Colombia dista mucho de cumplir en materia de libertad sindical


PRONUNCIAMIENTO DEL SINDICALISMO COLOMBIANO EN EL MARCO  DE LA XVIII CUMBRE IBEROAMERICANA DE MINISTROS DE TRABAJO

 

Los trabajadores colombianos representados por las Centrales obreras, CUT, CGT y CTC, en conjunto con las Federaciones Sindicales Internacionales, reunidos en la ciudad de Medellín en el marco de la XVIII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Trabajo, convocados además por la Confederación Sindical de las Américas CSA, manifestamos que contrario a lo que presenta el Gobierno Colombiano a nivel nacional e internacional, COLOMBIA DISTA MUCHO DE CUMPLIR EN MATERIA DE LIBERTAD SINDICAL Entre otras por las siguientes razones:

  1. Colombia continúa siendo uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio de la actividad sindical, no solo por los 23 asesinatos y  más de 437 amenazas a los sindicalistas en el 2013, sino por la política antisindical que practican gobierno y empresarios, que hacen casi imposible la creación de sindicatos o el crecimiento y fortalecimiento de los mismos.
  2. Las recomendaciones de la OIT y los compromisos firmados por el Gobierno Colombiano para el logro de la ratificación de diversos tratados comerciales, han sido letra muerta, pues en nada se han cumplido las primeras o desarrollado los segundos. El gobierno y los empresarios continúa evadiendo reiteradamente  la  contratación directa recurriendo a diversas fórmulas de tercerización o intermediación laboral como las Cooperativas de Trabajo Asociado -CTA-, las cuales siguen existiendo e intermediando relaciones laborales; la utilización de contratistas para labores misionales; las empresas de empleo temporal y el outsourcing, entre otras.
  3. Aún más condenable es la práctica de transformar las CTA en Sociedades Comerciales denominadas SAS: Sociedades por Acciones Simplificadas; o la de trasformar las mismas CTA o las SAS en falsos sindicatos creados por las mismas empresas, firmando falsos contratos sindicales para dar la imagen no solo de libertad sindical, sino de paso negar la posibilidad de la negociación colectiva. En 2011 existían 57.710 SAS y en 2012 ya se habían creado 64.421. Lo anterior significan que se crean alrededor de 559 SAS cada mes.
  4. A pesar de la firma del acuerdo con el sector público por parte del gobierno, la cobertura de la negociación colectiva se mantiene en cifras inferiores al nivel del 4% de membrecía sindical, por la negativa de funcionarios públicos y empresarios privadosa la negociación de los pliegos presentados por los sindicatos, la presentación de contra-pliegos, las presentación de planes individuales de beneficios, los pactos colectivos impuestos por los empresarios o simplemente la negación a cualquier intento de organización de los trabajadores. De los 1244 convenios colectivos firmados en 2012  el 57.4% correspondía Contratos Sindicales, 17.6% a pactos Colectivos y apenas un 25%  a Convenciones Colectivas.
  5. A lo anterior se suma el hecho de que numerosas veces, avalados por decisiones judiciales, se desconocen derechos sindicales y revocan pronunciamientos de tribunales, se levantan fueros y criminalizan la protesta sindical y social, desconociendo los mecanismo legítimos de acción sindical como la movilización, protesta y huelga, con normas como la ley 1253 de 2011.
  6. La impunidad en los asesinatos contra cerca de 3.000 sindicalistas asesinados en los últimos 20 años, sigue siendo superior al 94% en casos de homicidios y 99% en casos de amenaza. Si bien el índice de asesinatos ha disminuido en los últimos años, las amenazas y acciones en contra de los sindicalistas se han incrementados notoriamente, constituyendo todo una situación de persecución al movimiento sindical que se ve reflejada  en apenas el 4.6% de afiliación sindical y una cobertura de negociación colectiva que en 2012 no benefició a más de 287. Sumado a las violaciones a los derechos humanos de los sindicalistas expresados en desplazamientos, desapariciones y homicidios, razón por la cual estamos por una salida política al conflicto armado y  la reparación de las víctimas y al  movimiento sindical.
  7. Los índices de informalidad que en la práctica son superiores al 68%, subempleo de más del 32% y desempleo de más del 10.4%, reflejan la precariedad del empleo en Colombia, siendo además el país con más alto índice de desempleo en todo el continente en comparación con el índice promedio de América Latina, que se sitúa en el 6.5 %. Además el país figura como el segundo más desigual del continente.

Este acumulado de situaciones se origina indiscutiblemente en la aplicación de las políticas del gobierno fundamentadas en el Consenso de Washington, el libre comercio, la libre circulación de capitales y la precarización laboral, entre otras.

Todo lo anterior hace más que justa nuestra exigencia al Gobierno Colombiano y a la Organización de Estados Americanos (OEA) de garantizar el respeto a la libertad sindical, la negociación colectiva y el empleo decente, todo lo cual tiene como eje fundamental la lucha por la formalización, contra la tercerización y precarización laboral.

Medellín, Colombia, noviembre 11 de 2013.

 

LUIS ALEJANDRO PEDRAZA                          Presidente CUT

JULIO ROBERTO GOMEZ ESGUERRA          Presidente CGT

MIGUEL MORANTES ALFONSO                     Presidente CTC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.