Conjurada posibilidad de huelga en El Cerrejón

Sintracarbón y multinacional Carbones del Cerrejón firman Convención Colectiva
No obstante, Sintracarbón participará en el Paro Nacional de este 17 de marzo


A pocas horas de que terminara el plazo para la hora cero de la huelga en El Cerrejón, empresa y sindicato lograron un acuerdo que puso fin al conflicto laboral iniciado desde el pasado 18 de diciembre en este importante complejo carbonífero, la más grande mina a cielo abierto de América Latina, ubicada en el departamento de La Guajira.

conjurada-posibilidad-de-huelga-en-el-cerrejon

En efecto, ayer en horas de la noche, en el hotel Waya Guajira del municipio de Albania, las comisiones negociadoras de Sintracarbón y la multinacional Carbones del Cerrejón firmaron una nueva Convención Colectiva de Trabajo, la Nº 16 que la organización sindical firma con la empresa en 32 años. Esta vez en un contexto nada fácil debido a la posición intransigente asumida desde el principio por la empresa, que llevó a que el 3 de marzo casi la totalidad de los trabajadores votaran la huelga, la cual quedó conjurada con el acuerdo logrado hoy.

Según el sindicato, la multinacional Cerrejón, escudada en la crisis internacional del precio del carbón, denunció parcialmente la convención colectiva vigente y recurrió a distintos mecanismos –unos legales y otros subrepticios– para desmejorar las conquistas conseguidas por las y los trabajadores en 32 años de lucha.

Entre las pretensiones de la empresa –que finalmente no logró– estaban desmejorar los auxilios para el funcionamiento del sindicato, al igual que recortar los permisos sindicales, es decir, quería violar el derecho constitucional de asociación. También pretendía desmontar el Plan Adicional de Salud y negar a los trabajadores con contrato a término fijo, pasar a tener contratos a término indefinido.

“La denuncia parcial de la convención colectiva tenía dos propósitos –explicó Jairo Quiroz Delgado, presidente de Sintracarbón–. Uno era acabar con la organización sindical, atendiendo a una política ya establecida en Colombia, que es golpear y debilitar a los sindicaros mayoritarios con tradición de lucha, como Sintracarbón. Ya lo hicieron en Cerromatoso y con Sintramienergética en la Drummond. Y el otro propósito es el desmonte gradual de la convención colectiva. La empresa inicialmente hizo una oferta por debajo de la que estaba vigente”.

Ante tal panorama, Sintracarbón se vio forzado a movilizar sus bases y hacer uso del derecho constitucional de la huelga para oponerse a las condiciones que se les pretendió imponer. El 98,3% de los trabajadores consultados votaron por la huelga el pasado 3 de marzo, lo que obligó a la empresa a mejorar su propuesta y al Gobierno Nacional a intervenir para lograr un acuerdo antes de la declaratoria de la hora cero de la huelga.

Finalmente, gracias a esos esfuerzos de última hora, y a la buena disposición del sindicato para llegar a un acuerdo negociado, la huelga se pudo evitar. La última propuesta la presentó la empresa el pasado fin de semana y fue aceptada por el 75% de las y los trabajadores, mediante una rápida consulta realizada entre el domingo y este martes lunes en todos Los sitios de trabajo. Se hicieron mítines como este en todos los sitios de trabajo de El Cerrejón.

“No lograron desmontar ningún punto de la convención colectiva y hubo avances en algunos puntos. Sin embargo, muchos de los puntos que llevamos a la mesa de negociaciones esta vez no fue posible resolverlos”, dijo Quiroz Delgado, al hacer un balance general de la última propuesta que presentó la empresa y que finalmente el 75% de los trabajadores aprobó en la consulta entre el domingo y el martes

Sobre este particular en el comunicado emitido hoy por Sintracarbón, se lee: “Resaltamos el carácter democrático de esta organización y la alta participación de sus afiliadas y afiliados. Igualmente, reconocemos a todas y todos los compañeros que levantaron su mano para sostener la posición de irse a la huelga. A pesar de haber sido superados en el proceso democrático, su espíritu combativo nos hace pensar con optimismo en las futuras luchas que tenemos que enfrentar.”

Como hecho significativo, durante el proceso de negociación Sintracarbón aumentó su membresía: pasó de tener 3.700 afiliados a más de 4.000. “Queda un sindicato fortalecido y de pie para afrontar otras luchas que nos corresponde en el corto y mediano plazo”, dijo Quiroz Delgado.

Confirmó que los trabajadores de El Cerrejón participarán en el paro nacional y la movilización que tendrá lugar este jueves 17 de marzo, en protesta a las políticas económicas y sociales del Gobierno Santos, más aún cuando el pliego petitorio presentado al Gobierno por el Comando Nacional Unitario tiene como primer punto la exigencia de acciones inmediatas para rescatar al departamento de La Guajira del hambre y el abandono.

Vale recordar que de las 11 huelgas registradas en el sector minero en los últimos años, 9 fueron declaradas ilegales y las organizaciones sindicales mayoritarias que las organizaron terminaron con sus líderes despedidos y reducidas a sindicatos minoritarios y fraccionados. Las otras dos huelgas las realizó Sintracarbón, una de 12 días en la mina Calenturitas a la multinacional Glencore, y otra de 32 días a la multinacional Carbones del Cerrejón.

Principales logros de la convención colectiva


En el tema salud, que es de vital importancia para los trabajadores de El Cerrejón, el sindicato logró mantener el Plan Adicional de Salud, que la empresa quería eliminar, y además incluir 582 medicamentos para el vademécum del PAS, entre drogas genéricas y comerciales, algunas de ellas para atender enfermedades crónicas de estrecho margen terapéutico. Respecto a las enfermedades crónicas como silicosis y silicoantracosis, que afectan al 7% de las y los trabajadores y que la multinacional se negaba a reconocer, logró la conformación de un comité tripartito para hacer un estudio epidemiológico entre la población trabajadora. Asimismo, la empresa se comprometió a hacer alianzas público privadas para construir y dotar Centros de Rehabilitación, una sentida necesidad de los trabajadores.

En cuanto a estabilidad laboral, logró pasar a término indefinido 150 contratos que estaban a término fijo, cuando la multinacional Cerrejón inicialmente no ofrecía ninguno. Sintracarbón es uno de los pocos sindicatos en el mundo que ha logrado, por convención, contener la precarización laboral.

En cuanto a incrementos salariales, logró subir estos al 7% (IPC+0,23%) en 2016, y al IPC+0,23% para el 2017, mientras Carbones del Cerrejón ofrecía incrementos de solo el IPC de 2015. Aunque no es realmente un incremento sino apenas un ajuste para que los salarios no pierdan poder adquisitivo. Asimismo, logró incrementar los bonos a la firma de la convención y el bono especial, cuando la empresa pretendía dejarlos congelados a valores del 2015.

En el tema auxilios y becas para la educación universitaria de los hijos de los trabajadores, logró que se incrementen en el valor del IPC causado en 2015, lo que le inyecta casi $800 millones al fondo educativo. Así mismo, se incrementan los convenios directos con las universidades.

Otro logro es que los trabajadores que estén en vacaciones tengan derecho a disfrutar del tiempo completo de licencia de maternidad que otorga la ley, sin descontarlos de sus días de vacaciones.

Finalmente, Sintracarbón logró neutralizar la intención de la empresa de recortarle permisos y auxilios sindicales, lo cual habría debilitado su operatividad. Logró mantener intacto el número de permisos y los auxilios para el sindicato, que tuvieron un aumento indexado al IPC de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.