Con expectativa recibe el sindicalismo decreto que crea Mesa de reparación colectiva

Con expectativa recibe el sindicalismo decreto que crea Mesa de reparación colectiva de las víctimas

El pasado 18 de abril el Gobierno Nacional, mediante el Decreto 624, creó una instancia de alto nivel para negociar y concertar la reparación del movimiento sindical, uno de los colectivos más afectados por el conflicto armado colombiano, con más de 3 mil líderes y activistas asesinados en los últimos 30 años a manos de actores armados legales e ilegales.

Se trata de la Mesa Permanente de Concertación con las Centrales Sindicales para la Reparación al Movimiento Sindical, con la cual el Gobierno, con dos años de retraso, se pone al día con el sindicalismo, toda vez que fue una promesa hecha por el propio Presidente Santos a principios de 2014, en el marco de la Ley 1448 de 2011 sobre restitución de tierras y reparación de víctimas. Incluso las centrales sindicales habían acordado un primer borrador del decreto, que hasta ahora se firma, razón por la cual el proceso de reparación colectiva del sindicalismo es poco, o nada, lo que ha avanzado.

Ver texto completo del decreto en el enlace: http://cut.org.co/decreto-624-por-el-cual-se-crea-y-reglamenta-la-mesa-permanente-de-concertacion-con-las-centrales-para-la-reparacion-colectiva-al-movimiento-sindical/

Edgar Mujica
Edgar Mujica

“Por ahora es un decreto básico. La mesa que crea tiene unos instrumentos que pueden ser positivos en la medida en que se logren dinamizar y el gobierno muestre voluntad política. Cómo va a funcionar es ahora el objeto de la discusión”, opinó Edgar Mujica, director del Departamento de Derechos Humanos de la CUT, la central que concentra cerca del 90% de las víctimas del sindicalismo.

“Será una discusión entre lo que nosotros decimos que nos pasó, y lo que dice el gobierno que pasó, y cómo vamos a garantizar nuestros derechos. Va a ser un escenario de lucha política, así lo entendemos”, Edgar Mujica. precisó el directivo sindical.

Agregó que precisamente esta semana el Ejecutivo Nacional de la CUT se reunirá para tratar el tema y establecer criterios en torno a este decreto. Como también se buscará, de común acuerdo con las otras dos centrales sindicales y Fecode, un espacio autónomo para discutir las propuestas que presentará a la Mesa el conjunto del Movimiento Sindical.

Por su parte Miguel Morantes, presidente de la CTC, señaló: “Es un decreto que veníamos presionando desde el 2014, y el hecho de que haya salido es ya positivo. Vamos a ver en la práctica cómo va a sesionar y a desarrollar”.

La Mesa estará integrada por 2 representes de cada confederación sindical: CUT, CTC y CGT, y 2 delegados de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode. Por el Gobierno la integran 5 ministros: Interior, Hacienda, Justicia, Trabajo y Educación, o sus delegados; así como el Defensor del Pueblo y los directores (o sus delegados) del Departamento Nacional de Planeación, del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, y de la Unidad Administrativa para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, la cual coordinará la Mesa.

En caso de que los ministros y los titulares de los departamentos mencionados no puedan asistir, quienes los reemplacen en la Mesa deberán ser funcionarios de niveles directivo y asesor con capacidad para tomar decisiones, señala el decreto. Asimismo, ocasionalmente podrá invitar a funcionarios de otras entidades del Estado, de la OIT, de la oficina en Colombia del Alto Comisionado las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, o a voceros de los gremios económicos.

“No sabemos si los ministros vayan a tener tiempo para atender la Mesa. Y si van a delegar, esperamos que no sea en el secretario del secretario sino en personas empoderadas”, anoto Edgar Mujica.

Ley 1448 de 2011, que le da base jurídica a este decreto 624, considera víctimas del conflicto armado, y por tanto objeto de medidas de atención, asistencia y reparación integral, a las personas que individual o colectivamente hayan sufrido un daño por causa del conflicto desde el 1º de enero de 1985. Garantiza asimismo la participación efectiva de las víctimas en el diseño, implementación y ejecución de los planes, proyectos y programas que se creen.

De buen recibo por el sindicalismo

La CUT en un comunicado celebró la expedición del decreto 624, al que cataloga como fruto de la lucha del movimiento sindical, y espera que la Mesa sirva para avanzar en un proceso de reparación colectiva sólida, sostenible y duradero, como también espera que contribuya a frenar la estigmatización y la violencia antisindical, y conduzca a una política pública que reconozca el movimiento sindical como una institución valiosa para la democracia.

Para efectos de la reparación del sindicalismo como víctima colectiva –agrega– se deben tener en cuenta todos los niveles de daño ocasionado, tanto a los sindicatos como individualmente a los trabajadores. En ese sentido, debe garantizar, entre otros asuntos, el restablecimiento de la libertad sindical, que incluye derechos a la organización, negociación y huelga; la reconstrucción de las organizaciones sindicales exterminadas o debilitadas; y la aprobación e implementación del estatuto del trabajo.

“Lo más importante es la organización de las víctimas y de los sindicatos, para que sus propuestas tengan un respaldo social. La Mesa necesita de una movilización social que la respalde. Por eso desde la CUT vamos a hacer seminarios y talleres que nos permitan llevar y recoger las prepuestas en las regiones”, dijo Mujica.

Funciones de la mesa:

La Mesa Permanente de Concertación con las Centrales Sindicales para la Reparación al Movimiento Sindical tendrá las siguientes funciones:

  1. Contribuir a la consolidación de una cultura de respeto, reconocimiento y fortalecimiento del Movimiento Sindical como actor clave en el funcionamiento de la democracia, así como la defensa de los derechos de los trabajadores y las libertades sindicales y de la vigencia del Estado Social de Derecho.
  2. Acompañar la implementación del proceso de reparación colectiva al Movimiento Sindical, tendiente a la formulación y ejecución de las medidas de reparación dentro del plan integral.
  3. Apoyar el diseño y formulación de proyectos, planes y programas para la construcción e implementación de la política pública de reparación colectiva al Movimiento Sindical, con enfoque transformador y diferencial que contribuya a la garantía del goce efectivo de los derechos y libertades sindicales.
  4. Formular recomendaciones tendientes a garantizar las medidas de reparación establecidas en el Plan Integral de Reparación Colectiva.
  5. Propender por la participación de los miembros del Movimiento Sindical en el proceso de reparación colectiva.
  6. Crear las comisiones o grupos de trabajo que considere necesarios para el desarrollo de las propuestas de reparación colectiva.
  7. Determinar la creación de grupos de trabajo con expertos que estime convenientes para el estudio de asuntos específicos relacionados con su objeto.
  8. Darse su propio reglamento, lo que incluye, entre otros aspectos, lo referente a elaboración y depósito de actas, y determine las funciones de la Secretaría Técnica adicionales a las establecidas en el Decreto.
  9. Crear una comisión de trabajo de seguimiento y avances del proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.