Estamos asistiendo al clientelismo peñalosista

–Dice la CUT ante despidos masivos en la administración distrital–

Un alto número de los más de 20 mil trabajadores contratistas y temporales que por cancelación de su contrato salieron de la administración del alcalde Enrique Peñalosa, han sido reemplazados “a dedo” por personal vinculado sin previo concurso de méritos, según lo denunció Francisco Maltés, directivo de Sintradistritales y encargado de los asuntos estatales de la CUT Nacional. Situación que definió como una expresión del “clientelismo peñalosista”.

Francisco Maltés.
Francisco Maltés.

En la Secretaria de Educación, por ejemplo, a los funcionarios les prometieron que la suspensión de sus contratos era solo un formalismo por el cambio de administración, y que después los volverían a convocar y a contratar. “Pero eso no sucedió, no convocaron a nadie, hubo engaño”, denunció el dirigente sindical. Y lo mismo ha ocurrido en otras dependencias donde también se presentó despido masivo de funcionarios contratistas y temporales, como en las secretarias de Gobierno, del Hábitat, General, la Unidad de Víctimas, y en varios hospitales de la red pública.

Ver el informe que sobre el tema la Agencia de Información publicó el pasado mes de mayo: http://www.ens.org.co/index.shtml?apc=Na–;2;-;-;&x=20171818

Esta situación, como era de esperarse, ha generado incertidumbre e inconformidad entre los trabajadores distritales, que en los últimos meses han protagonizado movilizaciones, plantones y acciones de protestas ante las sedes de las diferentes sedes oficiales.

Indicó Francisco Maltés que entre los contratistas que estaban vinculados por orden de prestación de servicio (OPS) y fueron despedidos, hay unos 500 que tienen protección legal por estar en estado de discapacidad, por ser cabeza de familia, tener algún tratamiento por enfermedad permanente, o estar cobijados por fuero sindical. A ellos la CUT los ha orientado para que instauren acciones de tutela solicitando protección a sus derechos. Además, por ese mismo concepto el solo sindicato Sintradistritales ha interpuesto 35 querellas ante el Ministerio de Trabajo.

Y para los trabajadores despedidos de las plantas temporales, unos 4 mil en total, la orientación de la CUT es que demanden al distrito por “contrato realidad”, ya que son funcionarios que llevan mucho tiempo laborando ininterrumpidamente como temporales, algunos hasta 20 años y más.

Asimismo, se han solicitado los manuales de funciones de las diferentes entidades del distrito para verificar si las labores que realizan los contratistas son iguales a las de los trabajadores de planta, caso en el cual, según las normas laborales y la sentencia de la Corte Constitucional, los contratistas deben ser vinculados a la planta de personal, señaló Maltés.

En cuanto a la Empresa de Teléfonos de Bogotá, donde, según el directivo de la CUT, en lo que va de este año se ha registrado el despido de unos 100 trabajadores de planta y de unos 500 contratistas, el sindicato Sintrateléfonos interpuso 5 querellas, y está a la expectativa de lo que pueda pasar con la anunciada privatización de esta empresa.

Miguel Morantes Jr.
Miguel Morantes Jr.

Por su parte Miguel Morantes Junior, dirigente de la Seccional Bogotá Cundinamarca de la CTC, se mostró muy preocupados por la problemática laboral que se viene dando a raíz del revolcón en el sector público distrital y la suspensión de los contratos OPS y de plantas temporales.

“La alcaldía Peñalosa considera que son despidos normales que se dan dentro del cambio de una administración a otra, pero no dice nada de ampliar las plantas de personal, argumentando que la Secretaría de Hacienda carece de recursos para financiar nuevos concursos. Y así juegan con los trabajadores contratistas, les pagan mal y hasta los hacen trabajar tiempo gratis”, afirma Morantes.

Agregó que ante la imposibilidad que dicen tener las Miguel Morantes Jr.
entidades del Distrito para contratar personal de carrera administrativa, la CTC le ha propuesto a la Administración Peñalosa que mantenga los contratos temporales, pues son necesarios para el funcionamiento de los programas de la ciudad.

Como también la CTC ha pedido que en el plan de restructuración que adelanta la Alcaldía en algunas entidades también participen las organizaciones sindicales, en atención a la circular 5ª del Departamento Administrativo para la Función Pública. “A los sindicatos que queremos participar nos han limitado el espacio, pero seguiremos insistiendo”, anotó Morantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.