Por daños ambientales y abuso de derechos humanos y laborales: La multinacional Río Tinto no merece estar en el podio olímpico, denuncia la federación global IndustriALL

Una semana después de su creación, la federación sindical global IndustriALL denunció “el poco ético” comportamiento de la multinacional estadounidense Río Tinto, una de las empresas patrocinadoras de los Juegos Olímpicos que se iniciarán en Londres a finales de este mes, y también proveedora del 99% del oro con el que se fabricaron las medallas que se entregarán a los campeones de la justa olímpica, el cual procede de la operación minera que esta compañía tiene en Utah, Estados Unidos.

“Hay que velar porque los atletas premiados reciban medallas que enorgullezcan, no medallas que deshonran”, señaló en un comunicado de IndustriALL, refiriéndose al “negro” historial que Río Tinto arrastra en las distintas regiones del mundo donde opera; al tiempo que recordó que esta compañía se gana 15.000 millones de dólares anuales, “obtenidos a costa de daños al medio ambiente, prácticas laborales explotadoras y abusos de los derechos humanos”.

“Río Tinto se presenta ante el público y la comunidad de inversores como una empresa minera responsable y éticamente comprometida con el desarrollo sostenible. Sin embargo, su historial relata algo totalmente diferente: ha sido el blanco de críticas y acciones judiciales por daños ambientales y violación de los derechos de las comunidades en el mundo… Por eso preocupa su asociación con el Comité organizador de los Juegos Olímpicos de verano en Londres, porque ello contrasta marcadamente con el espíritu y los valores de amistad, solidaridad y juego limpio”, señala IndustriALL.

Se recuerda que IndustriALL es fruto de la fusión de los sindicatos de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas (FITIM), la Federación Internacional de Sindicatos de la Química, Energía, Minas e Industrias Diversas (ICEM), y la Federación Internacional de Trabajadores del Textil Vestuario y Cuero (ITGLWF), y aglutina a más de 50 millones de afilados en 109 países, lo que lo convierte en la federación sindical más grande del planeta.

Preguntado sobre el particular, el recién elegido secretario general de IndustriALL, Jyrki Raina, dijo: “Yo me opongo a lo que hace Río Tinto, porque creo que la justicia no es negociable. Nuestro nuevo sindicato mundial está lanzando su primera campaña global en la industria minera, y elegimos a Río Tinto, que es una de las mayores compañías mineras del mundo, cuyas operaciones en África es un historial de comunidades desplazadas, promesas incumplidas, Uno de los yacimientos de Río Tinto
arreglos muy ventajosos con dictado-res locales y la opresión de los sindicatos que intervienen”.

Pero el mal comportamiento de Río Tinto no se limita solo a África. Desde comienzos de este año ha despedido a 780 trabajadores en sus instalaciones de Alma, Quebec, penalizando además a su sindicato (United Steelworkers-USW) por rechazar las tentativas de la dirección de rebajar sueldos a la mitad y subcontratar la fuerza de trabajo.

Otras malas actuaciones de Río Tinto

Según IndustriALL, otras acciones en las que esta multinacional se ha visto involucrada en los últimos años, son:

• Daños al medio ambiente y contaminación en minas de EE.UU, en Utah, Michigan y Wisconsin.
• Presuntos desalojos forzosos de ciudadanos, contaminación de vías acuáticas locales y violación de los derechos humanos en la minas de oro Kelian y Grasberg, ubicadas en Indonesia.
• Un tribunal chino ha declarado culpables y sentenciado a largas penas de cárcel a ejecutivos de Río Tinto por cargos de corrupción y robo de secretos comerciales.
• Ha dejado de lado e ignorado a comunidades locales y no ha respetado el medio ambiente en minas de Namibia, Madagascar y Camerún.
• Cierres patronales impuestos a trabajadores de Boron, California, Alma, Quebec en los dos últimos años.
• En Mozambique, el reasentamiento de comunidades para dar paso al desarrollo de una mina de carbón ha dejado a la gente sin acceso a los alimentos, a leña y a medicinas indígenas de que dependen, y sin una compensación adecuada.
• En Namibia, los trabajadores de la mina de uranio de Rössing sufren una incidencia superior a la media de mala salud y una falta de información y de formación sobre los riesgos en el lugar de trabajo y las precauciones de seguridad para proteger su salud.

“Nuestros sindicatos colombianos afiliados a IndustriALL, en nuestras almas y conciencias no podemos permitir que la injusticia cometida por Río Tinto se pase por alto y quede sin oposición. Pedimos a los Comités Olímpicos de todas nuestras naciones que reflexionen sobre estos hechos al preparar a lo mejor de sus jóvenes atletas que participarán en este noble acontecimiento deportivo. Les instamos a que eleven este importante asunto ante el Comité Olímpico Internacional y pedirles que “bajen a Río Tinto” del podio”, señaló Carlos Bustos, coordinador de IndustriALL en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.