La ley de prima para empleadas domésticas se debatió en la Cámara de Representantes

En la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes se realizó esta semana el debate de control político y de seguimiento a la Ley 1788 de 2016, que estableció el pago de la prima salarial a las trabajadoras domésticas.

El debate fue convocado por Ángela María Robledo, Representante a la Cámara por el Partido Verde, y contó con la participación de los Ministerios de Salud y Trabajo, las organizaciones sindicales de las trabajadoras domésticas del país y de varias ONG.

La Escuela Nacional Sindical acompaña desde su nacimiento a la Unión de Trabajadoras Afrocolombianas del Servicio Doméstico, UTRASD, sindicato que desde el 2013 viene  promocionando y exigiendo el cumplimiento de los derechos de las trabajadoras domésticas.

En el siguiente video las trabajadoras domésticas dan cuenta de la vulneración vigente de sus derechos laborales, pese a la legislación existente desde hace varios años y específicamente a la ley de prima aprobada el año anterior:

Una ley que poco se cumple

A más de un año de la entrada en vigencia de la ley de prima para las empleadas domésticas, la situación de éstas no ha mejorado como consecuencia de dicha ley. Según cifras presentadas por el Ministerio de Trabajo, en el año que la norma lleva vigente el pago de la prima pasó de 15.2% al 25.5%. O sea que solo aumentó 11 puntos.

El Ministerio de Trabajo también reveló, con estimaciones hechas a partir de la Encuesta Nacional de Hogares del Dane, que entre abril de 2016 y marzo de 2017 había en el país aproximadamente 680 mil personas dedicadas al trabajo doméstico remunerado.

María Roa, presidenta de Unión de Trabajadoras Afrocolombianas del Servicio Doméstico, UTRASD, quien también participó de la audiencia, señaló que hay temas preocupantes en cuanto al cumplimiento de la legislación que ampara los derechos de los y las trabajadoras domésticas. Dijo que, de las 680 mil personas dedicadas a este trabajo, solo 108.864 están afiliadas al sistema de subsidio familiar, con lo cual se incumple el decreto 721 de 2013, que obliga a que todos los trabajadores domésticos estén afiliados a cajas de compensación.

Igual ocurre con la afiliación de las domésticas al sistema integral de seguridad social, que es muy baja. Roa dijo que, en promedio, de enero de 2016 a febrero de 2017 solo se estaban afiliadas 103.814 de ellas, y que no hay datos desagregados en la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA) en el caso de las domésticas que cotizan a tiempo parcial.

La presidente de UTRASD solicitó a los ministerios de Trabajo y Salud tomar medidas para hacer una mejor pedagogía y sensibilización de la normatividad laboral y del convenio 189 de la OIT. También pidió que se tomen medidas especiales de inspección, vigilancia y control, y que se implemente una línea realmente gratuita que recepciones denuncias y resuelva consultas. Y pidió que se impulse de nuevo la mesa tripartita.

Fotos de las asistentes al debate

Para la representante Ángela María Robledo, citante del debate, el balance es agridulce. Si bien hay un aumento en la cantidad de trabajadores y trabajadoras domésticas que reciben prima de servicios, aún faltan muchas por recibirlo. “No es explicable que tengamos que tener un inspector de trabajo para cumplir con unas obligaciones que hoy en día tenemos: prima doméstica, jornada de trabajo, subsidio familiar, seguridad social y salud. Por eso reiteramos: la justicia laboral empieza por casa”.

Durante el debate la representante Robledo también criticó la falta de voluntad política del Ministerio de Trabajo, que no avanzó en la puesta en marcha de la mesa de seguimiento de la ley 1788, ya que solo sesionó una vez. Dijo que es infame esa falta de voluntad, sabiendo que el sector de trabajo doméstico es de mujeres afro, desplazadas y campesinas en mayor situación de vulnerabilidad y pobreza.

Al referirse al reto que deben afrontar los trabajadores domésticos en Colombia, la representante del Partido Verde dijo que se deben seguir fortaleciendo organizaciones como UTRASD, para qué sigan presentado denuncias y haciendo visibles la vulneración del derecho de las trabajadoras domésticas.  Si los inspectores no llegan a los hogares, hay que ir donde ellos y presentarles las denuncias, resaltó.

El debate y sus frutos

Reunión en el Ministerio

Producto del debate, el Ministerio de Trabajo acordó una reunión con el intersindical de las trabajadoras domésticas, compuesto por UTRASD, Sintraimagra y las Asociación de Empleadas del Hogar de Bucaramanga. Esta reunión se realizó el jueves en horas de la tarde. En ella se trató el tema de la reactivación de la mesa tripartita de seguimiento al convenio 189 de OIT, y se acordó que la próxima reunión será el 18 de octubre.

También se hicieron acuerdos en relación con las campañas de pedagogía y de cultura de cumplimiento de la legislación laboral que debe emprender el estado para garantizar lo estipulado en la Ley 1788.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.