Sin mayores expectativas, más bien con pesimismo, el sindicalismo recibe al nuevo Min-Trabajo

Imagen de referencia tomada de gsnoticias.com

El nombre de Ángel Custodio Cabrera, segundo Ministro de Trabajo en el Gobierno Duque, en reemplazo de Alicia Arango, quien pasó a la titularidad del Min-Interior, no despierta mayores expectativas en el movimiento sindical. Más bien pesimismo y señales de alerta.

Porque llega al cargo con una agenda preconcebida, comentó al respecto el presidente de la CTC, Miguel Morantes. Una agenda ya dictada por la ministra saliente, quien en reciente entrevista televisiva anunció las líneas generales de la reforma pensional que este año el Gobierno presentará al Congreso. “Y la tarea del nuevo ministro será ver cómo saca adelante esa reforma, que no augura nada bueno para los trabajadores”, aseguró el directivo.

Como seguramente también se empeñará en sacar adelante otras reformas de carácter laboral, como el trabajo y el pago de la seguridad social por horas, y otros adefesios por el estilo. Empezando porque el nuevo ministro no llama a las cosas por su nombre. “Igual que el Presidente Duque, usa un lenguaje diferente. No habla de una reforma pensional sino de protección a la vejez”, agregó Morantes.

“De esta manera lograrán la vieja aspiración de la total flexibilidad laboral que reclama el empresariado. Tendrán un mayor número de trabajadores a su servicio por cualquier salario. ¿Qué proyecto de vida individual y familiar se puede construir así? Ninguno. Es el no futuro”, comentó por su parte Fabio Arias, fiscal nacional de la CUT.

Y para los trabajadores del propio Ministerio de Trabajo, la llegada de Cabrera genera mucha expectativa, sobre todo por lo que pueda pasar con los acuerdos de formalización laboral firmados con el Ministerio en 2018, tras un paro nacional de varias semanas. Unos acuerdos que aún no terminan de cumplirse, señaló Guillermo Elizalde, presidente de Sinaltraempros, sindicato filial de la CUT en el Min-Trabajo.

Esperamos que el doctor Cabrera cumpla esos acuerdos y proceda a formalizar a los contratistas, y esos compañeros puedan gozar de ese derecho, ya que éste es uno de los ministerios con mayor número de contratistas”, dijo Elizalde.

Por otro lado, Oscar Acevedo, presidente nacional del Colegio Nacional de Inspectores de Trabajo dijo que esperan seguir manteniendo un diálogo fluido con el nuevo ministro tal y como lo venían haciendo con Alicia Arango. Aseguró que este diálogo busca que se cumplan los acuerdos firmados y que se mejoren siempre las condiciones de los trabajadores del Ministerio. “De igual manera que sepa manejar todo el tema de la reforma laboral y pensional en beneficio de todos los colombianos”, finalizó Acevedo.

Puedes leer:  

Más político que técnico

Ángel Custodio Cabrera es contador público graduado de la Universidad Nacional, con especializaciones en Derecho Tributario y en Finanzas, ambas en la Universidad de Los Andes. Y viene de ser director del Banco Centroamericano de Integración Económica, cargo que desempeñó por encargo del Presidente Duque, quien lo ha presentado como un funcionario técnico, conocedor de temas laborales.

Aunque eso no es precisamente cierto. Ese supuesto conocimiento se debe a que en su hoja de vida figura como director regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Bogotá (1991-1994), cargo desde el cual impulsó las comisarías de familia, la Ley que determinó la afiliación al sistema de salud de las madres comunitarias y su grupo familiar, y la norma para que fueran afiliadas al sistema pensional.

De ahí en adelante, lo que Ángel Custodio Cabrera ha sido, es un avezado político que ha bebido en las aguas de varios partidos. Entre 1995 y 2005 –diez años– fue concejal de Bogotá. Y durante la década siguiente (2005-2014) fue Representante a la Cámara por Bogotá. Se recuerda que en 2009 hizo parte del grupo de tránsfugas que se pasó de Cambio Radical al Partido de La U, cuando este último necesitaba votos para pasar la segunda reelección presidencial de Álvaro Uribe. En ese momento Cambio Radical, encabezado por Germán Vargas Lleras, estaba en contra de dicha reelección.

Y en los años sucesivo siguió actuando como integrante del Partido de la U, en cuya representación llega ahora al Ministerio de Trabajo, según el mismo Presidente Duque lo anunció. Una decisión que Fabio Arias, fiscal nacional de la CUT, ve como una jugada a dos bandas.

“Al convertirse en partido de Gobierno, el Partido de la U buscará conseguir mayorías para llevar al Congreso la reforma laboral y pensional. Un escenario donde el compromiso es favorecer a los empresarios y no a los trabajadores”, subrayó Arias.  

Aunque, según voceros caracterizados del Partido de la U, al parecer la movida de Duque con el nombramiento de Cabrera no ha tenido el efecto esperado. Su nombre no tiene aún el consenso ni el respaldo mayoritario de este partido, muchos no creen que Cabrera lo represente. Algo que éste de alguna manera insinuó cuando declaró a los medios: “Yo llego por el partido que encabeza el presidente Duque”.

Te puede interesar:

Tendrá mucha resistencia

El nuevo Ministro de Trabajo llega en un momento especial para el país, caracterizado por la ineficacia de un gobierno que ya casi cumple dos años de inacción frente a los grandes problemas del país. Y llega en un año de consistente ascenso de la lucha social y la movilización ciudadana.

Contexto en el que, aparte de cumplir con la agenda del Presidente Duque, le tocará hacerles seguimiento a propuestas de corte populista que cursan en el Congreso, como la reducción de la jornada laboral y una prima adicional a los trabajadores que ganan menos, promovida por el Centro Democrático.

Ha dicho el nuevo ministro que sus retos principales serán la concertación y la defensa de los trabajadores, pero esto los líderes sindicales lo ponen en duda. “Ojalá haya un nuevo aire y una nueva ruta para que el Ministerio de Trabajo enfrente los retos laborales del país, ponga freno a la contratación por horas, a la precarización y a la generación de pensiones de miseria. Pero no somos optimistas”, dijo al respecto Diógenes Orjuela, presidente de la CUT en entrevista radial.

Agregó que el reto fundamental es la disminución de los elevados niveles de desempleo, que en 2019 terminó con una tasa del 10,5%, el más alto en los últimos 8 años. Situación que, en su opinión, deberá influir y tener su expresión en el contexto del Paro Nacional y las movilizaciones ciudadanas que se están convocando.

“Yo creo que con el nuevo ministro vamos a tener nuestros desencuentros en la Comisión Permanente de Políticas Laborales y Salariales. Porque nosotros vemos que esas reformas no conducen a mejorar las condiciones de los trabajadores, Trabajando por horas los colombianos jamás van a tener la posibilidad de pensionarse”, señaló por su parte, desde la CTC, su presidente Miguel Morantes.

A su vez, para Guillermo Elizalde, líder del sindicato del Min-Trabajo, la llegada de Ángel Custodio Cabrera a la cartera de asuntos laborales, en los que ha tenido escaso desempeño y es poco conocido, ofrece un panorama complejo.

Obviamente deberá adoptar las medidas que le indique el Presidente Duque en cuanto a las reformas laboral y pensional. Que van a tener mucha resistencia por parte de los funcionarios del Ministerio de Trabajo, porque no las compartimos. Como no las comparten la gran mayoría de los colombianos”, puntualizó Elizalde.

Te recomendamos:

Siga las noticias de la Agencia de Información Laboral en Google Noticias. Conviértenos en favoritos aquí

Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Telegram. ¡Da clic en la imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.