Convergencia por la paz y contra políticas de Duque, declaración final del VII Congreso de la CUT

Imagen tomada de Twitter @CUTColombia

Como un “éxito rotundo” calificó Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, el VII Congreso de la CUT que se realizó en Bogotá la semana del 6 al 10 de mayo pasado.

Orjuela destacó el entusiasmo y la nutrida participación que tuvo este Congreso: más de dos mil personas en  las diferentes instancias: el III Congreso de los Jóvenes Trabajadores, el VI Congreso de la Mujer Trabajadora (cada uno con cerca de 300 delegados y delegadas de todo el país), y el VII Congreso Nacional de la CUT, que se desarrolló entre miércoles y viernes con la participación de unos mil delegados oficiales y 200 fraternales. Además se realizó el Foro Internacional por la Paz, con delegados nacionales e internacionales.

Puedes leer: En el VII Congreso de la CUT, personalidades del mundo sindical hablaron de paz y de retos del futuro del trabajo

Aparte de los análisis de la coyuntura política, económica, laboral y sindical del país, el VII Congreso de la CUT hizo ajustes y resolvió asuntos estatuarios, financieros y del resorte administrativo de la organización, a fin de imprimirle mayor democracia y mejor  funcionamiento.

El congreso redefinió las líneas prioritarias de la lucha de las y los trabajadores colombianos contra la tercerización laboral y la violencia antisindical, en defensa del derecho de libre asociación y por un modelo de desarrollo distinto al profundamente neoliberal que tanto daño le ha hecho al país.

Se notó la renovación, se vio mucha juventud, como quiera que estamos estrenando Comité Ejecutivo integrado por varios dirigentes nuevos de las regiones. Se vio un ánimo de lucha y de orgullo, de que estamos contribuyendo a fortalecer cada vez más a la CUT”, dijo Orjuela, refiriéndose al espíritu de cuerpo que primó en este VII Congreso de la  CUT.

Te puede interesar: Ecos del VI Congreso de la Mujer Trabajadora CUT

El último día se suscribió la declaración política, que insta al pueblo colombiano a conformar una amplia unidad para enfrentar las políticas del gobierno de Iván Duque y avanzar con éxito en las elecciones regionales del 27 de octubre. La CUT manifiesta su decidido respaldo al proceso de paz y llama a continuar las negociaciones con el ELN; condena los asesinatos de líderes sociales, sindicales y defensores de derechos humanos; reclama el derecho a la autodeterminación de los pueblos en el caso de Venezuela, y por lo mismo rechaza la intromisión de Estados Unidos en los asuntos de ese país, con la complicidad y laxitud del Gobierno Duque.

En cuanto a las decisiones de carácter interno y organizativo, la CUT se ratificó como una central estructurada en torno a sindicatos por rama, y llamó a hacer procesos de cohesión entre sindicatos para tratar de avanzar en esa dirección: la de tener más afiliados sindicales y menos sindicatos.

También se destaca, como punto democratizador importante, la reducción del número de afiliados que debe tener un sindicato para poder participar en las agendas anuales de la CUT. Este número era antes de 5 mil y se bajó a la mitad (2.500), con el fin de que otros sindicatos más pequeños puedan participar.

La otra decisión de carácter administrativo es la creación de la figura de la Junta Departamental de la CUT, instancia de rango superior al Comité Ejecutivo Departamental, para así darles vía y participación a más sindicatos en las regiones.

“En cada departamento del país la CUT tiene una Subdirectiva y un Comité Ejecutivo Departamental, pero no había una instancia superior para definir asuntos importantes, eso lo suplían los llamados plenos departamentales, que no están en los estatutos. Ahora, con la Junta Departamental, se le da rango estatutario”, explicó el presidente nacional de la CUT.

Por otra parte, el VII Congreso de la CUT ratificó el Comando Nacional Unitario como el espacio de unidad de acción de la central con las organizaciones hermanas, así como la continuidad de la coordinación con otras organizaciones sociales, campesinas, partidos políticos de oposición y demás organizaciones que comparten con la CUT la visión crítica al Gobierno y al modelo de desarrollo neoliberal, y el apoyo a la paz.

Te recomendamos leer: Desafíos del congreso de la CUT

La declaración política

Este es el texto del documento que el viernes 10 de mayo el VII Congreso Nacional la CUT presentó como Declaración Política, sintetizada bajo el título: “Unidad y convergencia por la paz y contra las políticas de Duque”:

Se ha realizado con éxito el VII Congreso Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en un momento en que el gobierno de Iván Duque profundiza la política de la entrega de la soberanía económica a las multinacionales y el gran capital financiero internacional, complementada con medidas que aumentan la antidemocracia y el autoritarismo, reflejadas, entre muchas acciones, en el asesinato de líderes sociales.

