Resumen mes de junio de 2017. Agencia de Información Laboral de la ENS

Junio fue un mes cargado de noticias laborales y sindicales, habida cuenta de los paros cívicos y las grandes movilizaciones protagonizadas por los trabajadores del Estado, entre ellos los maestros liderados por Fecode, la organización sindical más grande y fuerte del país.

En total la AIL publicó 17 informes en junio. De ellos, para efecto de este resumen, reseñamos los 5 más relevantes, que son:

– Después de 37 días, y con balance exitoso para Fecode, terminó el paro del magisterio.

– Tras 4 meses de tira y afloje, Gobierno y sindicatos estatales firman acuerdo.

– Con arreglo terminó paro de 38 días en el Ministerio de Trabajo.

– Otra vez Colombia entre los 10 peores países para los trabajadores, según la CSI.

– Los compromisos laborales que dejó el levantamiento del paro cívico en Buenaventura.

*******************

22 de junio

Después de 37 días, y con balance exitoso para Fecode, terminó el paro del magisterio

37 días duró el paro nacional que los maestros colombianos adelantaron en defensa de la educación pública y por el logro de mejores condiciones laborales, hecho que se constituyó en la movilización sindical más importante en los últimos años en Colombia.

El acta de acuerdo, que permitió el regreso a clases de 8 millones de estudiantes, fue firmada el 17 de junio por el Ministerio de Educación y Fecode. El apartado económico fue el más conflictivo y el que demoró el acuerdo, toda vez que el Gobierno se mantuvo en que no hay recursos suficientes para cumplir las exigencias de los maestros, pero el sindicato considera que sí los hay, y al final ganó el pulso.

Para Carlos Rivas, presidente de Fecode, con este paro se fortaleció la institucionalidad sindical, la confianza de los maestros y su capacidad de convocatoria y movilización, y Fecode se posicionó como el sindicato con mayor incidencia en el país frente a temas vitales para la sociedad. Logró poner en la agenda pública el tema de la educación.

El punto más importante es que el Gobierno reconoció la necesidad de una reforma estructural que permita transferir recursos de la Nación para garantizar de manera progresiva los dineros para la educación. En ese sentido, el Gobierno presentará una reforma legislativa, mientras Fecode propuso una reforma constitucional.

Se definió un aumento salarial y bonificaciones para los docentes escalonado para los próximos 3 años. Serán del 6%, 11% y 15% respectivamente.

Se destaca el punto de la jornada única escolar, cuya implementación será revisada por el Min-Educación, e implicará aumento de la planta de profesores y una gran inversión en infraestructura, alimentación, útiles y transporte para los estudiantes.

Se establecieron los términos de un proyecto de investigación sobre la proyección de la escuela como territorio de paz, con la idea de que las instituciones educativas sean espacios de formación en derechos humanos y convivencia ciudadana.

Se pondrá en marcha un plan para ampliar la cobertura del grado preescolar en los colegios oficiales de manera progresiva.

Se agilizará el proceso de contratación del sistema de salud para los maestros, una exigencia que éstos vienen haciendo desde hace varios años. A partir del 1° de octubre los nuevos operadores estarán prestando el servicio.

Por último, acordaron reactivar la comisión tripartita (Congreso-Ministerio Educación-Fecode) para consensuar una ley sobre el Estatuto de la Profesión Docente, que mejore la calidad de la educación colombiana.

Balance exitoso del paro de los maestros. Entrevista con el presidente de Fecode

30 de junio:

Tras 4 meses de tira y afloje, Gobierno y sindicatos estatales firman acuerdo

El Presidente Juan Manuel Santos invitó a las organizaciones sindicales a acompañar proceso de ingreso de Colombia a la OCDE.

El pliego marco nacional que las centrales y federaciones sindicales estatales presentaron al Gobierno el 28 de febrero, y que discutieron durante casi 4 meses, se convirtió en acuerdo laboral que beneficia a 1.2 millones de trabajadores al servicio del Estado.

