Por fin, después de 22 años, hay nueva convención colectiva en el Banco de la República

convención colectiva en el Banco de la República
(Captura de pantalla de video de Anebre)

La última convención colectiva en el Banco de la República se firmó en 1996. De ahí que resulte significativa e importante la nueva convención colectiva que después de 22 años se firmó este 12 de septiembre en Bogotá, con vigencia para los próximos 5 años.

El acuerdo fue fruto de casi un año de negociaciones entre la comisión de la Asociación Nacional de Empleados del Banco de la República (Anebre) y las directivas de la entidad; y beneficia a los 2.600 trabajadores y trabajadoras del banco en todo el país, ya que por ser Anebre sindicato mayoritario (agremia al 70% del personal) la convención colectiva se extiende a toda la planta.

Fue una negociación muy compleja y difícil, sobre la cual había muchas expectativas, no solo por los 22 años en que no se negoció, sino también por sus particularidades. Fue  una confrontación directa con el modelo económico neoliberal que representa el Banco de la República, que acata los ajustes estructurales que recomiendan el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial”, señaló Abdénago Aguilar Luna, presidente de la Junta Directiva Nacional de Anebre.

Abdénago Aguilar resaltó y agradeció el acompañamiento y apoyo de la CUT, confederación sindical de la cual hace parte Anebre; de la UNI Sindicato Global, que prestó apoyo político y logístico; y de los sindicatos del sector financiero: ACEB, Sintrabancol y un sector de la UNEB.

Te puede interesar: Después de 22 años Anebre presenta pliego petitorio, que el Banco de la República se niega a negociar

Una ardua negociación

El proceso de negociación se inició el 31 de octubre de 2017, cuando Anebre presentó su pliego petitorio, hecho histórico, porque, como se dijo, hacía 22 años venía eludiendo esta negociación por temor a que el banco aprovechara y “arrebatara” los beneficios conquistados. Pero el mismo día en que se instaló la mesa,  8 de noviembre, la negociación se rompió porque el Banco presentó un contrapliego que el sindicato se negó a negociar.

Dicho contrapliego desmejoraba y suprimía algunas conquistas históricas del sindicato, relacionadas, entre otras, con el régimen prestacional, la eliminación del 15% de bonificación salarial de los empleados ascendidos por concurso, mantener los altos intereses de los préstamos de vivienda y las desigualdades en la escala salarial, que favorece a los funcionarios de alto nivel.

A principios de abril de este año hubo un nuevo intento de arreglo, pero tampoco fue posible, por lo que el sindicato, en asamblea nacional de delegados, optó por llevar el conflicto laboral a un Tribunal de Arbitramento. Pese a que el sindicato tiene las mayorías para afrontar una huelga, ésta nunca estuvo en su agenda, por cuanto la actividad del Banco de la República se puede considerar “servicio público esencial” y la huelga se habría declarado ilegal, tal como sucedió con la huelga de los pilotos de Avianca.

Pero sí hubo mítines y plantones de protesta en algunas sucursales del banco en el país, en los que los trabajadores expusieron su problemática, defendieron su pliego petitorio y denunciaron las prácticas dilatorias del Banco.

Mientras avanzaban los trámites para concretar el Tribunal de Arbitramento, a instancias de la anterior Ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, hubo acercamientos con la alta dirección del Banco, en cabeza de su Gerente General, Juan José Echavarría. Y esta vez sí hubo voluntad política para, al margen del Tribunal de Arbitramento, destrabar el conflicto mediante la negociación directa, que fue la que culminó con éxito el pasado 12 de septiembre.

Qué se logró

“El logro más importante –dice el presidente de Anebre– fue que derrotamos el  contrapliego que presentó la dirección del banco. Negociamos sobre la base del pliego presentado por el sindicato”.

El otro logro importante fue que la convención colectiva de 1996 quedó incólume, no se tocó. La que se firmó esta semana es progresiva, fortaleció algunos puntos que venían y otros nuevos que se acordaron.

En ese sentido, Abdénago Aguilar destacó el avance en el tema familiar, como lo fue el incremento de la prima para la educación de los hijos de las y los empleados, el aumento del monto de los préstamos de vivienda y la baja de los intereses de los créditos del 10% anual, al 4.5%.

Quedan por resolver puntos que para el sindicato son fundamentales, que esta vez no se tocaron en la mesa. Como es revisar el tema de la tercerización de la mano de obra del Banco, que hoy está en el  32%; y la nivelación salarial, ya que el desnivel de los salarios hoy es aguda, “perversa”, en palabras del presidente de Anebre.

Hay una gama de altos funcionarios que ganan mucho y otra gama de nivel bajo que ganan muy poco. Con decir que 218 funcionarios se llevan el 50% del costo de la nómina, y el Banco tiene 2.600 trabajadores”, señaló Abdénago Aguilar.

En esos puntos no fue posible ningún avance, pero se acordó que en los próximos días se establecerán unas agendas de trabajo para ir resolviendo esos temas en el corto y mediano plazo.

Video resumen de la convención realizado por Anebre

Por qué la espera de 22 años

En los años posteriores a 1996, Anebre optó por la estrategia de no denunciar la convención colectiva para no acudir a un escenario de negociación, y así no darle al Banco la oportunidad de eliminar el punto referido a la pensión de los trabajadores por derecho convencional; derecho que de todas manera se acabó con el acto legislativo 01 de 2005.

Después mantuvo la misma estrategia, ya para preservar la integridad de la convención colectiva, toda vez que el Banco pretendía eliminar puntos fundamentales de ésta, especialmente el relacionado con el régimen especial de salud de los trabajadores, los permisos sindicales y otras importantes conquistas convencionales.

Sin embargo, en los 22 años hubo 11 ocasiones en que el sindicato y la empresa se  sentaron a negociar de manera informal acuerdos extraconvencionales, con resultados poco satisfactorios.

Hasta llegar a los años recientes, en los que la estrategia de no negociar la convención colectiva se hizo insostenible, dada la necesidad de actualizarla, pues las condiciones laborales y el poder adquisitivo de los salarios de las y los empleados del Banco habían sufrido un ostensible deterioro.

Decidimos revisar la convención, porque los acuerdos extraconvencionales que veníamos haciendo con el Banco no resolvieron nada, o muy poco”, dijo Abdénago Aguilar.

De ahí que en 2017 se dio un gran debate y un pulso político al interior del sindicato, entre quienes querían seguir con la estrategia de los acuerdos extraconvencionales, o negociar una nueva convención después de 22 años.


Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.