“Hay que subir el salario mínimo”: Carlos Caicedo

Más de la mitad de los trabajadores colombianos vive con un salario mínimo. Ese es uno de los temas que más le preocupa a Carlos Caicedo quien aspira a la presidencia y se hizo presente durante el Conversatorio Trabajo Decente y Agenda Laboral este 8 de noviembre en Bogotá.

Puedes leer: Qué dicen los presidenciables sobre trabajo y el sindicalismo

“Además, el 28% de los colombianos vive con la miseria de 244 mil pesos”, enfatizó el integrante de Fuerza Ciudadana enfocándose también en el tema de la desigualidad. Para Caicedo, “la desigualdad que existe en materia laboral se extiende a todas las dimensiones de Colombia” y cada cual se conecta entre sí. Por ejemplo, asegura, en regiones del país la mayor parte de los jóvenes que salen del sistema educativo están en el mototaxismo, en el “rebusque”.

“Una política pública de cualquier gobierno progresista implicaría subir el salario mínimo o crear el seguro al desempleo, o el seguro a la vejez”, agregó ante la pregunta por sus principales propuestas para la clase trabajadora con la presencia de cientos de sindicalistas y trabajadores presentes en esta actividad conmemorativa de los 35 años de la ENS. “Esto, sin duda, implica que la economía crezca y que por tanto haya un mejor ingreso”, agregó Caicedo, ex rector universitario.

Además, dijo que “lo primero que hay que hacer es cumplir los acuerdos de paz, por ejemplo, en lo que se refiere a la promesa de la reforma agraria”. Este año el DANE dio a conocer que la tasa de desempleo en el campo es la más baja de los últimos diez años. Carlos Caicedo recordó que los campesinos ganan muchísimo menos que la gente en la ciudad y llamó la atención sobre el trato laboral a sectores como los maestros.  “Hay que discutir sobre profesiones que están mal pagas, no solo sobre la informalidad o los obreros que ganan pocos”.

Para terminar resaltó que Colombia tiene tierras e insumos suficientes para abastecerse, alimentarse y producir riqueza para su pueblo entero. Y que la ruta de la paz debe coincidir con el mejoramiento de condiciones para el trabajo, indudablemente.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.