CSA manifiesta su apoyo a la huelga general de este jueves en Argentina

La Confederación Sindical de las Américas (CSA) expresó en un comunicado su solidaridad con la clase trabajadora y el sindicalismo argentino ante el paro general convocado para mañana 6 de abril en todo territorio de este país, como reacción a las medidas económicas tomadas por el Gobierno Macri, y en defensa de la democracia.

La protesta de los trabajadores, liderada por las centrales sindicales argentinas, está dirigida contra la política de despidos masivos, el aumento de las tarifas de servicios públicos básicos, pérdida del poder adquisitivo de los salarios, represión y criminalización de la manifestación social y de persecución contra líderes sociales y sindicales, que recuerda las dictaduras de décadas pasadas, y otras decisiones que están golpeando fuertemente a la población trabajadora.

Según la CSA, el modelo económico impuesto por el Gobierno Macri ha aumentado la desigualdad, la exclusión social y la pobreza en Argentina, y ha llevado a una grave regresión en materia de derechos humanos. Este es el texto de la convocatoria de la CSA:

“Estimados compañeros y compañeras:

Las trabajadoras y los trabajadores de Argentina se encuentran en resistencia contra el modelo económico neoliberal impuesto por el Gobierno del presidente Mauricio Macri, que está llevando a un contexto de crisis y recesión económica y social y una grave regresión en materia de derechos humanos, generando el aumento de la desigualdad, la exclusión social y la pobreza.

Por este motivo, este 6 de abril el sindicalismo argentino ha convocado un paro general en todo el territorio nacional a fin de protestar contra las medidas de ajuste, el aumento de tarifas de servicios públicos básicos, pérdida del poder adquisitivo de los salarios y negativa a realizar negociaciones salariales en el sector docente, medidas que golpean fuertemente a la población trabajadora argentina.

Asimismo, la resistencia y las protestas son dirigidas contra la política de despidos masivos, de represión y criminalización de la manifestación social y de persecución contra líderes sociales y sindicales.

Uno de los sectores más afectados son los docentes. El Ministro de Educación Nacional, Esteban Bullrich, decidió que este año 2017 no se convoque la Paritaria Nacional Docente (PND). Esta es una mesa de negociación salarial en la que participan el Estado Nacional, a los Estados provinciales y los principales gremios de la enseñanza. Es una instancia de negociación que debe ser respetada como proceso de diálogo y herramienta de negociación colectiva. Como respuesta a la decisión del gobierno nacional de no convocar la PND, los docentes han estado en constante movilización. Ya suman tres semanas de huelga y han organizado protestas masivas por todo el país.

Además, este mismo gobierno viene vulnerando el derecho de huelga de distintas maneras y persiguiendo los dirigentes sindicales, como es el caso de Roberto Baradel, Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA, afiliada a la CSA. Baradel recibió amenazas de muerte, que se extendieron a su familia, hijos y nietos. Ante esto, el gobierno no sólo no ha investigado, sino que, además, el presidente Mauricio Macri ridiculizó la situación de Baradel.

La CSA convoca sus afiliadas a que presten solidaridad a los trabajadores y las trabajadoras argentinos, quienes van a realizar una huelga general el 6 de abril próximo, en defensa de los puestos de trabajo, el salario y los convenios colectivos, por la negociación salarial libre y sin tope, por el 82% de tasa de reemplazo móvil para los jubilados y el desprocesamiento de todos los luchadores populares.

El movimiento sindical de las Américas manifiesta su apoyo y se solidariza con la clase trabajadora y con las centrales sindicales argentinas afiliadas a la CSA, en su lucha en defensa de la democracia y contra el neoliberalismo. Exigimos que el gobierno argentino convoque la Paritaria Nacional Docente sin techo, el restablecimiento del diálogo para superar el conflicto y el cese de las amenazas y de las prácticas antisindicales.

Solicitamos a las centrales sindicales afiliadas a la CSA y la CSI que envíen cartas a los embajadores/cónsules y realicen actos y manifestaciones frente a las embajadas y consulados de Argentina en sus respectivos países, a fin de exigir al gobierno argentino que cumpla con su obligación de garantizar el ejercicio pleno de los derechos sindicales y convoque inmediatamente las negociaciones paritarias con los docentes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.