Por acuerdo con los sindicatos, Bancolombia bajó de 48 a 43 las horas semanales de trabajo

—La medida beneficia a 18 mil trabajadores y sus familias—

En Colombia lo usual es que los sindicatos luchen y actúen con un enfoque redistributivo, es decir, por mejoras de salarios y prestaciones sociales, estabilidad laboral, beneficios extralegales, etc. Todavía incide poco una tendencia que se viene abriendo paso en el movimiento sindical, sobre todo en los países más desarrollados: ampliar el radio de exigencias a la disminución de la jornada laboral, buscando con ello un equilibrio entre el tiempo laboral y la vida familiar.

De ahí que llame la atención lo sucedido en Bancolombia, donde el sindicato de base (Sintrabancol) y la Unión Nacional de Empleados Bancarios (UNEB) lograron, por acuerdo extraconvencional con las directivas del banco, rebajar en 5 horas el tiempo laboral semanal en las 900 oficinas de Bancolombia, que pasó de 48 a 43 horas, medida que tiene pocos precedentes en el país y que beneficia a 18 mil trabajadores y sus familias.

Faustino Ramírez, directivo de la UNEB y miembro del Comité de Empresa de Bancolombia, calificó como muy importante este logro tripartito, que beneficia a los trabajadores sin afectar el rendimiento de la empresa, ni agregarle tampoco más costos de nómina, pues la medida está acompañada de flexibilización y racionalización de los horarios, de modo que con el mismo personal se suplan las necesidades del servicio.

“La medida ha tenido muy buen recibo por parte del personal del banco, porque eso les eleva su calidad de vida y les da más tiempo para el disfrute personal. Fue producto del compromiso que en noviembre del año pasado asumimos las directivas del banco y de los sindicatos. Reconocimos que era posible y necesario examinar las jornadas de trabajo e iniciamos un proceso que lo hiciera posible, hasta que quedó establecido en la circular que recientemente emitió el banco con la nueva jornada para todo el personal, sin excepciones. El acuerdo también establece beneficios relacionados con horarios flexibles, jornadas continuas y otros garantías”, precisó Ramírez.

Por su parte Carlos Julio Díaz, directivo de la CUT Antioquia y analista de los temas del trabajo, destacó que en el sindicalismo surjan estas iniciativas. En su opinión, el desarrollo tecnológico ha mejorado sustancialmente la productividad de las empresas (Bancolombia es un ejemplo de ello), y una de las formas de acceder a esa productividad es que los trabajadores reduzcan horas de trabajo para dedicarlas a la familia, a la cultura, la educación, el ocio, etc. Es decir, la productividad al servicio del ser humano y no de sólo de la ganancia y el rentismo. Además redunda en un menor desgaste del trabajador y una mayor expectativa de vida. “Para que cuando termine su vida laboral no quede disminuido físicamente pueda al menos disfrutar su pensión”, agregó el directivo sindical.

La opinión de la empresa

Enrique González, director de Relacionamiento Humano de Bancolombia, quien está al frente del proceso de reducción de la jornada laboral, informó que ésta no solo beneficia a los trabajadores de Bancolombia, también a los de otras filiales del Grupo en las áreas del leasing, fiduciaria, banca de inversión, factory, valores.

Al respecto señaló: “Desde hace el año anterior venimos con una estrategia de humanización de la banca. Partimos de la presunción de que eso sólo lo lograremos si nuestro equipo de colaboradores trabaja en condiciones humanas y en un sano ambiente. Queremos colaboradores felices, porque la consecuencia de ello es una mayor productividad, mayor sentido de pertenencia. Además logramos que los clientes estén felices, lo que nos genera mejores resultados financieros”.

Para este ejecutivo de Bancolombia algo digno de resaltar del proceso es que haya sido producto del diálogo y la concertación con los sindicatos. “Recogimos las inquietudes de la UNEB y Sintrabancol frente al tema de la calidad de vida de los empleados en conjunción con las necesidades del servicio”, puntualizó.

Explicó que a la par con la reducción de las 5 horas se establecieron horarios escalonados y jornadas continuas, a fin de que las madres con hijos puedan salir más temprano y estar más tiempo con sus hijos, o que quienes estudian ajusten sus horarios con los de sus clases, etc. “Y eso es algo que nuestros empelados aprecian de manera invaluable”, agregó.

Un punto importante es que la medida no implica contratar más personal. “Si hay que hacerlo lo contratamos, pero el cambio se hizo sobre la base de reacomodar turnos de acuerdo con los picos de trabajo y con los momentos de bajas transacciones. Y todo dentro de un marco de concertación, porque si yo lo impongo probablemente el resultado no va a ser el mismo. Hay más compromiso de los trabajadores cuando participan de la decisión”.

Aclaró que hoy para Bancolombia el dialogo social no se circunscribe sólo a la convención colectiva, es permanente en la relación con las organizaciones sindicales. “Eso sin desconocer que hay conflictos y dificultades, porque es a partir del las diferencias que logramos construir soluciones que se ajusten a los intereses de ambas partes”, dijo.

A la pregunta de si es posible que, siendo Bancolombia líder del sector financiero del país, la medida sea imitada por otras entidades bancarias, el señor González aseveró: “Si, es posible que otros bancos también lo hagan. Nuestra invitación es a que le pierdan el miedo al diálogo social como fórmula para llegar a acuerdos importantes, inclusive a partir de las diferencias. Evadir los problemas no significa que éstos no existan, ni que se vayan a resolver solos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.