Cargados de motivos, este 14 de noviembre sindicatos y sociedad europea se movilizan en jornada de protesta

—Huelga general en España, Portugal, Grecia e Italia, y acciones solidarias en 23 países—

Convocada por el Confederación Europea de Sindicatos, este 14 de noviembre se realizará la Jornada Europea de Acción y Solidaridad, una gran movilización cuyo objetivo es pedir a los dirigentes políticos voluntad para solucionar el deterioro del empleo, instaurar un verdadero diálogo social que responda a la creciente angustia de los ciudadanos, y oponerse a las políticas de austeridad impuestas por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y FMI.

Esta jornada de protesta, denominada 14-N, tiene dos particularidades que la potencian y la hacen diferente a otras realizadas antes, por lo que se espera sea
multitudinaria.

Una particularidad es que se enmarca en una convocatoria europea. En opinión de Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, una de las confederaciones sindicales españolas que impulsan la protesta, “la lucha tiene que ser a nivel europeo o no tendrá éxito. La lucha nacional está perdida”. Por tal razón consideró como hito histórico el hecho de que por primera vez, en un mismo día, haya huelga general en 4 países: España, Portugal, Grecia e Italia, junto con actividades de solidaridad en 23 países más, entre ellos Alemania, Francia, Austria, Polonia, Luxemburgo, Suiza, países escandinavos, Países Bajos, República Checa, Eslovenia, Rumania. Como también se realizará una acción específica en Bruselas, donde representantes sindicales harán concentraciones y visitas a las embajadas.

La otra particularidad de la convocatoria es que tiene marcado carácter social, no sólo laboral. O sea que también es una movilización ciudadana, en la que participan los desempleados y pensionados, en respuesta a la sinrazón de unas políticas que quieren acabar con el modelo social de bienestar construido en Europa desde mediados del siglo pasado; y que buscan, mediante reformas laborales, abandonar el modelo de negociación colectiva sectorial y territorial, como superación de la negociación por empresa. Además, la crisis económica se ha convertido en una gran estafa para la inmensa mayoría de la población, ya que las políticas de los gobiernos sólo benefician a las élites.

Y es que la realidad económica en Europa es dramática, más en unos países que en otros. Algunos datos lo expresan: en total hay 25 millones de desempleados, de ellos 6 en España, país donde 13 millones de personas (27% de la población) viven bajo la línea de pobreza, 2´200.000 niños y niñas viven en hogares pobres, y desde el 2008 unas 400.000 familias han sido desalojadas de sus casas por no poder cumplir con sus obligaciones bancarias. Y en Grecia la situación no es mejor. Tras el rescate del que este país fue objeto, la población es 40% más pobre que antes. Más del 50% de los jóvenes de Grecia y España están sin trabajo, y en Italia y Portugal la tercera parte ellos está en la misma situación.

Las protestas en España

En el país ibérico el 14-N fue convocado por los sindicatos y respaldado por más de 150 organizaciones de la sociedad civil, que integran la Cumbre Social.

Fernández Toxo, líder de la sindical CCOO, defiende la utilidad de la huelga general para cambiar las políticas. “Las huelgas siguen siendo un recurso tan útil y moderno como lo fueron en su origen. Gracias a ellas en España hay un sistema democrático y una sanidad pública universal, que ahora hay que defender con movilizaciones”, aseveró, al tiempo que fustigó las políticas de austeridad impuestas a los gobiernos, porque antes de ser una salida a la crisis conducen a más recesión, desempleo y empobrecimiento generalizado. Además manifestó su temor de que después de las elecciones autonómicas de Cataluña se comiencen a aplicar las medidas asociadas al rescate. “Se está preparando un escenario a espaldas de los españoles”, advirtió Fernández Toxo.

El caso es que en España las políticas de recorte que impone la Unión Europea, aplica el Gobierno y refrendan los empresarios, están conduciendo al desastre. El esfuerzo salarial de los trabajadores y la insolidaridad empresarial no sólo se traducen en pérdida de competencia, sino que, junto al desempleo, redundan en mayor desigualdad. En 2008 el 10% más rico de los españoles acumulaba una renta 5.4 veces superior al 10% más pobre. La brecha se ha ampliado: en 2011 los más ricos acumulan 6,8 veces más renta que los más pobres. Y el coeficiente Gini ha pasado de 31.2 en 2008, a 34 en 2011, reflejando un fuerte aumento de la desigualdad.

Por su parte Cándido Méndez, Secretario General de UGT, la otra gran confederación española, dijo que aunque todas las huelgas tienen motivos, “ésta es la que más motivos tiene en la historia de la democracia”, y anticipó que el Gobierno fracasará si no atiende el clamor social. Recordó que cuando el gobierno Rajoy sólo llevaba un mes, impulsó una reforma laboral que “tiró a la basura” el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva firmado por los sindicatos y la patronal, que contemplaba contención de salarios y flexibilidad interna para evitar o paliar despidos. Además el Gobierno ha menospreciado la convocatoria de un referéndum sobre las políticas de recorte que está aplicando, y que no figuraban en su programa electoral.

