Entrevistas con 4 dirigentes del movimiento sindical colombiano

Tema: Efectos de la cooperación de la DGB en Colombia, su importancia para las y los
trabajadores y los sindicatos.

Luciano Sanín

Director General Escuela Nacional Sindical. Desde hace 6 años tiene acuerdo de cooperación con DGB, en temas de salud en el trabajo, educación sindical por medios virtuales, y en asocio con la CUT Antioquia adelanta un proyecto de asesoría jurídica a trabajadores no sindicalizados.

Director General Escuela Nacional Sindical. Desde hace 6 años tiene acuerdo de cooperación con DGB, en temas de salud en el trabajo, educación sindical por medios virtuales, y en asocio con la CUT Antioquia adelanta un proyecto de asesoría jurídica a trabajadores no sindicalizados.

“Con el apoyo de la DGB hemos logrado construir una red con un grupo de organizaciones sindicales que funcionan y trabajan en pos de la promoción de la salud en el trabajo. Son más de 200 los líderes formados para actuar en este tema desde la perspectiva sindical. “INSISTA” es el nombre de esta red, y ahora se propone extender su experiencia a otras regiones del país. Esto es importante porque con todas las dificultades que tiene el movimiento sindical en Colombia, los temas de la salud en el trabajo quedan relegados a un segundo plano. Hemos logrado que personas y organizaciones concretas del movimiento sindical jalonen acciones sindicales.

En el tema de educación virtual, la DGB con su cooperación ha permitido que la ENS transforme su oferta de programas educativos, y pueda llegar de mejor manera a más trabajadores sindicalizados. Hemos podido empezar a introducir las nuevas tecnologías de la comunicación y la información a los procesos educativos. Es un proceso difícil en todos los ámbitos, y mucho más en el de las organizaciones sociales. Gracias a la cooperación hemos podido construir una plataforma tecnológica, realizar las adecuaciones pedagógicas y empezar a ofrecer programas de formación sindical en esta modalidad. Es un proyecto que sin duda dará mucho apoyo para la formación de las nuevas generaciones de sindicalistas.

En el tema de la asesoría y orientación jurídica en temas laborales, la cooperación de la DGB ha permitido consolidar este servicio que la CUT y la CTC en Antioquia prestan al conjunto de trabajadores. Han sido cerca de 6 mil trabajadores los que han recibido asesoría y orientación jurídica. A partir de esta experiencia hemos logrado, con apoyo de otros cooperantes, replicar este modelo en otras tres ciudades del país.

Carlos Julio Díaz

Presidente Subdirectiva de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en Antioquia. DGB financia dos programas: Centros de Atención Laboral (CAL) y Salud en el trabajo.

“El CAL es un centro que ofrece asesoría jurídica gratuita a las y los trabajadores no sindicalizados, que son la mayoría del país y los más vulnerables, porque no tienen un sindicato que los defienda ni forma de pagar un abogado. El CAL de Antioquia se inició hace cinco años, y es hoy un programa consolidado y en crecimiento, gracias al respaldo que desde el principio le ha dado DGB de Alemania. Tanto que el modelo que creó fue adoptado por otros 5 centros similares en otras ciudades del país. Lo atienden abogados titulados pero también un grupo de estudiantes de último grado de derecho que realizan su práctica en el CAL. Despacha en promedio 160 consultas mensuales personalizadas, y también atiende consultas por Internet.

El servicio es integral, en el sentido de que no sólo se le dedica al trabajador el tiempo y el esmero que requiera su caso, sino que también hace acompañamiento sicológico y social en aquellos casos que el trabajador lo necesita. Pero más allá de lo jurídico, otro impacto del programa es que ayuda a mejorar la imagen del sindicalismo. Acerca a los trabajadores que tienen prevenciones y temores hacia el sindicalismo, en un país que como Colombia tiene una arraigada cultura antisindical, especialmente en Antioquia.

El CAL también ha contribuido a recuperar el interés de los estudiantes de derecho en los temas laborales. Ocurre que, por los procesos de tercerización, en Colombia casi ha desaparecido el contrato laboral, y eso ha mermado el interés de los universitarios por el derecho laboral. En el CAL los estudiantes se asoman a un país que las universidades no les enseñan, y eso ha despertado en ellos el amor por el derecho laboral; lo que coincide con la aspiración del sindicalismo: que el derecho laboral vuelva a ser el regulador del trabajo. Hay estudiantes que terminan su práctica y se quedan, y hay solicitudes de abogados que quieren hacer voluntariado laboral en el CAL, gratuitamente”.