Le negociación se extendió en el tiempo porque el Gobierno no mostró voluntad para asumir las solicitudes de los trabajadores, aduciendo falta de recursos del Estado. Se necesitó que los empleados y las organizaciones sindicales estatales presionaran con plantones, mítines, movilizaciones masivas y tres paros escalonados de 48 horas. Como también fue importante la fuerte presión de Fecode y el paro nacional de educadores, que fue simultáneo.

Por parte del sindicalismo, en la negociación participaron las organizaciones emblemáticas del sector público: CUT, CGT y CTC, y las 5 federaciones estatales: Fenaltrase, Fecode, Fecotraservipúblicos, Utradec y Unete.

Entre los puntos del acuerdo, se destacan el aumento salarial de un punto por encima del IPC. la promesa de ampliación de las plantas de personal en varios ministerios y entidades del Estado, así como en los entes encargados de implementar los acuerdos de paz. También un Pacto Nacional por el Trabajo Digno y Decente, y una revisión de la jornada laboral en el sector público. Y se acordó instalar una comisión de seguimiento y discusión de los puntos aún no resueltos.

Fue un esfuerzo de las centrales y federaciones sindicales para blindar la negociación colectiva en el sector público, que por un momento estuvo en peligro. No queríamos perder lo que construimos con tanto esfuerzo”, dijo Jorge Peña, presidente de Fecotraservipublicos.

Por su parte, el Presidente Santos calificó el acuerdo como un triunfo del diálogo social y la concertación, y lo valoró como un paso crucial hacia la paz laboral, luego de que la dejación de las armas de las Farc protocolizó la pacificación del país.

Aspiramos a que el gobierno cumpla el acuerdo de buena fe, pero ya hemos visto que es un gobierno conejero, en el sentido de que incumple los acuerdos. Pero obviamente hay que confiar”, puntualizó Francisco Maltés, de la CUT.

Tras 4 meses de tira y afloje, Gobierno y sindicatos estatales firman acuerdo laboral

21 de junio

Con arreglo terminó paro de 38 días en el Ministerio de Trabajo

“En casa de herrero azadón de palo”, decía una de las pancartas que los trabajadores del Ministerio de Trabajo exhibieron durante el paro que por 38 días adelantaron en todo el país; un paro histórico, no solo por su larga duración sino por ser el primero que se realiza en este ministerio.

El paro terminó tras el acuerdo logrado entre el Gobierno y las organizaciones sindicales del Min-trabajo. La base es el compromiso de presentar un proyecto de ley que permita liberar recursos para hacer la nivelación salarial de los 1.600 empleados del Ministerio, excepto los de cargo directivo. Tal nivelación fue pactada en 2015, pero el Gobierno no cumplió y fue la razón principal del paro.

La Ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, señaló que lo pactado cuenta con el respaldo del Presidente de la República y de los ministerios de Hacienda y Trabajo.

Del acuerdo no participó Sinaltraempros, el sindicato mayoritario de la entidad. Su presidente, Guillermo Elizalde, explicó que la presentación de un proyecto de ley no es una garantía segura, es una promesa que se puede caer en los debates en el Congreso. O incluso el mismo gobierno podría objetarlo, como ha objetado otras leyes recientes con el argumento de que no tienen asignación presupuestal.

Pero si bien el paro terminó, las negociaciones continúan porque aún hay puntos del pliego petitorio que no se han resuelto, especialmente en el tema del bienestar de los trabajadores.

Con arreglo terminó paro de 43 días en el Ministerio de Trabajo

14 de junio

 Otra vez Colombia entre los 10 peores países para los trabajadores, según la CSI

Según el Índice Global de los Derechos que anualmente publica la Confederación Sindical Internacional (CSI), este año Colombia aparece de nuevo en la lista de los 10 peores países del mundo para los trabajadores y trabajadoras. Los otros 9 son Bangladesh, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, Qatar, Turquía, Corea del Sur, Filipinas y Kazajstán.

Colombia también es uno de los 11 países en los que se ha asesinado a sindicalistas. Los otros son Bangladesh, Brasil, Filipinas, Guatemala, Honduras, Italia, Mauritania, México, Perú y Venezuela.

El Índice Global de los Derechos de la CSI clasifica a 139 países en función de 97 indicadores reconocidos internacionalmente, para evaluar dónde están mejor protegidos los trabajadores, tanto en la ley como en la práctica. Recopila información sobre las violaciones de los derechos de los trabajadores a la sindicalización y la negociación colectiva.