El actual gobierno, ante el rechazo y oposición de distintos sectores sociales, sindicales, gremiales y políticos a sus medidas, ha optado por torpedear los procesos de paz objetando 6 artículos de la Ley de la Jurisdicción Especial de Paz -JEP-, lo cual representa una jugada política del uribismo para levantar y agitar nuevamente las banderas de la guerra, de paramilitares, sicarios; la polarización, en fin, que le ha dado rédito político en el pasado. La Cut rechaza esta maniobra que busca desestabilizar el acuerdo de paz firmado por el Estado y la ex guerrilla de las Farc, exigimos la implementación de los acuerdos suscritos, las plenas garantías políticas y económicas para la reincorporación de los exguerrilleros, y solicitamos a la Corte Constitucional ratificar la decisión del Congreso de la República al hundir la propuesta del gobierno contra la JEP y la paz.

….instamos al Gobierno reanudar los diálogos y el proceso de solución política con el ELN, que a su vez debe dar gestos de paz que faciliten un acuerdo definitivo.

Asimismo, instamos al Gobierno reanudar los diálogos y el proceso de solución política con el ELN, que a su vez debe dar gestos de paz que faciliten un acuerdo definitivo.

Iván Duque ha demostrado con creces  que el eje central de su mandato es la aplicación de todas las recetas que en materia económica y política se hacen en Washington a través del FMI, el Banco Mundial, la OCDE y las organizaciones de países bajo la órbita gringa, que determinan su comportamiento dentro y fuera del país. Tal es el caso de la arremetida contra Venezuela, violando los principios de la autodeterminación de los pueblos, el respeto a la soberanía y la no injerencia en asuntos internos de país alguno. Esta misma política de agresión y bloqueos la hace los Estados Unidos contra las naciones y pueblos del mundo, en especial contra Venezuela, Cuba, Siria, Irán y Palestina, entre otros, actitud que merece todo nuestro rechazo.

Con la ya reconocida recesión económica que avanza en el mundo, se agudiza la crisis económica que afronta el imperialismo norteamericano en la competencia con las otras potencias por el control de los mercados. Su crisis es de superproducción de mercancías y sobrante enorme de capitales, necesita buscar una salida, aplica medidas de protección a su mercado y exige apertura en los demás países. Donald Trump ha sido enfático en elevar los aranceles, insiste en la construcción del muro en la frontera con México, desconoce los organismos y los acuerdos internacionales. 

Consecuente con lo anterior, el gobierno hizo aprobar a pupitrazo en el Congreso de la República un Plan Nacional de Desarrollo que continua y profundiza las políticas que en los últimos 30 años han destruido el aparato productivo nacional y precarizado las condiciones laborales. El PND le apuesta a que el desarrollo de la nación se haga con inversión extranjera de las multinacionales en la gran minería y el fortalecimiento del gran capital financiero. A la par, introduce una reforma laboral y pensional que abarata la mano de obra de los trabajadores colombianos. En suma, es un Plan para someter al país al saqueo de sus recursos naturales y ahondar el atraso y la miseria, sin que tenga propuestas para impulsar el desarrollo de la producción nacional, ni una política para elevar el bienestar general de los colombianos.

Ante la gravedad de la situación para la nación y la población, el VII Congreso Nacional de la CUT hace un llamado a las centrales obreras y de pensionados, a las organizaciones sociales, gremiales, estudiantiles, indígenas, campesinas, agrarias, cívicas, comunales, a los partidos y fuerzas políticas democráticas alternativas, y a todo el pueblo colombiano a conformar la más amplia unidad y convergencia para enfrentar las políticas del gobierno de Iván Duque y avanzar con éxito en las elecciones regionales del 27 de octubre.

Apoyamos a todos los sectores que en la actualidad reclaman derechos y desarrollan importantes luchas y movilizaciones por todos los rincones del país, tal como lo hacen los trabajadores estatales y el magisterio, indígenas, campesinos y comunidades negras del Cauca, los usuarios de la salud, los defensores del agua y el páramo de Santurbán en los Santanderes, los afectados por la nefasta Electricaribe en la Costa Atlántica, los cafeteros y demás sectores agropecuarios.

La CUT coordinará con todos los sectores sociales el impulso de diversas movilizaciones y la preparación de un paro nacional. Les corresponde a los trabajadores colombianos encabezar y alentar las luchas reivindicativas en el marco de la movilización y la lucha masiva y civilizada por paz, soberanía, democracia y derechos laborales.

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.