El otro programa que la DGB le apoya a la CUT Antioquia, está relacionado con la salud ocupacional. Se conformó un Comité Intersindical de Salud y Trabajo, único en Colombia, que agrupa varios sindicatos que se reúnen cada dos semanas a pensar los temas de la salud y la seguridad laboral. Realiza investigaciones, seminarios y foros, como el que se efectuó a finales de julio en Medellín, en el que participaron 43 sindicatos de todo el país.

Colombia tiene un problema muy grande de accidentes laborales y mortalidad en el trabajo, muy por encima de los estándares de países con desarrollo similar. Mueren 3 trabajadores por día, y eso que la información corresponde sólo el 30% que está afiliado al sistema de riesgos profesionales. Sobre el 70% restante, que es el más desprotegido porque son trabajadores informales, no hay información. Pero aún así la salud ocupacional no es un tema muy visibilizado por los trabajadores y las organizaciones sindicales. De ahí la importancia de que lo tratemos. Y en ese tema Antioquia es líder en el país, gracias al apoyo de la DGB”.

Tarcisio Mora Godoy:

Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). La DGB apoya en programas de capacitación a líderes sindicales.

 

“La relación de la CUT con la DGB se enmarca en los objetivos y principios de la central en el tema de las relaciones internacionales. Nos corresponde a los trabajadores garantizar estas relaciones y hemos logrado adelantar experiencias de solidaridad mediante intercambios, apoyos políticos y financiamientos de proyectos.

El convenio con la DGB de Alemania nos ha permitido avanzar en varias direcciones. Lo primero, es que nos ha dado la oportunidad de reencontrarnos y hacer intercambios con la comunidad internacional. Lo segundo, nos ha permitido convocar a nuestros asociados en torno a temas tan importantes como la globalización, la crisis económica mundial, los tratados de libre comercio, entre otros, que tienen gran importancia en nuestro continente por su incidencia en las políticas de empleo, afectaciones al movimiento sindical, y otras manifestaciones.

Pero obviamente el mayor impacto de la solidaridad de la DGB está en el campo de la educación, formación de liderazgos y fortalecimiento del movimiento sindical, que es el objeto del proyecto que nos apoya los compañeros del sindicalismo alemán. Todo proceso educativo tiene un desarrollo lento, de resultados a largo plazo, que en nuestro caso se esta dando muy bien, porque tiene consistencia ideológica y de conocimiento, y una estructura organizativa que garantiza rendimiento en beneficio de los trabajadores y el fortalecimiento de sus organizaciones.

Pero es importante que estos intercambios de colaboración se establezcan directamente con la dirección de la CUT, para evitar intermediaciones que puedan cambiar de ruta los proyectos y generen hacia futuro algún inconveniente. También es conveniente que estos intercambios y ayudas las logremos desarrollar en otras instancias. Por ejemplo, en este momento sería importante, y urgente, un intercambio de nuestros dirigentes sindicales con la dirigencia de la DGB para ver cuál ha sido el comportamiento de las empresas multinacionales alemanas que tienen presencia en Colombia, especialmente en el campo de los medicamentos, contra el movimiento sindical. También podríamos intercambiar experiencias que vayan más allá de la capacitación y la formación de dirigentes, como por ejemplo aportes nuevos en campos como el científico y el tecnológico, y en el intercambio cultural con los trabajadores”.

Miguel Morantes:

Presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC). La DGB apoya proceso educativos y de formación.

“Para la CTC ha sido de mucha importancia el proyecto que hemos tenido desde hace varios años con la DGB de Alemania en el tema de la educación. La hemos apreciado y recibido con beneplácito, porque las programaciones educativas que se han hecho en diferentes regiones del país han permitido poner en contacto a los dirigentes sindicales y a las bases entre sí, y han ayudado a entender y buscarle salida a la grave problemática que viven los trabajadores colombianos.

Yo destacaría el impacto de esta capacitación en temas tan importantes para los dirigentes sindicales como el diálogo social, la negociación colectiva, la defensa de la libertad sindical y los derechos humanos, entre otros. Ha habido un importante grupo de organizaciones sindicales que han sido beneficiadas, y muchos trabajadores han recibido la debida acreditación por su participación en los diferentes cursos y actividades programadas en el marco del convenio con la DGB”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.