La FIFA ya tiene agenda que fija sus obligaciones en materia de derechos humanos y laborales

Bruselas, 14 de abril de 2016 (CSI EnLínea): Como un importante logro para los derechos humamos y el deporte, ha sido considerado por la Confederación Sindical Internacional (CSI) el informe sobre las obligaciones de la FIFA en materia de derechos humanos –que incluye derechos laborales–, publicado por el profesor John Ruggie, uno de los más destacados expertos en derechos humanos del mundo, que establece una agenda clara para que la FIFA pueda tomar medidas y contribuir a restablecer su maltrecha reputación.

El documento establece asimismo un requisito global para todas las organizaciones deportivas, tanto en lo concerniente a la celebración de acontecimientos importantes, como en el desempeño de sus operaciones regulares, incluyendo las de marketing y patrocinio.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, ha expresado al respecto:

Sharan Burrow, Secretaria General CSI.
Sharan Burrow, Secretaria General CSI.

“La FIFA encargó este informe y ahora tiene que aplicar las recomendaciones. El profesor Ruggie ha dejado claro que tiene que respetarse el paquete completo de derechos, sin excepción alguna, y en todos y cada uno de los ámbitos de las operaciones de la FIFA, no limitándose solo a los grandes acontecimientos, como es la Copa del Mundo de Fútbol”.

“Los derechos humanos internacionalmente reconocidos incluyen derechos a la vida y a la seguridad física, a la no discriminación, derechos a la libertad de pensamiento, expresión y religión, libertad de asociación y de movimiento, derechos a la educación y al trabajo, a la vida en familia y la privacidad, al agua y alimentos, a no sufrir torturas, esclavitud ni trabajo forzoso, así como derechos a unas condiciones de trabajo justas y decentes, incluida la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva”.

“Si la FIFA es incapaz de reducir los graves impactos a los derechos utilizando su influencia, debería plantearse suspender o terminar la correspondiente relación”.

“Este informe deja claro que la FIFA tiene que actuar de manera decisiva. Igualmente, Qatar, que fracasa estrepitosamente a la hora de cumplir las normas establecidas en el informe, debe comprometerse verdaderamente, antes del Foro de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos del que será anfitrión la semana que viene, a llevar a cabo una reforma exhaustiva.

“El sistema de esclavitud moderna para trabajadores migrantes, la denegación absoluta de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva, los salarios de miseria y la profunda discriminación con que se encuentran los trabajadores que están haciendo realidad el enorme programa de infraestructura para el campeonato mundial del año 2022, constituyen una situación completamente contradictoria con los requisitos que el profesor Ruggie ha puesto de relieve. Este informe representa un importante reto para la FIFA, y ofrece asimismo una oportunidad para que Qatar reforme exhaustivamente sus leyes laborales medievales y pueda mantener así los derechos de anfitrión para la Copa del Mundo 2022″.

La publicación del informe del profesor Ruggie tiene lugar tras nuevas revelaciones por parte de Amnistía Internacional de prácticas laborales abusivas en el núcleo de los preparativos para la Copa del Mundo, y de nuevos informes en el periódico The Guardian de esta semana sobre el maltrato que sufren los trabajadores de la construcción migrantes en Qatar, así como la segregación racial que existe en la capital, Doha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.