Los hechos que hacen de Colombia uno de los 10 peores países, son, entre otros: asesinatos de sindicalistas y alta impunidad, menoscabo de la negociación colectiva y de las organizaciones sindicales, y la discriminación laboral.

El informe resalta como positivo el proceso de paz en Colombia, pero se contrasta con la precaria situación que viven los trabajadores y las difíciles garantías para el ejercicio de los derechos de libertad sindical.

En Argentina, Brasil y Ecuador, según la CSI, las condiciones de trabajo han empeorado. Argentina ha registrado un aumento de incidentes de violenta represión por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y privadas.

En Brasil hubo un incremento considerable de casos de explotación laboral en la construcción de las instalaciones para los Juegos Olímpicos y el desmantelamiento de la legislación laboral, que el año pasado provocó una fuerte degradación de las normas del trabajo.

En Ecuador, se prohibió a dirigentes hablar en nombre de su sindicato y las oficinas sindicales fueron allanadas y ocupadas por el Gobierno.

La región de Oriente Medio y el Norte de África fue una vez más la peor en cuanto al trato recibido por las y los trabajadores; con el sistema de la kafala en los países del Golfo, que impone condiciones de esclavitud a millones de personas.

Colombia quedó fuera de “Lista negra” de OIT. La Conferencia ha servido como tribuna de denuncia

14 de junio.

Los compromisos laborales que dejó el levantamiento del paro cívico en Buenaventura

Los sindicatos de Buenaventura, que participaron activamente en la gran protesta social que durante 22 días paralizó esta ciudad, el principal puerto del país sobre el Pacífico, tienen las expectativas puestas en los 11 puntos que en materia de empleo y derechos laborales quedaron incluidos en el acta de acuerdo que permitió levantar el paro, que contempla acciones en lo laboral, como la formalización del empleo y la mejora de la institucionalidad del trabajo, entre otros.

La precariedad laboral en el puerto, y en la ciudad, es un problema crónico que arrastra Buenaventura, junto con grandes falencias en servicios públicos, vivienda y seguridad ciudadana. Tanto así que el sector portuario es uno de los 5 priorizados en el Plan de Acción Laboral firmado por los presidentes Obama y Santos en el marco del TLC con Estados Unidos; plan que en Buenaventura no ha tenido mayor impacto.

Álex Hurtado, Vicepresidente del Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte en Buenaventura destacó el hecho de que, al fragor de la lucha y la protesta cívica, los cuatro sindicatos portuarios, que tradicionalmente han mantenido diferencias, se unieron como un “solo puño” y conformaron un comité intersindical.

El mismo marco del paro cívico nos unió. Fue una experiencia única esta lucha al lado de la comunidad, unida a todos los niveles, una gente que no sabía lo que eran los gases lacrimógenos. Los sindicatos aprovechamos para mover el tema laboral y del empleo, y eso nos unió”, dijo Hurtado.

El acuerdo prevé la instalación de una mesa laboral por parte del Ministerio de Trabajo, para atacar la tercerización, los incumplimientos en los pagos de la seguridad social por parte de algunas empresas, y la problemática de los trabajadores que quedan cesantes cuando una naviera se va de un puerto a otro.

También el Ministerio de Trabajo, en concertación con los sindicatos, se comprometió a reglamentar las actividades en el puerto. Es necesaria –dijo Hurtado– porque las funciones no están bien categorizadas. Las empresas, en su afán de tercerizar y precarizar el empleo, al operador de equipos DTT ahora lo designan auxiliar operativo, y lo contratan con un sueldo menor. Y lo mismo ocurre en otras actividades.

Asimismo, Min-Trabajo solicitará a la Sociedad Portuaria estandarizar la escala salarial y así evitar abusos, y nombrará un comité que investigue casos en que los trabajadores fueron despedidos con violación de sus derechos o persecución antisindical.

Los puntos laborales en el acta de acuerdo que permitió levantar el paro en Buenaventura

También puede leer: Agencia de Información Laboral de la ENS. Resumen mayo de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.