Sindicato de Tablemac se creó hace apenas 3 meses, y ya decretó su primera huelga

Desde 1996, cuando se presentó la huelga en Papelsa, el sector maderero y papelero del país no experimentaba una huelga, pero más por carecer de sindicatos, o por ser éstos minoritarios, que por tener satisfechos a sus trabajadores y trabajadoras en sus condiciones laborales.

Sintratablemac, sindicato de empresa creado en la planta de Tablemac en Barbosa, Antioquia, rompió esa dinámica el pasado viernes 17 de octubre, cuando, con apenas 3 meses de fundado, tiempo en el que logró afiliar la mayoría de los y las trabajadoras de la planta (94 de 164), decretó huelga , ante la intransigencia de la empresa para atender su pliego de peticiones.

Una vez terminó la etapa de arreglo directo y la prórroga de 20 días sin llegar a un acuerdo, la organización sindical, con 85 votos a favor y uno en contra, votó la huelga. Al respecto su presidente, Duván Zea, señaló:

“Durante la negociación la empresa mostró una actitud positiva hacia el acuerdo, incluso logramos unos preacuerdos. Pero era una máscara, lo que buscaba era dilatar la negociación, dejar pasar el tiempo. Querían probarnos, mirar si éramos capaces de llegar a la instancia de la huelga. Cuando la asamblea del sindicato la decretó por mayoría absoluta, y advirtió que sí éramos capaces, nos presentaron una propuesta muy distinta a lo que teníamos preacordado. Aumentaron algo en lo económico pero quitaron lo relacionado con las evaluaciones y los procesos disciplinarios justos y transparentes, que el sindicato pueda hacer inducción a cada trabajador que entre. Además quiso amedrantar a los trabajadores, tratando de ponerlos en contra del sindicato; y planteó que la asamblea que votó la huelga había sido irregular. Pura presión”.

En el sector de la madera y sus subproductos, Tablemac, junto con Tríplex Pizano, es la empresa más grande del país por activos e ingresos. Su propiedad es colombo-brasilera y cuenta con 4 plantas de producción en Manizales, Guarne, Yarumal y Barbosa, que ahora está en cese de actividades.

Por su parte Juan Parra, presidente nacional de Sintrapulcar, sindicato de industria al cual también, por doble afiliación, pertenece el grueso de los trabajadores de Tablemac Barbosa, llamó la atención sobre la actitud antisindical de la empresa. Denunció el ilegal despido de 3 directivos y un fundador del nuevo sindicato, solo dos días después de éste haberse creado. Pero gracias a los recursos legales que se interpusieron la empresa los tuvo que reintegrar.

La negativa de Tablemac para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores no se compadece con su buen momento económico. En el primer semestre de este año tuvo ingresos operacionales por $60.262 millones, 14,1% más en comparación con igual periodo de 2011.

Tablemac fue fundada en 1988 en Manizales por empresarios paisas que aprovecharon los beneficios de ley otorgados a empresas de la zona de influencia del volcán del Ruíz. Recientemente tuvo inyección de capital de la brasileña Duratex, del grupo Itaú, que se convirtió en su mayor accionista, con el 25% de las acciones, con proyección a que sea al 40%.

Puntos principales del pliego

A parte del aumento y la nivelación salarial, toda vez que hay diversas escalas de salarios para personas que realizan idénticas funciones, un punto álgido del pliego tiene que ver con la mejora de las condiciones de seguridad en el trabajo, que el sindicato considera de alto riesgo. Hace un mes no más murió un operario por un accidente de trabajo. La idea es fortalecer la autonomía del Copaso de la empresa, que esté menos en pro de está y más a favor de los y las trabajadoras.

Hay también peticiones en cuanto a tablas de indemnización, permisos sindicales, primas, auxilios educativos y de vivienda, y otros beneficios que nunca han existido en Tablemac. Además un trato respetuoso por parte de algunos directivos, quienes se comportan de manera “déspota”.

“Esperamos la solidaridad del movimiento sindical, no solo en lo económico sino también apoyo en el conocimiento, pues somos una organización bastante joven y estamos aprendiendo”, indicó Duván Zea.

“Todos estamos muy unidos y así seguiremos. Estamos luchando por lo de nosotros, por lo justo, sin querer para nada perjudicar a la empresa. Esperamos que ésta se pronuncie y lleguemos a un acuerdo”, dijo por su parte Golbis Mañares, trabajador de Tablemac Barbosa, quien hoy, junto con sus compañeros, cumple 6 días de cese de actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.