Sin acuerdo terminó etapa de arreglo directo en Bancolombia

—No se acordó etapa de prórroga—
—10 de noviembre, plazo para que los trabajadores decidan ir a la huelga—
—Sintrabancol y UNEB no ven posibilidad de Tribunal de Arbitramento—

 
A partir del domingo 26 de octubre la huelga es una posibilidad real en Bancolombia. Terminó la etapa de arreglo directo en el proceso de negociación colectiva entre Sintrabancol, la UNEB y el banco sin un acuerdo para prorrogarla.

Esto significa que las organizaciones sindicales tienen en principio diez días para realizar las votaciones necesarias para declarar la huelga, y diez días más para iniciarla, ya que para las dos organizaciones sindicales el camino del tribunal de arbitramiento está cerrado.

Se trata de un asunto de la mayor importancia para el sindicalismo colombiano. La convención colectiva en Bancolombia es una de las más importantes del país por el número de beneficiarios, por el tamaño de las organizaciones sindicales involucradas y por su costo.

Sintrabancol y la UNUB han propuesto como eje de la negociación la Humanización del Trabajo en Bancolombia a partir de la declaración de Banca más Humana que promueve esta institución financiera. Por eso han propuesto al banco una serie de temas nuevos como inclusión laboral, no discriminación, jornada laboral, teletrabajo, ampliación de espacios y temas de diálogo social y mejoraras importantes en los ingresos de los trabajadores, como corresponde a su contribución al crecimiento y los excelentes resultados del banco.

Ambas organizaciones sindicales mantienen toda la apertura al diálogo que permita acordar una convención colectiva que beneficie a Bancolombia y a todos sus trabajadores, al tiempo que reconocen que hasta el pasado domingo se habían logrado importantes avances en la mesa de conversaciones, aunque también faltan asuntos esenciales por resolver.

Los principales puntos de la negociación por resolver tienen que ver con la inclusión como norma convencional de la jornada de trabajo y la flexibilidad de los horarios, el aumento del auxilio educativo para hijos, la necesidad de un crédito para la formación de los trabajadores en postgrados, y un incremento real y significativo en los salarios.

Para Juan Carlos Vásquez, integrante de la comisión negociadora por parte de la UNEB, las organizaciones sindicales se están preparando para convocar a todos los trabajadores a ejercer el derecho democrático, normal en cualquier proceso de negociación colectiva, de votar por la huelga o Tribunal de Arbitramento.

Para este proceso, según la ley, no deben transcurrir más de 10 días hábiles desde el día que termina la etapa de arreglo directo, es decir, hasta el 10 de noviembre esta decisión deberá tomarse por todos los trabajadores de Bancolombia.

Por su parte Jesús Giraldo Martínez, presidente de Sintrabancol, está convencido de los positivos avances en la negociación, pero que se mantienen diferencias en temas sustantivos como el incremento de los salarios, jornada laboral, auxilio de educación y procesos disciplinarios, por eso espera que el banco se mueva y haga posible un acuerdo positivo para las partes, que permita consolidar los avances logrados en varios años de diálogo y acuerdos.

Vásquez y Giraldo coincidieron en que tanto la UNEB como Sintrabancol promoverán que los trabajadores voten por la huelga, no como un fin sino como un medio democrático y legítimo para lograr un acuerdo que consagre avances significativos en la convención colectiva de trabajo. Agregaron que las puertas del diálogo no se han cerrado por ninguna de las partes, y que esperan encontrar esta misma semana una nueva propuesta de la empresa que permita retomar las conversaciones y culminar el proceso de negociación con un acuerdo.

Finalmente, ambos dirigentes sindicales enviaron a sus afiliados, y a todos los trabajadores de Bancolombia, un mensaje de tranquilidad, en la medida en que seguirán buscando un acuerdo satisfactorio para las partes. Pero también en una actitud de firmeza, amparados en la profunda convicción de la legitimidad de su causa y la racionalidad de sus propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.