Qué dicen los presidenciables sobre trabajo y el sindicalismo

La Escuela Nacional Sindical (ENS) llegó a sus 35 años de existencia y para celebrarlo desarrolla una amplia programación para enriquecer la discusión sobre el mundo del trabajo. Por eso este 8 de noviembre se desarrolló en Bogotá el Conversatorio Trabajo Decente y Agenda Laboral con aspirantes a la Presidencia de Colombia. Gustavo Petro, Carlos Caicedo, Claudia López y Jorge Robledo se hicieron presentes para conversar sobre sus apuestas programáticas al respecto.

Puedes leer: “Necesitamos un nuevo escenario del trabajo que enseñe el amar”: Gustavo Petro

Otros invitados como Humberto De La Calle, Sergio Fajardo y Clara López resultaron ausentes en este valioso espacio para el intercambio de propuestas y miradas alrededor del futuro laboral y sindical en Colombia. Los presentes estuvieron de acuerdo en que son preocupantes las condiciones laborales en Colombia, que es preciso aumentar el salario mínimo y mejorar los ingresos en general, y que además es necesario comprender los retos del universo laboral hoy en la era digital y en la coyuntura medioambiental para proyectar las grandes apuestas del sindicalismo. Además, fue claro el apoyo de los candidatos al Proceso de Paz y la implementación del Acuerdo entre gobierno y Farc, no con ello queriendo decir que es el único tema de interés de nacional, pero sí relacionando de manera estrecha la dignidad laboral con la construcción de paz.

Te puede interesar: “En mi gobierno no se firmán más TLCs y se renegociarán los actuales”: Jorge Robledo

Para iniciar la jornada, se presentaron los principales hallazgos del Informe Trabajo Decente que llega a su décima versión y que se convierte en un documento fundamental para comprender el mundo laboral colombiano. Que las mujeres reciben 18% menos de salario que los hombres, que unos 600 mil jóvenes ni estudian ni trabajan en la actualidad, y que de cada 100 trabajadores solo el 4.6% está afiliado al sistema de seguridad social son algunos de los principales hallazgos.

Preocupa –aunque va en curva descendiente- que entre 2006 y 2016 el homicidio a líderes sindicales fue bastante alto en el país: 351 hombres y mujeres fueron víctimas de homicidio en ejercicio de sus funciones sindicales y la mayoría de los casos continúan en la impunidad. La falta de garantías para la libertad de asociación, y la criminalización de la protesta como ocurre en el caso Avianca actualmente siguen siendo el pan de cada día en el país. Los invitados al Conversatorio coincidieron en rechazar el tratamiento del ejecutivo a la huelga de la empresa de aviación más grande de Colombia que, para la ENS y según convenios de la OIT, es completamente legal.

Te recomendamos: “Hay que subir el salario mínimo”: Carlos Caicedo

Los presidenciables, además, se ocuparon de compartir con el sector sindical y un masivo público web de unas 80 mil personas sus propuestas en el campo del trabajo. En el caso de Jorge Robledo, fue importante destacadar que el santismo “que no es solo el proceso de paz” ha venido envileciendo las condiciones laborales en el país. Según Robledo, “fueron ellos –el santismo, el gavirismo, el uribismo- quienes tienen este país lleno de malabaristas en los semáforos”, y por eso en las próximas elecciones presidenciales es necesario, como también lo dijo Gustavo Petro, dar la vuelta a la página de los tradiciones políticos en el poder y optar por renovar y transformar.

Entre tanto, Claudia López mostró su preocupación por la mujer, los jóvenes y la tercerización del trabajo. Y además propuso crear un millón de empleos en su eventual presidencia así como señaló la necesidad de triplicar el número de afiliados actualmente a sindicatos en Colombia. Carlos Caicedo, el otro precandidato que atendió la convocatoria de la ENS en sus 35 años, se mostró preocupado porque “hemos terminado por aceptar que los salarios mínimos son los salarios que nos merecemos”, y agregó que es partidario de reducir las asignaciones al Congreso. “Se le pide siempre sacrificio al trabajador colombiano pero la élite sigue asentada en sus privilegios”, dijo el ex rector universitario.

Te puede interesar: “La baja tasa de sindicalización en Colombia es una tragedia”: Claudia López

El espacio logró repasar algunos de los principales objetivos del movimiento sindical colombiano en esta importante coyuntura histórica: Promover un nuevo código del trabajo, obtener más garantías para el acceso a la justicia, y por supuesto continuar promoviendo el trabajo decente –incluido el derecho de asociación como derecho fundamental- en perspectiva de vivir en un país que aproveche sus tierras y recursos naturales y humanos a favor de sus ciudadanos, y no solo de intereres de empresarios y sectores transnacionales. Trabajo decente y justicia son paz, y por tanto, además, es necesario defender de la implementación del acuerdo que, en capítulos como la reforma rural, ofrece garantías para mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras en Colombia, empezando por el campesinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.