Más de 80 organizaciones sindicales y sociales adhirieron al Paro Nacional que hoy y mañana se realiza en Chile

(Fuente: Agencia de prensa de la CUT Chile y resumen de otras agencias)

Más de 80 organizaciones sindicales y sociales manifestaron su adhesión al Paro Nacional del 24 y 25 de agosto, convocado por la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT).

En conferencia de prensa el presidente de la CUT, Arturo Martínez, manifestó que la jornada será un gran paro nacional social de todos los chilenos y chilenas, donde se expresarán demandas de todos los sectores sociales para que se respeten los derechos sociales y ciudadanos y se reitere la necesidad de tener en el país un nuevo modelo económico, una nueva Constitución Política y un nuevo Código del Trabajo.

En el encuentro con la prensa estuvieron representantes de la CUT, el Colegio de Profesores, Colegio de Periodistas, Sociedad de Escritores de Chile, CONUPIA, Comité Anti Antenas, agrupaciones de Derechos Humanos, sindicatos y federaciones del transporte, la industria y empresas públicas. Otras organizaciones que también apoyan el paro son las de estudiantes universitarios y de bachillerato, la Anef, Confusam, la Confech, Trabajadores del Cobre y Portuarios, y todos los partidos de la Concertación. Además, diversas centrales sindicales de América y de otras regiones están enviando mensajes de apoyo y solidaridad a sus compañeros chilenos, entre ellas la Confederación Sindical Internacional y de las Américas (CSI y CSA), cuyos máximos dirigentes se encuentran hoy en Chile.

El presidente de la CUT indicó que con la jornada de protesta social “se da inicio a un proceso de unidad social amplia en todo el país. Esperamos que las autoridades respondan a las demandas de los trabajadores y las organizaciones sociales e iniciemos un debate sobre los temas laborales y sociales”. Precisó además que “hasta ahora el gobierno no ha querido dialogar con la CUT ni con el mundo social”.

La noche anterior (23 de agosto) se realizó un “gran cacerolazo por la igualdad social” y se espera que el día de hoy se paralicen todas las actividades laborales. No se deberán pagar cuentas ni hacer trámites, se parará la locomoción colectiva, cerrará el comercio y habrá manifestaciones en varios puntos de ciudades de todo el país. También habrá asambleas en las comunas y centros de trabajo para ratificar las demandas sociales y laborales, y se continuará con los “cacerolazos” en barrios y comunas. Y para mañana jueves se efectuarán concentraciones en todas las comunas y ciudades del país. En Santiago, habrá concentraciones en Plaza Italia, Estación Central, San Diego y Placer, Mapocho, que confluirán en el centro de la capital en una gran manifestación social y de los trabajadores.

Al mosaico de protestas también se unen los 1.700 trabajadores del Banco de Chile que se mantienen en huelga desde el 9 de agosto, para exigir mejoras salariales y laborales, ya que denuncian que los ejecutivos cobran 60 veces más que ellos.

El gobierno, por su parte, ha definido la huelga como ilegal e injustificada, y no descarta invocar la Ley de Seguridad del Estado ante eventuales desmanes y hechos que alteren el orden público. La Confederación de la Producción y del Comercio, que agrupa a las principales ramas del empresariado nacional, expresó de igual modo su rechazo al paro convocado por la CUT.

Por un Chile distinto

En relación a declaraciones del Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, criticando la convocatoria al Paro Nacional, diciendo entre otras cosas que el país pierde con esas acciones, el presidente de la CUT le respondió: “nosotros sabemos lo que los trabajadores han perdido durante todos estos años, sabemos lo que pierden los trabajadores todos los días, mientras los grandes consorcios privados y las trasnacionales siguen teniendo millonarias ganancias. Los que están preocupados por el paro son los ricos, los empresarios, el gobierno de derecha, que no quiere entender lo que demanda la gente, pero los trabajadores saben que deben movilizarse y la gente saldrá a manifestarse por sus derechos”.

En relación al apoyo dado por partidos de la Concertación, Martínez declaró: “nosotros estamos sumando, y si comparten las reivindicaciones de los trabajadores, de tener una nueva Constitución Política, entonces sumamos y serán bienvenidos todos los que quieran. Miramos para adelante y queremos un Chile Distinto, y estamos contentos si en eso estamos sumando”.

Sobre reacciones críticas a la movilización laboral y social expresadas por la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, el presidente de la CUT manifestó: “La ministra tiene como cultura y formación aquello de amenazar y que por la vía del amedrentamiento va a resolver los temas laborales, pero ese no es el camino”.

La CUT insistió en que “la democracia social no ha llegado al país” y se reiteró que seguirán organizando e impulsando el Paro Nacional, enfatizando reivindicaciones como una reforma tributaria que imponga lo debido a los grandes empresarios, educación sin fines de lucro y pública, salud digna y de calidad, cambios en el sistema de previsión privada para beneficiar realmente a los pensionados, vivienda digna para los trabajadores y fin de créditos especuladores, defensa del medio ambiente, respeto a los derechos humanos y civiles, fin de la criminalización de los movimientos sociales, y una nueva Constitución Política que incluya otro Código del Trabajo que garantice la sindicalización automática y negociación colectiva.

Martínez recordó que “nosotros hemos llamado a paralizar el país en todo sentido, no hemos llamado a nada más, y nos parece increíble que la Ministra del Trabajo esté anunciando hechos que no están en nuestro instructivo. Que se haga responsable ella de lo que está diciendo. Nuestra convocatoria es muy limpia y pública. Seguramente sacarán toda la policía a la calle, pero eso no va a evitar que nos manifestemos por los temas planteados en la convocatoria. Este es el movimiento sindical solidario, que se comienza a abrir camino, para instalar la democracia social en todo el mundo, ahora”.

La CSE y la CSA apoyan el paro

La Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow, quien se encuentra en Santiago junto con Víctor Báez, Secretario General de la Confederación Sindical para las Américas, expresó el pleno apoyo de la Confederación al paro nacional convocado por la CUT en Chile.

“Estoy honrada de acompañar a los compañeros y compañeras de la CUT en esta lucha magnífica que están dando junto a los estudiantes, profesores y trabajadores. Esta pelea por educación gratuita, por salud, por seguridad social, por un nuevo Código del trabajo y por una nueva Constitución, es una lucha por un Chile mejor, pero también una lucha por un mundo mejor. Traigo el saludo de 175 millones de trabajadores de todo el mundo que observan orgullosos esta movilización. Los ojos del mundo están puestos en Chile y en el Gobierno chileno, que no se preocupa de las demandas de los trabajadores y que no se ha preocupado de la desigualdad”, concretó la señora Burrow.

Agregó además que “estamos con Chile porque sabemos que las políticas neoliberales excluyen a los trabajadores y trabajadoras, no están funcionando y no son buenas para nosotros. Esta determinación en la lucha por justicia social que la CUT y los trabajadores tienen es la que ganará esta pelea, para que Chile sea un país distinto y podamos vivir en un mundo mejor”.

Por su parte, Víctor Báez, de la CSA, explicó que “por fin se está dando una reacción unida entre trabajadores y estudiantes, y así como se habla de un mayo de París, esperamos que en el futuro se pueda hablar del agosto de Santiago. Durante mucho tiempo el neoliberalismo ha puesto a Chile como ejemplo ante otros países. Pero lo que ellos callan es que la desigualdad social aquí es tan grande que da vergüenza. Por eso venimos a acompañarlos y traigo el saludo de 52 millones trabajadores de toda América para los trabajadores y trabajadoras, estudiantes y profesores, que se están expresando por un Chile mejor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.