Sindicatos que se destacan Sintracolombina (CTC) le apuesta al diálogo social Ya está cerca del 100% en formalización y afiliación sindical

Entre las empresas que adelantan procesos de sustitución de tercerizados por trabajadores con contratación directa, afianzando además el respeto a los derechos laborales y la libertad sindical (clara expresión de responsabilidad social empresarial), cabe destacar el caso de Colombina S.A., compañía de la industria de alimentos con domicilio en Zarzal, Valle del Cauca.

En efecto, en los últimos años en Colombina S.A. se ha dado un exitoso proceso de formalización laboral y afiliación sindical, en el que ha sido clave la gestión y participación de Sintracolombina, su sindicato de base.

Con resultados que saltan a la vista: desde el 2007, año en que se inició el diálogo social empresa- sindicato, se logró que la mitad de los 1.500 trabajadores que estaban contratados por agencias de servicios temporales, hoy hagan parte de la planta de personal, y que el 100% de los trabajadores de planta pertenezcan al sindicato.

Cuadro con los 100 trabajadores tercerizados que en 2011 fueron vinculados directamente a la planta de Colombiana S.A., todos ya afiliados al sindicato.

Con una planta de cerca de 2 mil trabajadores, Colombina S.A. fabrica confites, chocolates, dulces, etc., y hace parte del Grupo Empresarial Colombina, compañía de la familia Caicedo del Valle del Cauca. De ese total de trabajadores, 1.100 tienen contrato directo (en su totalidad afiliados al sindicato de base) y unos 800 siguen contratados por empresas de servicios temporales, número que se espera disminuya radicalmente de aquí a julio de este año.

Más de medio siglo de lucha sindical

Sintracolombina es un sindicato tan antiguo como la misma empresa: tiene 54 años de fundado. Hace parte de la Federación Sindical de Trabajadores Libres del Valle (Festralva) y de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC.

Tal como ocurrió con la mayoría de los sindicatos de empresa del país, también fue paulatinamente desmembrado por efecto de la tercerización laboral que se acentuó desde los años 90; tanto así que en el año 2007 la empresa apenas tenía el 25% de sus trabajadores con contrato directo, y el resto a través de empresas de servicio temporal, pues allí no han operado cooperativas de trabajo asociado. “Por las circunstancias del país y de la economía, veíamos muy lejana la posibilidad del contrato directo; veíamos que salía un compañero pensionado y su cargo lo ocupaban con un tercerizado”, dice John Jairo Caicedo Villegas, presidente de Sintracolombina y miembro del Comité Ejecutivo de la CTC.

Eso fue así hasta la negociación de la convención colectiva del 2007, empresa y sindicato acordaron iniciar un proceso de vinculación directa de los trabajadores tercerizados.

“Pero no ha sido un proceso fácil —agregó el directivo sindical—. La clave es no manejar temas debajo de la mesa, hablarnos con franqueza empresa y sindicato, conversar acerca de nuestras necesidades, prioridades y diferencias. Porque siempre van a existir diferencias en los temas, lo importante es que se traten con respeto y fundamento. Para llegar a acuerdos tiene que haber confianza, y afortunadamente la gente que hoy maneja Colombina son empresarios que escuchan y tiene sentido social. Tratan de retribuirles a los trabajadores mediante la contratación directa y el respeto a la organización sindical”.

En mayo de 2011, por un artículo extra convencional, la empresa convino vincular 200 trabajadores que venían prestando servicios por intermedio de contratistas, así: 100 trabajadores al 1º de agosto de 2011, 70 al 1º de junio de 2012 y 30 a partir del 1º de junio de 2013, con la salvedad de algunas clausulas de la convención colectiva actual. Sin embargo, en enero de este año la empresa decidió acelerar el proceso y acordó vincular a su planta de personal a 468 trabajadores tercerizados, a lo largo del primer semestre de 2012, con lo cual la gran mayoría de los trabajadores quedará con contrato laboral directo, y la tercerización en Colombiana S.A será cosa del pasado. Sólo contratará trabajadores temporales para atender momentos picos de producción, y en labores específicas.

Cuando la sindicalización aumenta la productividad

A la pregunta de si la nueva política laboral de la empresa le ha significado a ésta incrementos en sus costos de producción, John Jairo Caicedo respondió:

“Claro que sí. Los empresarios saben que la vinculación directa demanda más costos, porque los vinculados entran a gozar de los beneficios de la convención colectiva. Pero también saben que los trabajadores vinculados son más productivos porque trabajan con mejor disposición de ánimo y sentido de pertenencia. De hecho la productividad de la empresa ha aumentado en los últimos años, gracias a la nueva política laboral”.

Y en cuanto al hecho de que la afiliación sindical en Colombina S.A, cope hoy el 100% de los trabajadores de planta, el dirigente afirmó:

“Eso ha sido producto del trabajo de acompañamiento y convencimiento que la organización sindical ha hecho a los compañeros que está por empresas de empleo temporal, y por tanto no pertenecen al sindicato de base. A esos compañeros no los hemos descuidado, los escuchamos, les damos información, y tratamos de atender sus necesidades como si fueran sindicalizados. Entonces, cuando dejan de ser tercerizados y pasan a ser parte de la planta de la empresa, lo primero que hacen es afiliarse al sindicato”.

John Jairo Caicedo V.

Aclara que para lograr lo que ahora tienen no han tenido que ceder en nada de los puntos estipulados en la convención colectiva. Lo que sí han acordado con la empresa es que el personal nuevo entre con condiciones distintas al personal antiguo en cuanto a primas extralegales, auxilios convencionales y categorías especiales.

Destacó asimismo que la negociamos de la convención colectiva del año anterior, pactada a tres años, fue tranquila y con mucha altura. “Afortunadamente hoy Colombina S.A. es una empresa administrada directamente por la familia propietaria, lo que es una gran ventaja porque siempre es mejor negociar con el dueño que con un administrador a sueldo, a quien lo único que le importa es mostrar resultados”, puntualizó el dirigente sindical, al tiempo que recordó que el último conflicto laboral en esta empresa tuvo lugar hace 34 años, en 1977.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.