Sin embargo todo hace prever que la huelga de los grandes propietarios de camiones se hará desde este lunes a la medianoche, lo que podría paralizar  gran parte del movimiento de carga por carretera.
Más de 169.000 camiones iniciarían un cese de actividades, al que seguramente se unirán alrededor de 17.000 buses de transporte público en Bogotá y por lo menos 40.000 taxis.
Los camioneros reclaman del Gobierno cumplimiento a lo pactado en el paro pasado que impedía el ingreso de nuevo equipo al parque automotor y los demás transportadores reclaman un alivio en el precio de los combustibles. En algunas regiones del eje cafetero ya comenzaba a arribar los propietarios de camiones para iniciar el cese, seguramente desde la medianoche de este lunes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.