En la Comisión de Concertación no se vislumbra acuerdo sobre aumento del salario mínimo

(Foto tomada de ElTiempo.com)

A un día de terminar la negociación del aumento del salario mínimo para el 2019, en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales la posibilidad de un acuerdo se ve lejana, luego de que en la última reunión los gremios económicos propusieron un aumento de solo el 4%, muy distante del 10.7% que en promedio proponen las centrales sindicales (12% la CUT, 10,32% la CTC  y 10% la CGT y la confederación de pensionados).

Como es lo habitual en esta etapa de la negociación, ya  hicieron sus presentaciones los Ministerios de Hacienda y Trabajo, el Banco de la República, el Departamento de Planeación Nacional y el DANE; como también los empresarios y trabajadores hicieron sus respectivas propuestas. Pero el Gobierno Nacional, que de manera inusual anunció que en esta ocasión presentaría su propia propuesta, aún no la ha hecho. De todas maneras, en caso de no haber acuerdo, tiene la potestad de fijar el incremento por decreto antes del 30 de diciembre, como casi siempre lo ha hecho.

Puedes leer: Relación entre el mercado interno, los salarios y el empleo

Mañana viernes 14 de diciembre desde las 8 de la mañana tendrá lugar la que posiblemente sea la última reunión de la Comisión, ya que el día 15, fecha límite para el fin de la negociación, es sábado. Luego cada una de las partes tiene dos días para dejar su constancia en caso de que no haya acuerdo, y el Gobierno tiene la facultad de convocar a una reunión extra la próxima semana para mirar las constancias y, si es del caso, citar una nueva ronda de negociaciones.

Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT, calificó la situación como en “estado normal”,  es decir, muy distantes la propuesta de los empleadores con respecto a la de los trabajadores. “De todas maneras la CGT presionará un acuerdo porque si dejamos esto en manos del Gobierno, históricamente está demostrado que nos va mal. Lo importante es ver cómo sacamos el máximo posible para los trabajadores en materia de salario mínimo legal”, indicó.

Por su parte Diógenes Orjuela, presidente de la CUT, dijo que la propuesta de los empresarios del 4% y el silencio del Gobierno sobre la propuesta que anunció, constituyen un “pésimo mensaje” de cara a lograr un acuerdo en la Comisión de Concertación. “Nuestras propuestas están muy lejos de la de los empresarios, y así la posibilidad de un acuerdo la vemos absolutamente remota”, agregó.

Y para Miguel Morantes, presidente de la CTC, el 4% de aumento propuesto por los empleadores  es insuficiente, porque no se compadece con el impacto que el salario ha recibido en razón de la reforma tributaria del anterior gobierno y la que actualmente se tramita en el Congreso, “de impredecibles afectaciones al poder adquisitivo de los trabajadores”.

Morantes señaló como inoportuno el proceder de los representantes de los empleadores en la Comisión, quienes no hicieron una sustentación técnica de su propuesta de incremento del 4% y pidieron suspender la negociación hasta mañana viernes, mientras se hace una consulta al Congreso de la República con respecto al proyecto de ley que allí cursa sobre establecer una prima extraordinaria y por una sola vez para los trabajadores, propuesta por el senador Álvaro Uribe Vélez.

Los proyectos de ley que se tramitan en el Congreso son independientes de la negociación del salario mínimo, y además no existe certeza de que esa prima se apruebe. El argumento de hacer previas consultas al Congreso al parecer responde a una estrategia de dilación y táctica para obstruir el proceso de negociación del aumento del salario mínimo que la población está esperando después de tanta expectativa”, dijo el presidente de la CTC.

Julio Roberto Gómez fue de la misma opinión: “Hemos dicho que no hay tiempo ni ambiente para que esa prima pase en el Congreso este año, en consecuencia se convierte en un pretexto para no hacer una propuesta seria en materia de salario mínimo legal”.

Para Gómez, otro factor que entorpece y desestabiliza la negociación del aumento salarial, es la discusión de la llamada Ley de Financiamiento en el Congreso.

Así se haya caído lo del IVA a la canasta familiar y el gravamen a las pensiones, de todas maneras esta ley está gravitando sobre los hombros de la ciudadanía en general. Es una reforma tributaria que no tiene sentido ni presentación, como tampoco lo tiene que a estas alturas el Ministro de Hacienda no haya expresado su postura frente al salario mínimo”, agregó.

Te puede interesar: Duque instaló la Comisión de Concertación, pero no hubo anuncios sobre salario mínimo

La sustentación de las cifras

La CGT y la CTC y la Confederación de Pensionados sustentan su propuesta de incremento del salario mínimo en 10% con base en el factor inflación, que se calcula rondará este año el 3.3%,  la productividad global que es del 5.2% y la productividad del trabajo del 1.69%. Además también se considera el rezago de la productividad laboral de los últimos años, que suma dos puntos, que se perdieron con el aumento del IVA del 16% al 19% en la reforma tributaria del Gobierno Santos.

Por su parte Diógenes Orjuela, de la CUT, sustenta su propuesta el 12% de incremento salarial en 4 componentes. El primero es la inflación, que como se dijo será del 3.3%. El segundo es la brecha entre la inflación media general y la de los sectores de menores recursos, que siempre es más alta. El tercero es la productividad del trabajo, y el cuarto componente es la brecha que se ha generado en los últimos 12 años al considerar la productividad total, o sea la suma de la productividad del capital y la del trabajo, cuando la norma dice que solo se debe considerar esta última.

También llamó la atención sobre la inflación general calculada del 3.3%, cuando la inflación de los productos que el Gobierno regula tiene una inflación del 6.54, es decir, exactamente el doble de la inflación general. Además considera que la reforma tributaria que se discute en el Congreso es un factor que tendrá su impacto, porque apunta al IVA en bastantes aspectos.

Te recomendamos: El Movimiento Sindical frente a la propuesta de facultades extras para subir el salario mínimo

Orjuela insistió en la falsedad de la teoría de que un alza de salarios aumenta el desempleo y disminuye las ganancias de los empresarios, que usualmente éstos esgrimen para oponerse a un aumento salarial significativo. “Porque si así fuera, los países desarrollados que tienen salarios de más de mil dólares tendrían el mayor desempleo, cuando es todo lo contrario. Los países con más altos salarios tienen menor desempleo y  más desarrollo de sus economías porque la población tiene más poder adquisitivo”, anotó.

En ese sentido invitó a los empresarios a tener en cuenta que es necesario aumentar el poder adquisitivo de la población como estrategia fundamental para que puedan vender sus productos. E igual llamado le hizo al Gobierno Nacional, si pretende que haya un crecimiento de la economía.

Te puede interesar: La propuesta neoliberal del aumento del salario mínimo como expresión de la guerra de quinta generación


Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.