Directivos de Sintracerromatoso despedidos por participar en huelga declarada ilegal, ganan tutelas

14 de los 28 trabajadores de la empresa productora de ferroníquel Cerromatoso, despedidos tras la declaratoria de ilegalidad de la huelga que realizaron en el año 2015, entre ellos todos los miembros de la junta directiva del sindicato de base Sintracerromatoso, siguen en su “batalla” jurídica para lograr mantener sus puestos de trabajo y su estatus como directivos del sindicato.

Esta semana lograron que jueces de Montelibano y Montería fallaran a su favor, en primera instancia, las tutelas que cada uno de ellos interpuso invocando violación al debido proceso y al acta de acuerdo que permitió el levantamiento de la huelga el 1° de mayo de 2015. A varios de ellos la tutela también los amparó por debilidad manifiesta, ya que tienen problemas de salud.

Cerromatoso, mina de ferroníquel en el departamento de Córdoba.

En total se presentaron 16 tutelas, y de ellas 14 fueron falladas a favor de los sindicalistas y 2 negadas, informó Domingo Hernández, presidente de Sintracerromatoso. Ahora la empresa tiene 15 días para reintegrarlos a sus puestos de trabajo con el pago de los salarios dejados de percibir y su seguridad social completa. Por su parte, la empresa procedió a impugnar los fallos de tutela ante jueces de segunda instancia, tema que será resuelto en unos 20 días.

El pasado 8 de marzo la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia declaró ilegal la huelga que los trabajadores de Cerromatoso realizaron en el primer semestre de 2015, fallo que quedó en firme el 27 de abril. La respuesta inmediata del sindicato fue solicitarle a la Corte una nota aclaratoria de su fallo, la cual fue resuelta el 9 de agosto. Y al día siguiente la empresa procedió a cancelar los contratos a 28 de los trabajadores que participaron en la huelga, entre ellos todos los directivos del sindicato.

Pero, según Domingo Hernández, la empresa cometió la “ligereza” de iniciar los procesos disciplinarios contra los directivos sindicales desde el 5 de mayo, sin que estuviera en firme la sentencia de la Corte, la cual quedó ejecutoriada el 14 de agosto a las 5 pm. Solo a partir de este momento la empresa podía empezar los procesos disciplinarios previos a los despidos de los directivos sindicales. O sea que les violó el debido proceso y por eso interpusieron las tutelas.

El origen del problema

Domingo Hernández, presidente de Sintracerromatoso

Los trabajadores de Cerromatoso realizaron la huelga entre el 14 de abril y el 1° de mayo del 2015, en protesta por una directriz administrativa que ampliaba la duración de los turnos de trabajo, lo que, según el sindicato, incrementaba la exposición a sustancias tóxicas, afectando la salud de los mineros.

Es decir, era una huelga atribuible al empleador por amenazar y vulnerar derechos adquiridos en el Código Sustantivo del Trabajo, el reglamento interno de la empresa y la conversión colectiva vigente. Pero la empresa demandó su legalidad ante el Tribunal Superior de Montería, que el 22 de julio de ese 2015 la declaró ilegal, como lo pidió la empresa, argumentando supuestos actos violentos cometidos por los huelguistas.

“Durante la huelga nosotros pusimos en las entradas principales pancartas alusivas a la protesta, con nuestras peticiones y consignas, o sea lo normal en una huelga. Y eso el Tribunal lo calificó como una acción no pacífica. Fue el único argumento, porque todo lo demás: los tiempos, las mayorías y todo el proceso para aprobar la huelga, se hizo conforme a la ley”, señaló Hernández.

Por tal razón, el fallo del Tribunal de Montería fue apelado por Sintracerromatoso ante la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, que a principios de este año confirmó la ilegalidad de la huelga. Pero no por haberse cometido hechos no pacíficos durante el desarrollo de la misma, sino porque se inició sin esperar un fallo de un despacho judicial de Bogotá, ante el cual había una demanda laboral ordinaria. Según la Corte, el sindicato debió espera el fallo de ese juzgado para iniciar la huelga.

De tal suerte que para los dirigentes Sintracerromatoso estos últimos meses se les ha ido en una “batalla” jurídica para defender sus derechos, con el apoyo de todo el sindicato, que en asamblea general de afiliados realizada recientemente decidió mantener en sus cargos a Domingo Hernández y demás directivos, hasta tanto se conozca el resultado final de las acciones judiciales en curso.

Grave afectación para el sindicato

En caso de que la empresa gane el pulso y toda la junta directiva de Sintracerromatoso sea definitivamente despedida, entonces el sindicato tendrá que proceder a nombrar una nueva junta, ya que los estatutos de la organización señalan que para poder pertenecer a ella los trabajadores deben tener contrato de trabajo en Cerromatoso.

Ese caso implicaría una gran pérdida y afectación para el sindicato, porque se eliminarían de un plumazo sus mejores cuadros directivos. El año entrante tendremos negociación de la convención colectiva, la cual les tocaría negociar a los directivos nuevos, que no tienen la debida experiencia y capacidad para afrontar esa negociación”, comentó Hernández.

La declaratoria de ilegalidad de la huelga de Cerromatoso por parte de la Corte Suprema de Justicia, fue uno de los casos denunciados por el sindicalismo colombiano ante las instancias de la OIT durante la Conferencia Internacional de junio pasado.

“Pero esa demanda ante la OIT no ha tenido avances”, lamentó el todavía presidente de Sintracerromatoso.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.