En un artículo escrito con motivo del 14-N, Cándido Méndez describió así la mala situación de España:

“La sanidad es cada vez menos pública y menos universal, la educación va camino de convertirse en foco de desigualdad y privilegio para algunos, los salarios cada vez son más bajos, el desempleo está por las nubes, los servicios públicos están vilipendiados y, por último, aún no sabemos si las pensiones se van a revalorizar de acuerdo con la ley, o le van a dar un nuevo golpe al poder adquisitivo de los pensionados y sus familias. Y no lo sabemos porque el Gobierno mantiene una política de sí pero no, de hoy digo esto y mañana lo contrario. La población está sufriendo las consecuencias de una crisis que ella no ha provocado, mientras ve cómo los verdaderos culpables de esta recesión: las entidades financieras, reciben miles de millones para sanearse. En menos de un año el Ejecutivo lanzó al vacío más de 30 años de construcción democrática. Y lo peor de todo es que ya no le creen ni en Europa, donde ven inverosímiles las previsiones del Gobierno para el año 2013”.

Apoyo de artistas y activistas de la cultura

Un grueso número de músicos, actores, escritores y profesores, entre otros trabajadores de la cultura, en acto público respaldaron la huelga, entre ellos personalidades como los cantantes Joaquín Sabina y Miguel Ríos, los actores Nicolás Dueñas, Pilar Bardem y Amparo Climent, los escritores Juan José Millás, Almudena Grandes, Manuel Rico y Luis García Monteo, al igual que el cineasta Pedro Almodóvar, Tristán Ulloa, Benjamín Prado, Tina Sáinz, Alberto San Juan, José Sacristán.

Juan José Millás opinó que “nunca ha estado tan justificada una huelga”, e ironizó con la petición formulada por la ministra Báñez a los empresarios, en el sentido de que apliquen la reforma laboral con sensibilidad. “Es tanto como pedir al verdugo que aplique el garrote con sensibilidad. Estamos en una dictadura porque los poderes de facto dicen al Gobierno lo que tiene que hacer. Los que mandan, los poderes financieros y los consejos de administración no llevan uniforme y botas militares, pero es una dictadura”, sentenció.

Por su parte, el cantante Miguel Ríos afirmó que “estamos aquí porque la dignidad nos empuja” y animó a los músicos a participar en la huelga rompiendo con la errónea idea de “no hago nada porque no se puede hacer nada”. Un apoyo que Pilar Bardem justificó porque “es necesaria por el futuro no ya de los hijos, si no de los nietos, frente a un Gobierno que ha desahuciado el país”.

Solidaridad del sindicalismo mundial

La Confederación Sindical Internacional, que representa a 175 millones de trabajadores(as) de 153 países y territorios, expresó todo su apoyo al 14-N del movimiento sindical europeo.

“Los ataques a los derechos de los trabajadores y el modelo empresarial de austeridad en Europa ponen en peligro la prosperidad y la cohesión social en todas partes. Y lo que es peor: los arquitectos de la austeridad no tienen ni idea ni plan sobre cómo reconstruir el desarrollo económico, están simplemente centrados en mantener a los mercados financieros contentos, sin tener en consideración los costos sociales y económicos”, dijo Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI.

Por su parte la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA), en un comunicado señaló que el sindicalismo de las Américas no puede mantenerse ajeno a esa jornada histórica, “en especial cuando nuestra lucha es contra la hegemonía del modelo neoliberal”. Y sobre todo cuando con la huelga en Europa se están jugando cartas políticas fundamentales.

“De hecho la política económica errada de esos países puede tener consecuencias muy duras para las economías de nuestros países, como ya se está avizorando… La coyuntura relativamente favorable de nuestra región, en lo económico y social, incluye intentos de reforma laboral desde los poderes políticos y económicos que van en la misma dirección que la regresión europea”, afirma la CSA, al tiempo que solicitó a sus organizaciones afiliadas y fraternales que realicen acciones públicas notorias ante los medios de comunicación y movilizaciones ante embajadas y filiales de empresas de esos países.
Como afirmación de su apoyo al 14-N, y atendiendo el llamado de la CSA. diversas centrales sindicales del continente americano realizarán manifestaciones en las embajadas españolas. Asimismo, la CSA habilitará en su página web una sección en que las organizaciones puedan comunicar sus acciones, preferiblemente con un registro filmado y auditivo.

“Los trabajadores y trabajadoras de Europa se han solidarizado con nosotros en innumerables ocasiones, combatiendo junto a nosotros los asesinatos, los gobiernos dictatoriales, la persecución antisindical. Es hora de devolver en parte esa solidaridad. El sindicalismo de las Américas debe decir presente este 14 de noviembre”, concluye en su comunicado la CSA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.