El drama de los trabajadores de Ferticol: un año sin salarios

Ferticol, huelga de hambre
(Foto: Colectivo Toma Directa)

Es crítica la situación de las y los trabajadores de Fertilizantes Colombianos S.A. (Ferticol), empresa del sector petroquímico de propiedad del departamento de Santander, con sede en Barrancabermeja.

Desde hace año y medio Ferticol suspendió su producción y al día de hoy adeuda a su personal doce meses de salarios, el mismo tiempo que lleva sin hacer los aportes a la seguridad social y los parafiscales. Además, ha despedido sin justa causa, y sin permiso del Ministerio de Trabajo, a 78 trabajadores, de los 235 que antes tenía la empresa.

De acuerdo con la afirmación de Sintraferticol, sindicato de empresa, la crisis es consecuencia del desinterés del gobernador de Santander, Didier Tavera, quien en vez de tratar de recuperar la producción ha puesto en marcha un plan de afectación al patrimonio y desvalorización de la empresa, con desviación de recursos, desmantelamiento de equipos, el no pago del gas, e incumplimiento de acuerdos de restructuración, todo con el presunto interés de venderla a bajo precio a capitales privados.

Tambien puedes leer: Arrancó la huelga de trabajadores tercerizados en Indupalma

Según Gladis Smith Jaimes, presidenta de la CTC Santander, confederación sindical de la cual es filial Sintraferticol, la tragedia laboral ha cobrado la primera víctima: el hijo de un trabajador que murió por falta de atención médica, como consecuencia de la suspensión de servicios médicos por el no pago de la seguridad social.

A fin de encontrarle una salida a la crisis de Ferticol, los trabajadores afectados han acudido a diferentes instancias administrativas y judiciales, así como a las autoridades del ministerio público, sin que hasta ahora hayan tenido alguna respuesta. La empresa sigue en el limbo.

Incluso apelaron a una huelga de hambre de tres semanas frente a la Gobernación de Santander, la cual fue disuelta violentamente por la fuerza pública, la única respuesta que les ha dado el gobernador Didier Tavera, puntualizó Gladis Smith, quien anunció para esta semana la realización de una asamblea amplia para analizar la situación de Ferticol, con la participación de organizaciones sindicales y sociales de Santander.

Lo paradójico de la crisis de Ferticol, es que no se corresponde con las necesidades del país en materia de producción de abonos químicos nitrogenados para la industria agroalimentaria (amoniaco, ácido nítrico, urea, y nitrato de amonio), productos estos que suplen empresas extranjeras sin un control de precios por parte del Estado. Además, Ferticol es la segunda fuente de empleo (después del petróleo) en Barrancabermeja.

No obstante lo anterior, el gobernador Didier Tavera, quien al iniciar su mandato recibió la empresa operativamente en punto de equilibrio, no ha tenido voluntad política para sacarla adelante. En vez de potenciarla como un negocio de buena rentabilidad y proyección económica, quiere desvalorizarla y acabarla, sostiene Sintraferticol.

Entre tanto las y los trabajadores de Ferticol continúan con su angustia para sobrevivir, pues desde hace un año no tienen ningún ingreso. Se han sostenido de la solidaridad de otros sindicatos de la región y de personas de buena voluntad. “Pero esta solidaridad se acaba y no vemos ninguna solución”, agregó la señora Smith.


Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.