La CSI responde al gobierno de Colombia en relación con su informe sobre homicidios de sindicalistas

Bruselas, 11 de junio 2010 (CSI En línea). El Informe mundial de la CSI sobre derechos humanos y sindicales tiene por objeto presentar un panorama de las violaciones más significativas en 140 países del mundo, y en ningún caso busca desprestigiar a gobierno alguno. Por el contrario, buscamos llamar la atención para que las situaciones en que se vulneran las libertades sindicales, los Estados y las organizaciones sindicales puedan buscar alternativas para superarlas.
La CSI y las centrales sindicales afiliadas: CUT, CTC y CGT, esperan que el Gobierno colombiano, en relación con la grave y persistente situación de violencia contra personas afiliadas a organizaciones sindicales, reconozca la situación y no busque ocultarla con cifras y pronunciamientos que niegan la realidad.
La CSI recuerda al Gobierno colombiano que según nuestras cifras, Colombia es el lugar del mundo más peligroso para el ejercicio de la libertad de asociación. En Colombia se presentó el 63,12% de los asesinatos de sindicalistas en el mundo durante la última década. Entre el 1º de enero de 1986 y el 30 de abril de 2010, se han cometido al menos 10.887 hechos de violencia contra sindicalistas, de éstos 2.832 han sido homicidios. Durante el período de Gobierno del Presidente Uribe han asesinado a 557 sindicalistas. En el año 2009 se cometieron al menos 48 homicidios y en lo que va de 2010 se ha asesinado a 29 sindicalistas.
La CSI no desconoce la existencia del programa de protección y de la unidad especial de fiscales. Sin embargo, manifiesta su preocupación porque a pesar de estas medidas se siguen asesinando sindicalistas y la impunidad se mantiene en el 97%.
La CSI espera que el Gobierno de Colombia cumpla con las recomendaciones de la Comisión de Normas que en el año 2009 subrayó “que un movimiento sindical sólo puede existir en un clima exento de violencia, y urgió al Gobierno a que ponga término a la actual situación de violencia e impunidad a través de medidas y políticas innovadoras y eficaces aplicadas de manera continua”.
Si bien es cierto que Colombia no figuró en la lista de los 25 países a examinar en la Comisión de Aplicación de Normas, el Gobierno ha debido aceptar una misión tripartita de alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo. “La OIT no envía una misión de esta envergadura a un país donde no hay violaciones de los derechos sindicales”, subrayó Guy Ryder, Secretario General de la CSI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.